Diego Fernández de Córdoba y Montemayor

militar español

Diego Fernández de Córdoba y Montemayor (1410castillo de Baena, 16 de agosto de 1481) fue un noble y militar castellano, I conde de Cabra y III señor de Baena, destacado por sus servicios militares durante el reinado de Enrique IV de Castilla. Era pariente cercano del rey Fernando el Católico.

Diego Fernández de Córdoba y Montemayor
I conde de Cabra
I vizconde de Iznájar
COA Count of Cabra.svg
Información personal
Nacimiento 1410
Fallecimiento 16 de agosto de 1481[1]
Baena (Córdoba)
Religión Católico
Profesión Militar
Familia
Dinastía Casa de Cabra
Padre Pedro Fernández de Córdoba y Rojas
Madre Juana de Córdoba y Montemayor
Cónyuge María Carrillo de Albornoz
Mencía Ramírez de Aguilera
Descendencia Véase descendencia
COA Count of Cabra.svg
Escudo de Diego Fernández de Córdoba y Montemayor

BiografíaEditar

Diego era miembro de la Casa de Córdoba cuyo genearca fue Fernán Núñez de Témez, esposo de Leonor, hija del adalid y alguacil mayor de Sevilla, Domingo Muñoz,[2]​ quienes estuvieron con el rey Fernando III en 1236 en la conquista de Córdoba. Era hijo de Juana de Montemayor y Córdoba y de Pedro Fernández de Córdoba y Rojas, II señor de Baena, hijo del primer matrimonio de Diego Fernández de Córdoba con Sancha García de Rojas.[3]​ Después de enviudar de Sancha, Diego volvió a casar con Inés de Ayala de quien tuvo a Marina Fernández de Córdoba,[4]​ la madre de Juana Enríquez, a su vez, madre del rey Fernando el Católico quien llamaba tío al primer conde de Cabra.[5]

Sucedió a su padre en el señorío de Baena y en los oficios de mariscal de Castilla, alguacil mayor, alférez mayor de Córdoba y alcalde de Cabra.[1]​ En 1439 consiguió que el monarca Juan II le otorgara el señorío sobre la villa de Cabra,[1]​ por sus esfuerzos militares en la frontera con el Reino nazarí. No obstante, en el conflicto que enfrentaría al monarca con los infantes de Aragón, Diego decidió apoyar a estos últimos, hecho que enfureció al soberano, llegándole a quitarle algunos de sus cargos públicos como alguacil mayor de Córdoba en favor de Pedro Fernández de Córdoba, señor de Aguilar. Este es probablemente el origen de la enemistad de estas dos casas emparentadas.[6]

Más adelante conseguiría el perdón real y Enrique IV elevó su señorío a condado de Cabra en 1455 por sus servicios militares en la campaña granadina. Se trataba del primer título nobiliario que conseguían la totalidad de los Fernández de Córdoba y el tercero de toda Andalucía. En 1462 desempeñó un papel relevante en la toma de Archidona[1]​, hecho por el que se le entregó la villa de Castro del Río, de la que no tomó posesión, por lo que se le concedieron a cambio la alcaida de Alcalá la Real y la donación de las villas de Iznájar, Rute y Zambra.[6]

Durante la guerra por la sucesión a la Corona castellana entre Enrique IV y su hermanastro Alfonso de Castilla, se mantuvo fiel al monarca. Por este hecho el rey le cedería la villa de Alcalá la Real, de la que ya era alcaide, así como la de Castillo de Locubín.[1]​ Tras la muerte de Alfonso de Castilla en 1468, se decantó por Isabel la Católica para ocupar el trono, queriendo evitar así que Juana la Beltraneja fuera entronizada.[6]

Cinco años antes de su muerte, acaecida el 16 de agosto de 1481, y a pesar de su avanzada edad, estuvo en el cerco de Baeza en 1476.[1]

Matrimonios y descendenciaEditar

Casó en primeras nupcias con María Carrillo de Albornoz y Venegas,[7]​ hija de Pedro Carrillo de Albornoz, IV señor de Santofimia,[5]Torrefranca, el Guijo y el Viso, mariscal de Castilla, y de Beatriz Venegas,[5]​ señora de los Alcaracejos. Nacieron de este enlace:

