Abrir menú principal

La diócesis de Añatuya es una de las once diócesis católicas de la República Argentina que integran la llamada Región Pastoral del Noroeste.[1]​ Junto con las diócesis de Concepción y de Santiago del Estero, la diócesis de Añatuya es sufragánea de la Arquidiócesis de Tucumán.[2]

Diócesis de Añatuya
Diœcesis Anatuyanensis
Catedral-añatuya.jpg

Escudo

Información general
Fecha de erección 10 de abril de 1961
Sede Añatuya
Región Región Pastoral del Noroeste
País ArgentinaBandera de Argentina
Catedral Nuestra Señora del Valle
Sufragánea de Arquidiócesis de Tucumán
Provincia eclesiástica Provincia Eclesiástica de Tucumán
Rito Romano
Jerarquía
Obispo Monseñor José Luis Corral, S.V.D.
Arzobispo metropolitano Monseñor Carlos Sanchez, arzobispo de Tucumán
Estadísticas
Población
- Católicos
(2006)
130 059 (88,4%)
Superficie 68 000 km²
Sitio web
http://www.diocesisdeanatuya.org.ar

La diócesis de Añatuya fue creada por el papa y beato Juan XXIII el 10 de abril de 1961, mediante la bula In Argentina[3]​ erigiéndose a partir de territorio perteneciente hasta entonces a la diócesis de Santiago del Estero. Su creación fue autorizada por la ley 15 804 del 17 de mayo de 1961. La diócesis abarca varios departamentos de la provincia de Santiago del Estero, a saber de norte a sur: Copo, Alberdi, Moreno, la zona oriental del departamento Figueroa (al E del río Salado del Norte), y los departamentos Juan Felipe Ibarra, General Taboada y Belgrano.[4]

A dioecesi quam diximus, has civiles regiones detrahimus, seu « Departamentos »: Copo, Alberdi, Matará, Moreno, General Taboada, Belgrano, et eam partem regionis Figueroa, quae ad orientem fluminis Salado sita est. Quas terras in dioecesis formam redigimus, Anatuyanensis appellandae, cuius fines erunt: ad septemtrionem, archidioecesis Saltensis ac dioecesis Resistenciae; ad orientem, dioeceses Resistenciae et Raphaëliensis, hodie erecta; ad occidentem, denique, et meridiem, dioecesis S. Iacobi de Estero, secundum cursum fluminis Salado. Novae dioecesis Sedes in urbe « Anatuya » collocabitur, cathedra vero Episcopi in templo S. Iosephi, Sponsi B. M. V., quod cathedralis dignitate honestabitur, cum iuribus congruis. Item et sacro Praesuli, cui dioecesis tradetur gubernanda, iura, honores, insignia damus sui gradus, impositis episcopalibus obligationibus. Anatuyanensis Ecclesia metropolitanae Sedi Tucumanensi erit suffraganea; similiter eius Antistes Metropolitae eiusdem Ecclesiae.
Parte de la bula In Argentina

Su primer obispo fue el siervo de Dios Jorge Gottau, sacerdote redentorista, quien tomó posesión el 1 de octubre de 1961 y estuvo al frente de la diócesis hasta el 19 de diciembre de 1992. Su lema episcopal era: «A Jesús por María». Gottau, a quien se le conoce como «el obispo de la promoción humana», fue obispo emérito hasta su muerte, el 24 de abril de 1994.

Adolfo Armando Uriona, sacerdote de los Hijos de la Divina Providencia que sigue el carisma de Luis Orione, fue ordenado obispo de la diócesis de Añatuya el 8 de mayo de 2004 en el Pequeño Cottolengo Argentino de Claypole, Buenos Aires, el 8 de mayo de 2004 por el cardenal Jorge Mario Bergoglio SDB, arzobispo de Buenos Aires, fueron co-consagrantes: Mons. Agustín Roberto Radrizzani SDB, obispo de Lomas de Zamora y Mons. Miguel Mykycej FDP, obispo eparca de los Ucranios. Su lema episcopal es: «Pasó haciendo el bien». Mons. Uriona preside además la «Comisión Episcopal de Ayuda a las Regiones Más Necesitadas».[5]​ Tomó posesión de la diócesis el 29 de mayo de 2004 y se despidió de la misma el 11 de noviembre de 2014 al ser nombrado obispo de la diócesis de Río Cuarto por decisión del papa Francisco el 4 del mismo mes. En octubre de 2015 el Papa designó como nuevo obispo de Añatuya a José Melitón Chávez, quien el 4 de diciembre del mismo año recibirá la ordenación episcopal y tomará posesión de su nueva responsabilidad

La diócesis de Añatuya es una de las diócesis materialmente más pobres de la República Argentina, y su lucha contra la pobreza se convirtió progresivamente en emblemática dentro de ese país.

Obispos de AñatuyaEditar

 
Jorge Gottau, primer obispo de la diócesis de Añatuya.

Desde su creación, el obispado de Añatuya fue regido sucesivamente por:[3]

El obispado tiene su sede en la Avda. España 150, Añatuya, provincia de Santiago del Estero.

