Abrir menú principal

Diego de la Serna (Olivares de Duero, 1639 – ¿?, 1706) fue un jurista español miembro del Consejo de Castilla y Caballero de la Orden de Calatrava.

Diego de la Serna
Información personal
Nacimiento 1639 Ver y modificar los datos en Wikidata
Olivares de Duero (España) Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 1706 Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Española Ver y modificar los datos en Wikidata
Educación
Educado en
Información profesional
Ocupación Jurista Ver y modificar los datos en Wikidata
Empleador
Alumnos Melchor Rafael de Macanaz Ver y modificar los datos en Wikidata
Conflictos Guerra de sucesión española Ver y modificar los datos en Wikidata

NacimientoEditar

Nació en Olivares de Duero, Valladolid, en 1639. Fue hijo de Lucas de la Serna (médico e hidalgo, natural de Villamelendro) y de María de Segovia (natural de Cornoncillo). Fue nieto, por línea paterna, de Andrés de la Serna (hidalgo natural de Villasila de Valdavia) y de Marina de Valderrábano (natural de Arenillas de San Pelayo); por línea materna era nieto de Antonio de Segovia Cantoral (natural de Palencia. Médico de Su Majestad y Catedrático de la Universidad de Valladolid[1]​) y de Antonia Sánchez de Robles (natural de Brozas, nieta de El Brocense)[2]​. Su sobrino-nieto fue Andrés Lorenzo García de Samaniego, I Marqués de la Granja.

Casó con Eugenia de Anaya y Quiñones en 1706[3]​.

CarreraEditar

Fue Licenciado en Leyes por la Universidad de Salamanca en 1661, obteniendo el grado de Doctor en 1665, y siendo Catedrático de Leyes en dicha Universidad. En 1678 es nombrado Fiscal de la Real Chancillería de Granada, del Consejo de Órdenes en 1696 y dos años después del Consejo de Castilla, donde consiguió plaza de consejero en 1699[4]​. Fue maestro de Melchor de Macanaz. Junto a su hermano, José de la Serna Cantoral, fue leal al bando austracista en la Guerra de Sucesión Española, lo que le causó el exilio en Alarcón (España) entre 1710 y 1714[5]​.

Obras y bibliofiliaEditar

Fue autor de varias obras:

  • Exercitationes iuris ciuilis, Salamanca, viuda de Sebastián Pérez, 1661[6]​.
  • Vindicias catholicas granatenses, León de Francia, 1706[7]​.

En 1706, asimismo, se le había dedicado la edición del Quijote que editó Antonio González de Reyes[8]​. Además, poseyó una amplia biblioteca, de la que donó parte a su sobrino Juan Antonio García de Samaniego, también Catedrático de la Universidad de Salamanca.

ReferenciasEditar