  • Pedro Fernández de Córdoba y Carrillo.
  • Diego Fernández de Córdoba y Carrillo de Albornoz (m. 1487), quien heredó los estados de su padre y fue II conde de Cabra, II vizconde de Iznájar, III señor de Baena, mariscal de Castilla y alguacil mayor de Córdoba.[7][5]
  • Martín de Córdoba y Carrillo (m. 1488), progenitor de los marqueses de la Puebla de los Infantes y otros títulos.
  • Sancho de Córdoba y Rojas, progenitor de los condes de Casa-Palma, marqueses de Miranda de Auta, y de los marqueses del Vado del Maestre y de Mendigorría y de los marqueses de Casa-Xara en Perú.
  • Gonzalo Carrillo de Córdoba (m. 1483), marido de María de Cervantes, tía trisabuela de Miguel de Cervantes, hija de Gonzalo de Cervantes y Beatriz Bocanegra, nieta paterna de Diego Gómez de Cervantes y María García de Cabrera y Sotomayor y nieta materna de Ambrosio Bocanegra y Beatriz Fernández Carrillo, de quien tuvo a:
    • Gonzalo Carrillo y Fernández de Córdoba, que huyó a Castelo de Vide, Portugal, después del alboroto del marqués de Priego en 1506, casado primera vez con la hija del judío Anirae, con descendencia extinta, y casado segunda vez con Catarina da Serra, con descendencia
  • Alonso Fernández de Córdoba.
  • María Carrillo de Córdoba, mujer de Martín Alfonso de Córdoba, IV señor de Alcaudete y Montemayor; abuelos del I conde de Alcaudete.
  • Francisca Carrillo de Córdoba.
  • Beatriz Carrillo de Córdoba, casada con Luis Portocarrero, VII señor de Palma de Río y de Almenara, sin sucesión.
  • Sancha Fernández de Córdoba, casada con Francisco Fernández de Córdoba y Benavides, V señor de Guadalcázar, progenitores de los marqueses de Guadalcázar.
  • Juana de Córdoba, monja en el convento de las Dueñas, y luego de Santa María, Córdoba.
  • Constanza de Córdoba, monja en el convento de las Dueñas, y luego de Santa María, Córdoba.

Casó en segundas nupcias con Mencía Ramírez de Aguilera,[5]​ hija de Francisco Ramírez de Valenzuela y de Beatriz de Aranda, siendo padres de:

  • Luis Fernández de Córdoba, de quien descienden por la rama femenina los condes de Puertollano.[5]​ Fue maestresala de los Reyes Católicos, y de su hija Juana I de Castilla.
  • Francisco Fernández de Córdoba, gentilhombre de cámara de Carlos I de España.
  • Francisca de Córdoba, religiosa en el convento de Santa Marta (Córdoba) y después fundadora del monasterio de Baena.
  • Mencía de Córdoba, religiosa igual que su hermana, siendo además priora perpetua del de Baena.

ReferenciasEditar

  1. a b c d e f Cabrera Sánchez, 1998, p. 68.
  2. Márquez de Castro, 1981, pp. 52 y 58.
  3. Márquez de Castro, 1981, p. 80.
  4. Márquez de Castro, 1981, p. 81.
  5. a b c d e f Márquez de Castro, 1981, p. 86.
  6. a b c «Diego Fernández de Córdoba | Real Academia de la Historia». dbe.rah.es. Consultado el 26 de abril de 2020. 
  7. a b Cabrera Sánchez, 1998, p. 69.

BibliografíaEditar

  • Cabrera Sánchez, Margarita (1998). Nobleza, oligarquía y poder en Córdoba al final de la Edad Media. Servicio de Publicaciones de la Universidad de Córdoba y Obra Social y Cultural de CajaSur. ISBN 84-7959-252-4. 
  • Márquez de Castro, Tomás (1981). Compendio histórico y genealógico de los títulos de Castilla y señoríos antiguos y modernos de la ciudad de Córdoba y su reyno. Edición y estudio preliminar de José Manuel de Bernardo Ares. Diputación Provincial de Córdoba. ISBN 84-500-4868-0. 
  • Quintanilla Raso, María Concepción (1980). Nobleza y señoríos en el Reino de Córdoba. La Casa de Aguilar (siglos XIV y XV). Córdoba: Publicaciones del Monte de Piedad y Caja de Ahorros de Córdoba. ISBN 84-72-31-479-0.