Composición de la diócesisEditar

En 2016, la diócesis de Añatuya cuenta con:[7]

  • Una superficie de 68 000 km²
  • Una población de 148 900 habitantes, con 90 % de católicos.
  • Una densidad de 2,19 hab./km²
  • 23 parroquias
  • 311 iglesias y capillas
  • 34 sacerdotes (24 del clero diocesano y 10 del clero religioso)
  • 6 hermanos religiosos
  • 6 seminaristas mayores
  • 97 religiosas
  • 1 santuario
  • 1 monasterio femenino
  • 5 casas de religiosos
  • 22 casas de religiosas
  • 24 centros educativos

Patronos de la diócesisEditar

La santa patrona titular de la diócesis de Añatuya es Nuestra Señora del Valle, celebrada el 15 de agosto.[4]​ La catedral lleva el nombre «Nuestra Señora del Valle» y se ubica en Sarmiento 180, de la misma ciudad de Añatuya.

Como santos patronos secundarios se encuentran San José Obrero, celebrado el 1 de mayo, y San Francisco Solano, celebrado el 24 de julio.

Situación social de la diócesis de AñatuyaEditar

La diócesis abarca la zona más inhóspita de la provincia de Santiago del Estero y, sin dudas, una de las más yermas de la Argentina. La condición social de pobreza de la diócesis fue largamente evaluada y combatida por las autoridades.[8]​ La temperatura del aire con frecuencia supera los 40°C. Numerosos bañados (que los lugareños llaman a veces «esteros») y lagunas acompañan el recorrido del río Salado del Norte, que puede causar inundaciones graves por el escurrimiento muy lento del agua. El agua potable constituye un tema crítico: muchos pobladores sólo pueden utilizar agua de lluvia, porque el agua subterránea suele poseer niveles de sodio y arsénico incompatibles con el consumo.

Los caminos fangosos y precarios suelen ser de difícil tránsito, lo cual conforma otro punto arduo y complejo que dificulta gravemente cualquier progreso. Por esta misma razón, y por las grandes distancias a recorrer con medios sumamente escasos, la atención médica es definitivamente exigua en relación con los males que aquejan a los pobladores de la diócesis. Abundan los padecimientos endémicos como la enfermedad de Chagas-Mazza, enfermedades gastrointestinales, parasitosis, enfermedades cardíacas, hepáticas y renales, etc., la mayoría como consecuencia de la desnutrición, de la falta de higiene personal, de la escasez de agua potable y de las condiciones desesperanzadoras en que se vive, independientemente de algunos esfuerzos encomiables que se realizan.

Parte de la gente de la diócesis pareciera estar sujeta a vivir en la pobreza, y a veces en la pobreza extrema. Los niveles de desempleo y subempleo se encuentran entre los más elevados del país. A lo anterior se suma el problema educativo: la deserción escolar es alta, más allá de los esfuerzos que se hacen para mejorar el sistema.

La lucha contra la pobreza extremaEditar

El primer obispo de Añatuya, Gottau, se valió de todos los medios disponibles, tanto en ayuda por parte de otras regiones más prósperas de la Argentina como del extranjero, para combatir la pobreza. Fue Gottau quien propuso la creación de la «Colecta Nacional "Más por Menos"».[9]​ Esta colecta se efectúa anualmente y con creciente éxito en la Argentina desde hace más de cuatro décadas, con el fin principal de paliar las carencias materiales de las diócesis más necesitadas, encabezadas por la de Añatuya. En el presente, la «Comisión Episcopal de Ayuda a las Regiones Más Necesitadas» presidida por el obispo actual de Añatuya, Mons. Adolfo Uriona, es la encargada de organizar esa colecta.

Mons. Gottau, declarado «siervo de Dios» por la Iglesia Católica,[Nota 1]​ es llamado hoy el «obispo de la promoción humana», y considerado un símbolo en la lucha contra la pobreza extrema.[10]

Véase tambiénEditar

NotasEditar

  1. El tribunal para la causa de beatificación y canonización del siervo de Dios, Mons. Jorge Gottau, se constituyó el 29 de junio de 2010, y la comisión investigadora de la causa juró el lunes 6 de septiembre del mismo año.

ReferenciasEditar

  1. Conferencia Episcopal Argentina (2004). «Diócesis y prelaturas: regiones pastorales». Consultado el 23 de junio de 2011. 
  2. Conferencia Episcopal Argentina (27 de mayo de 2008). «Arquidiócesis de Tucumán». Archivado desde el original el 10 de septiembre de 2011. Consultado el 23 de junio de 2011. 
  3. a b David M. Cheney (20 de febrero de 2011). «Diocese of Añatuya». Catholic Hierarchy (en inglés). Consultado el 23 de junio de 2011. 
  4. a b Conferencia Episcopal Argentina (27 de mayo de 2008). «Diócesis de Añatuya». Archivado desde el original el 6 de marzo de 2016. Consultado el 23 de junio de 2011. 
  5. Agencia Informativa Católica Argentina (AICA). «Comisiones Episcopales». AICA On Line. Consultado el 23 de junio de 2011. 
  6. http://www.aica.org/guia-s-Q2lyY3Vuc2NyaXBjaW9uZXMgZWNsZXNp4XN0aWNhcw==-207
  7. Agencia Informativa Católica Argentina (2016). «Añatuya (Diócesis)». Consultado el 9 de febrero de 2016. 
  8. Obispado de Añatuya. «Diócesis de Añatuya: características». Archivado desde el original el 29 de julio de 2013. Consultado el 23 de junio de 2011. 
  9. CEA-Comisión de Ayuda a las Regiones más Necesitadas. «Colecta "Más por Menos"». Consultado el 23 de junio de 2011. 
  10. Pisano, Juan Carlos (2008). Jorge Gottau: El obispo de la promoción humana (1a edición). Buenos Aires (Argentina): San Pablo. ISBN 978-950-86-1816-0.