Disolución del parlamento

dispersión de una legislatura y posible posterior convocatoria de una elección

En los sistemas parlamentarios y algunos semipresidenciales, una disolución del parlamento es la dispersión de una legislatura y posible posterior convocatoria de una elección. Generalmente, una legislatura en dicho sistema debe ser disuelto al expirar un término constitucionalmente especificado. Las disoluciones tempranas se permiten en muchas jurisdicciones.

HistoriaEditar

El derecho de disolución viene del sistema parlamentario británico. Se considera en la teoría de gobierno parlamentario como la contraparte del poder que tiene el Parlamento o una cámara de derrocar al gobierno.[1]​ Cada poder (ejecutivo y legislativo) que tiene la capacidad de ser capaz de poner fin a la existencia del otro, un verdadero "equilibrio del terror" se mueve, lo que limita en gran medida la tentación de bloquear el funcionamiento de la fuente de oposición.

Característico de los sistemas parlamentarios, y que se encuentran en muchas constituciones de todo el mundo, el derecho de disolución, sin embargo, hoy en día rara vez se utiliza en su función original de la responsabilidad ministerial tiende a ser menos y menos a menudo puesto involucrados - la existencia de mayorías estables y disciplinados en los parlamentos de hecho hace que la hipótesis de una caída poco probable que el gobierno. De este modo asistido a diferentes usos del derecho de disolución.

AustraliaEditar

Parlamento de AustraliaEditar

La Cámara de Representantes, pero no el Senado, puede ser disuelto en cualquier momento por el Gobernador General por recomendación del Primer Ministro. El término de la Cámara expira 3 años después de su primera reunión si no se disolvió antes. El Gobernador General puede disolver el Senado sólo cuando se invocan las disposiciones de doble disolución, en cuyo caso la Cámara de Representantes también se disuelve al mismo tiempo. Hay una convención donde el gobernador general ordena solamente una disolución en el consejo del primer ministro. Esta convención se rompió en 1975, resultando en una crisis constitucional muy grave en Australia, cuando el gobernador general, Sir John Kerr, ejerció controversialmente sus poderes de reserva y despidió al gobierno de la mayoría federal del primer ministro laborista Gough Whitlam.

Parlamento de VictoriaEditar

A diferencia del Parlamento de la Commonwealth, el Primer Ministro y el Gobernador de Victoria tienen muy poca discreción para disolver el Parlamento de Victoria. Tanto la Asamblea Legislativa como el Consejo Legislativo se disuelven automáticamente veinticinco días antes del último sábado de noviembre cada cuatro años. Sin embargo, el Gobernador puede disolver la Asamblea Legislativa si se aprueba una moción de no confianza en el Primer Ministro y en los demás Ministros de Estado y no se aprueba ninguna moción de confianza dentro de la próxima semana. Por último, el Primer Ministro puede aconsejar al Gobernador que disuelva ambas casas en caso de un impasse.

CanadáEditar

La Cámara de los Comunes, pero no el Senado, puede ser disuelto en cualquier momento por la Reina de Canadá o por el Gobernador General, convencionalmente por consejo del Primer Ministro. En caso de crisis constitucional, la Corona puede actuar por su cuenta sin el asesoramiento de otro órgano parlamentario. Además, la Cámara de los Comunes se disuelve automáticamente después de cinco años, aunque ninguna Cámara de los Comunes todavía ha sobrevivido tanto tiempo.

Las diputaciones provinciales también pueden ser disueltas en cualquier momento por las mismas razones, por el Teniente Gobernador por recomendación del Primer Ministro. Columbia Británica, Ontario, Terranova y Labrador, la Isla del Príncipe Eduardo y los Territorios del Noroeste han establecido fechas de elecciones fijas.

FinlandiaEditar

El Presidente de Finlandia puede disolver el Parlamento. Según la constitución de 2000, puede hacerlo solo tras la propuesta del primer ministro, tras haber escuchado a los grupos parlamentarios y estando el parlamento en sesión. Anteriormente el presidente tenía poder unilateral para disolver el parlamento.

FranciaEditar

La Asamblea Nacional de Francia puede ser disuelta por el Presidente de Francia en cualquier momento, previa consulta con el Primer Ministro y los presidentes de las dos cámaras parlamentarias. La Asamblea Nacional elegida después de dicha disolución no podrá ser disuelta dentro del primer año de su mandato.

AlemaniaEditar

De acuerdo con la constitución alemana, el Bundestag puede ser disuelto por el Presidente de Alemania si el canciller pierde un voto de confianza, o si un nuevo Bundestag no puede elegir un canciller con mayoría absoluta. La segunda posibilidad nunca ha ocurrido todavía, pero el Bundestag se disolvió en 1972, 1982 y 2005, cuando los entonces cancilleres Brandt, Kohl y Schröder deliberadamente perdieron votos de confianza para que pudiera haber nuevas elecciones. En las dos últimas ocasiones el decreto de disolución fue impugnado sin éxito ante el Tribunal Constitucional. Ningún presidente ha rechazado todavía una disolución del Bundestag cuando la opción vino a él.

