Dinastías meridionales y septentrionales

Dinastías meridionales y septentrionales (chino: 南北朝, Wade-Giles: Nan2pei3ch'ao2, pinyin: Nánběicháo) es el nombre que recibe en la periodización tradicional de la historia de China la etapa de desunión que siguió a la caída de la dinastía Jin, y que duró desde el año 420 hasta el año 589. Durante estos años, el sur y el norte de China estuvieron gobernados por dinastías diferentes.

Dinastías meridionales y septentrionales
← Jin Sui → 386 – 589
Southern and Northern Dynasties 440 CE.png
Wei N. y Liu Song hacia 440
Northern and Southern Dynasties 560 CE.png
Dinastías hacia 560
Norte Wei del Norte
386–535
Wei Oeste
535–557
Zhou Norte
557–581
Wei Este
534–550
Qi Norte
550–577
Sur Liu Song
420–479
Qi Sur
479–502
Liang
502–557
Chen
557–589
Liang Oeste
555–587
Esculturas budistas de la época de la dinastía Wei del Norte en las cuevas de Longmen, cercanas a Luoyang.

En realidad, la división había comenzado mucho años antes, con la invasión del norte de China por parte de pueblos nómadas no chinos procedentes del norte. En el año 316, la capital de la dinastía Jin, Luoyang, fue destruida en una invasión de los tuoba o tabgach, pueblo que fundaría en el año 386 la dinastía Wei del Norte. La dinastía Jin se vio obligada a refugiarse en el sur y los territorios de cultura china permanecerían divididos en dos entidades políticas hasta la reunificación lograda por la dinastía Sui en 589.

Aunque el norte ya estaba por entonces en manos de la primera de las dinastías septentrionales, los Wei del Norte, la fecha de comienzo de este periodo histórico se sitúa de manera convencional en el año 420, cuando la dinastía Jin refugiada en el sur llegó a su fin, y fue remplazada por la primera de las dinastías meridionales, la dinastía Liu-Song. El periodo llega a su fin cuando la dinastía Sui, proclamada en el norte en 581, derrota a la última de las dinastías meridionales, la dinastía Chen, en el año 589.

A pesar de la división política y de los enfrentamientos entre el norte y el sur, esta época se caracterizó por una intensa actividad artística debida fundamentalmente a la difusión del budismo, religión procedente de India, que, bajo el patrocinio de algunos emperadores, y pese a las persecuciones por parte de otros, se convertiría en una parte inseparable de la cultura china que se ha mantenido hasta nuestros días.

Lista de las dinastíasEditar

Dinastías septentrionalesEditar

Dinastías meridionalesEditar

Enlaces externosEditar