Figura de Dice en la sala de la Corte Suprema de Vermont State House.

Dice, Dicea o Diké (en griego antiguo Δίκη Díkê, ‘justicia’) es, en la mitología griega, la personificación de la justicia en el mundo humano. Según la Teogonía de Hesíodo, era hija de Zeus y Temis, y hermana de Eunomia e Irene.[1]​ Era considerada una de las Horas. Su equivalente en la mitología romana era Iustitia.

DescripciónEditar

Dice vigilaba actos de los hombres y se acercaba al trono de Zeus con lamentos cada vez que un juez violaba la justicia.[2]​ Era la enemiga de todas las falsedades, y la protectora de la sabia administración de la justicia,[3]​ y Hesiquia, esto es, la tranquilidad de espíritu, era su hija.[4]​ Con frecuencia se la llama auxiliar o consejera (πάρεδρος - paredro - o ξύνεδρος) de Zeus.[5]

En las tragedias, Dice aparece como una divinidad que castiga severamente toda injusticia, vela por el mantenimiento de la justicia y penetra en los corazones de los injustos con la espada hecha para ella por Aisa.[6]​ En este papel está estrechamente relacionada con las Erinias,[7]​ aunque su cometido no es solo castigar la injusticia sino también recompensar la virtud.[8]​ La idea de Dice como personificación de la justicia se desarrolla con mayor perfección en los dramas de Sófocles y Eurípides. Fue representada sobre el cofre de Cípselo como una hermosa diosa, tirando de Adicia (la injusticia) con una mano mientras con la otra sujetaba la vara con la que la golpeaba.[9]

En algunas fuentes se le da el nombre de Astrea.[10]

Dice AstreaEditar

Uno de sus epítetos era Astrea, refiriéndose a que tomaba como apariencia la constelación de Virgo. De acuerdo con lo que relata Arato acerca del origen de esta constelación, Dice vivió sobre la tierra durante la Edad de oro y la Edad de Plata clásicas, cuando no había guerras o enfermedades, los hombres todavía no sabían cómo navegar, y levantaban finas cosechas sin esfuerzo.[11]​ Con el tiempo, los humanos se volvieron codiciosos, y Dice enfermó al contemplarlo. Proclamó:

¡Contemplad cuál raza los padres de la edad de oro dejan tras de sí! ¡Pero vosotros criaréis una descendencia más vil! De cierto guerras y derramamientos de sangre crueles serán para los hombres y grave aflicción se establecerá sobre ellos.
—Arato, Phaenomena 123[12]

Tras hablar así, Dice abandonó a los hombres y se encaminó a las montañas pero cuando la raza de Bronce pobló la tierra, que estaba formada por hombres aún más perversos, Dice dejó definitivamente la tierra y voló hacia el cielo, donde formó la constelación de Virgo.

NotasEditar

  1. Hesíodo: Teogonía, 901.
  2. Hesíodo, Trabajos y días 239 y sig.
  3. Himno órfico 42, 61.
  4. Píndaro, Píticas viii.1; comp. Apolodoro i.3.1; Higino, Fábulas 183; Diodoro Sículo v.72.
  5. Sófocles, Edipo en Colono 1377; Plutarco, Vida de Alejandro 52; Arriano, Anábasis de Alejandro iv.9; Himno órfico 61, 2.
  6. Esquilo, Las coéforas 639 y sig.
  7. Esquilo, Las euménides 510.
  8. Esquilo, Agamenón 773.
  9. Pausanias v.18; comp. Eurípides, Hipólito 1172.
  10. Antonio Ruiz de Elvira, Mitología clásica, p.68, Madrid: Gredos (2000).
  11. Arato (1921). Callimachus, Hymns and Epigrams. Lycophron. Arato.. Loeb Classical Library 129. Mair, A. W. & G. R. (trans). Londres: William Heinemann. Phaenomena ll. 96-136. 
  12. http://www.theoi.com/Titan/Astraia.html

BibliografíaEditar

Véase tambiénEditar

Enlaces externosEditar

  • NAGY: The cult hero as an exponent of justice in Homeric poetry and beyond (El héroe de culto como exponente de la justicia en la poesía homérica y más allá), en The Ancient Greek Hero in 24 Hours (Las 24 horas del héroe griego antiguo), Harvard University Press, 2013.
    • Texto, en inglés, en el sitio del Centro de Estudios Helénicos (CHS o Center for Hellenic Studies), institución de Washington afiliada a la Universidad de Harvard y dirigida por el propio G. Nagy.
      • Para las citas: Nagy, Gregory. 2013. The Ancient Greek Hero in 24 Hours. Cambridge, MA: Harvard University Press, 2013.