El Bundestag se disuelve automáticamente cuatro años después de la última elección general, y la mayoría de los Bundestags han durado todo el período.

El segundo cuerpo legislativo federal, el Bundesrat, no puede disolverse, ya que sus miembros son los gobiernos de los estados federales como tales, más que individuos específicos.

EspañaEditar

En España, las legislaturas son de 4 años, disolviéndose automáticamente por el rey de España las Cortes Generales transcurrido dicho plazo.

También el rey, por decisión del presidente del Gobierno y previa deliberación del Consejo de Ministros, debe disolver anticipadamente el Parlamento. Solamente hay tres supuestos en que está vetado este procedimiento:

  • Estando en trámite una moción de censura.
  • No habiendo transcurrido al menos un año desde la última convocatoria de elecciones.
  • Estando en vigor el estado de alarma, excepción y/o sitío en todo o en parte del territorio nacional.

Como caso excepcional (sólo ocurrió el elecciones generales de 2015), si tras dos meses después de una investidura fallida, no hay presidente, el rey disolverá las Cortes.

En cuanto al cese del Gobierno acordada por el Parlamento, en la etapa democrática solamente ha ocurrido una vez. Fue en junio de 2018, cuando el Congreso de los Diputados cesó al segundo Gobierno de Mariano Rajoy.

Hong KongEditar

En Hong Kong, el Jefe del Ejecutivo, que es jefe del territorio y jefe de gobierno, tiene el poder de disolver el Consejo Legislativo si no aprueba el proyecto de ley de asignaciones o cualquier otro proyecto importante, o si aprueba un proyecto de ley pero Ella se niega a dar asentimiento. En este último caso, si el Consejo Legislativo aprueba el proyecto de ley con mayoría de dos tercios, el Director Ejecutivo tiene que renunciar. Esto no ha ocurrido desde 1997. Antes de 1997, el Consejo Legislativo podría ser disuelto a gusto del Gobernador.

IndiaEditar

El poder legislativo está constitucionalmente conferido por el Parlamento de la India, de quien el presidente es el jefe, para facilitar el proceso de elaboración de la ley según la constitución (artículo 78, artículo 86, etc.). El Presidente convoca a ambas Casas (el Lok Sabha y el Rajya Sabha) del Parlamento y las proroga. Puede disolver el Lok Sabha

IrlandaEditar

Dáil Éireann (la cámara baja) puede ser disuelto por el Presidente, siguiendo el consejo del Taoiseach. El Presidente sólo puede negar tal disolución si el Taoiseach ha perdido la confianza del Dáil, a través de un voto de no confianza (o, se podría argumentar, después de que un presupuesto u otro proyecto de ley importante no se ha aprobado). Esto nunca ha sucedido y, en el pasado, Taoisigh ha pedido disoluciones antes de que se hayan producido votos de desconfianza, a fin de forzar una Elección General en lugar de una entrega de Gobierno. Un Dáil debe ser disuelto, y luego una Elección General celebrada, dentro de los cinco años de su primera reunión.

Hay dos casos notables cuando el Presidente no disolvió Dáil Éireann: 1989 y 1994. En primer lugar, el recién elegido Dáil no eligió un Taoiseach cuando se reunió por primera vez (y en varias reuniones después). El titular del Taoiseach, Charles Haughey, fue obligado constitucionalmente a renunciar, sin embargo, inicialmente se negó. Él finalmente presentó su dimisión al presidente Hillery y permaneció como Taoiseach en capacidad de actuar. En el cuarto intento, el Dáil re-eligió a Haughey como Taoiseach. Si hubiera solicitado una disolución, probablemente habría sido aceptada por el Presidente alegando que el Dáil no podía constituir un Gobierno, pero el Presidente también tendría derecho a denegarlo. Se cree que Haughey optó por no hacerlo, debido a las encuestas de opinión que se mostraban pobres a su partido Fianna Fáil, que perdería asientos en una segunda elección general.

En 1994, Albert Reynolds renunció como Taoiseach cuando el Partido Laborista dejó una coalición con Fianna Fáil, pero no pidió una disolución, para que su sucesor en Fianna Fáil pudiera forjar una nueva coalición con el Partido Laborista. Sin embargo, la mano de obra llegó al Gobierno con el principal partido de oposición, Fine Gael. Se ha especulado que el presidente en ese entonces, Mary Robinson, no habría permitido una disolución si Reynolds hubiera pedido una. Hasta la fecha, ningún Presidente ha rechazado una disolución.

Una característica del sistema irlandés es que aunque el Dáil se disuelve, Seanad Éireann (el Senado) no es, y puede continuar reuniéndose durante una campaña electoral para el Dáil. Sin embargo, como muchos miembros de la Seanad suelen participar en las campañas electorales para el Dáil, el Seanad no suele reunirse a menudo, si es que, una vez que el Dáil se disuelve. Una elección general para el Seanad debe tener lugar dentro de 90 días de la elección del nuevo Dáil.

