Abrir menú principal

Devotazo es el nombre con el que se conoce la manifestación que se realizó en Buenos Aires, Argentina el 25 de mayo de 1973, día en que asumió la presidencia Héctor José Cámpora pidiendo la liberación de los presos políticos encarcelados durante el régimen de Onganía.

HistoriaEditar

 
Boleta electoral: Cámpora-Lima

En las elecciones del 11 de marzo de 1973 Cámpora había resultado ganador como candidato del Frente Justicialista de Liberación Nacional, un frente liderado por el Partido Justicialista, con casi el 50 % de los votos emitidos y una de sus propuestas, era la aprobación de una amnistía amplia para los delitos cometidos por "móviles políticos, sociales, gremiales o estudiantiles". La cuestión de los presos políticos había sido uno de los ejes de campaña del presidente electo, tal así que en su primer discurso presidencial anuncia el proyecto de ley para otorgar el indulto a los presos políticos.[1]

El día de la asunción, militantes de las organizaciones guerrilleras Fuerzas Armadas Revolucionarias, Fuerzas Armadas Peronistas, Ejército Revolucionario del Pueblo y Montoneros concurrieron masivamente al acto de la Plaza de Mayo y luego se desplazaron hacia la cárcel de Villa Devoto, a la que rodearon y comenzaron a presionar sobre las puertas.

La idea del gobierno era remitir un proyecto de ley de amnistía para su tratamiento inmediato por el Congreso Nacional, para no exponer tanto al recientemente ungido presidente (el indulto es facultativo del Presidente de la Nación, en tanto que la amnistía es facultativa del Congreso). La situación se tornó caótica por la presión popular y una virtual toma de las instalaciones por simpatizantes del ERP, FAP, Montoneros etc. Esteban Righi, que había asumido ese día como Ministro del Interior se negaba a reprimir a los manifestantes, por lo que alrededor de las 9 de la noche se ordenó la liberación inmediata de los presos políticos que allí se encontraban, realizando apresuradamente una lista de los que consideraban iban a ser beneficiados por la amnistía proyectada. No obstante ello, luego de la salida de los presos un grupo de manifestantes de izquierda persistió en permanecer en el lugar aduciendo que todavía quedaban presos sin liberar, hasta que la policía trató de expulsarlos con gases lacrimógenos. En esas circunstancias se produjo un tiroteo de resultas del cual murieron Carlos Miguel Sfeir y Oscar Horacio Lysak.[2][3]

Entre los fugados ilegalmente estaba François Chiappe, mafioso nacido en Córcega, que salió por la puerta de Devoto con los militantes revolucionarios liberados sin que nadie se lo impida. No figuraba en la lista de liberados elaborada por el Ministerio del Interior, pero sí aparecía en la preparada por el Servicio Penitenciario Federal.[4]

BibliografíaEditar

  • Historia del peronismo. La violencia (1956-1983). Buenos Aires. Javier Vergara Editor. 2008. ISBN 978-950-15-2433-8. 

ReferenciasEditar