El dinocarion es una organización celular típica del grupo de protistas llamado Dinoflagellata. Los dinoflagelados tienen una gran importancia biológica y evolutiva, y presentan características estructurales únicas entre los organismos con núcleos celulares bien definidos.

El dinocarion se caracteriza por tener un núcleo único, grande y haploide. Los cromosomas permanecen condensados durante toda la interfase, en vez de solamente durante la mitosis. No hay huso acromático ni centriolo y los cromosomas no tienen centrómero, carecen de histonas y permanecen fijados a la membrana nuclear.

Dibujo donde se observan en el tercio inferior del cuerpo: el núcleo y el nucleolo oscuro en su interior. (Gary Calkins, 1901)

El núcleo celular varía en forma, tamaño y contenido de ADN. Las morfologías nucleares que se observan son: ovalada (Crypthecodinium cohnii), triangular (Gymnodinium dodgei), arriñonada (Alexandrium fundyense) y en u o v (Prorocentrum micans). El tamaño nuclear es muy amplio, va de 5 µm (micrómetros) como en Crypthecodinium cohnii, a 40 µm, como en Gymnodinium nelson.[1]

Esta clase de núcleo fue una vez considerado una forma intermedia entre el nucleoide de los procariontes y los núcleos verdaderos de los eucariontes, y fue llamado mesocarión, pero ahora se considera una forma avanzada más que primitiva.





ReferenciasEditar

  1. Gonzalez, Raquel (2007). «Los dinoflagelados un grupo excepcional.». Ciencias. Facultad de ciencias, Universidad Nacional Autónoma de México 103 (Jul-set 2007).