ItaliaEditar

En Italia, el Presidente tiene la autoridad para disolver el Parlamento y, en consecuencia, convocar nuevas elecciones, hasta que se amplíen los poderes del antiguo Parlamento. Sin embargo, el Presidente pierde esta autoridad durante los últimos seis meses de su mandato de siete años, a menos que ese período coincida, al menos en parte, con los últimos seis meses del mandato de cinco años del Parlamento, según reza la constitución así:[2]

El Presidente de la República podrá, en consulta con los presidentes del Parlamento, disolver una o ambas Cámaras del Parlamento y no podrá ejercer tal derecho durante los últimos seis meses del período presidencial, a menos que dicho período coincida total o parcialmente Con los últimos seis meses del Parlamento
Artículo 88 de la Constitución de la República Italiana

En la práctica, después de la dimisión del Gobierno, que puede ser libremente decidida por el Primer Ministro, o puede ser causada por un voto de no confianza del Parlamento, o después de las elecciones generales, el Presidente tiene que consultar a los oradores de las Casas, Las delegaciones de los grupos parlamentarios y los senadores de por vida tratan de encontrar a alguien que podría ser nombrado Primer Ministro y dirigir un nuevo Gobierno con la confianza de ambas Cámaras. El Presidente disuelve el Parlamento sólo si los grupos no consiguen un acuerdo para formar una coalición mayoritaria. Por lo tanto, el poder real de disolución es en la práctica compartido también por el Parlamento, los partidos políticos y por el primer ministro saliente, si todavía tiene influencia sobre ellos.

Desde que la Constitución entro en vigor (1948), el Parlamento italiano fue disuelto 9 veces antes de su mandato de 5 años: en 1972, 1976, 1979, 1983, 1987, 1994, 1996 y 2008

JapónEditar

En Japón, la Cámara de Representantes de la Dieta Nacional (parlamento) puede ser disuelta en cualquier momento por el Emperador, por consejo del Gabinete, encabezado por el Primer Ministro. La Constitución de Japón especifica que todos los miembros de la Cámara pueden cumplir un mandato de cuatro años. Hasta ahora, sin embargo, los parlamentos se han disuelto prematuramente con la excepción de la disolución del 9 de diciembre de 1976.[3]

La Cámara de Consejeros, sin embargo, no puede ser disuelta sólo puede quedar cerrada, y puede, en tiempos de emergencia nacional, ser convocada para una sesión de emergencia. Sus miembros tienen un mandato de seis años fijo, con la mitad de los escaños, y el Presidente de los Consejeros, a la reelección cada tres años.[3]

El Emperador convoca la Dieta y disuelve la Cámara de Representantes, pero sólo lo hace por consejo del Gabinete.

Nueva ZelandaEditar

El Parlamento puede ser disuelto o prorrogado en cualquier momento en su período de tres años por el Gobernador General, generalmente por consejo del Primer Ministro.

PerúEditar

En el Perú, según lo dictado en el artículo 134 de la Constitución de 1993, el Presidente del Perú está facultado para disolver el Congreso de Perú si este ha negado su confianza o censurado a dos Consejos de Ministros. Luego de disuelto este, deberán realizarse elecciones desde los cuatro meses de la fecha de disolución. El Presidente no puede disolver el Congreso en el último año de su mandato. El congreso una vez disuelto ya no tiene poder El caso más peculiar fue la disolución del congreso el 5 de abril de 1992 por Alberto Fujimori Fujimori Y el otro caso del día 30 de septiembre del 2019 por el presidente Martín Alberto Vizcarra Cornejo que lo denominaron como un cierre congresal "Fáctico".

RumaníaEditar

Según la Constitución rumana, votada en 1991 y revisada en 2003, el Presidente sólo puede disolver el Parlamento si éste rechaza dos candidatos consecutivos propuestos por el Presidente para la función de Primer Ministro. Ambas casas pueden ser disueltas. No se ha producido disolución del Parlamento en Rumanía desde 1991.

RusiaEditar

En virtud de los artículos 111 y 117 de la Constitución de Rusia, el Presidente de la Federación de Rusia puede disolver la Duma si no expresa su confianza en el Gobierno de Rusia o rechaza tres veces a su candidato propuesto al Primer Ministro ruso. Antes de la promulgación de la nueva constitución, el presidente Boris Yeltsin había disuelto el Congreso de los Diputados del Pueblo y el Soviet Supremo durante la crisis constitucional de Rusia de 1993. Aunque no tenía los poderes constitucionales formales para hacerlo.

Reino UnidoEditar

Parlamento del Reino UnidoEditar

En virtud de la reforma electoral de 2011, el Parlamento se disuelve automáticamente en 25 días hábiles antes de las elecciones generales. Las elecciones tienen lugar cinco años después de las elecciones generales anteriores, pero pueden celebrarse antes si el presidente del Gobierno pierde una moción de confianza o si dos tercios de los miembros de la Cámara de los Comunes respaldan una iniciativa en este sentido presentada por el presidente del Gobierno.

Asamblea Regional de EscociaEditar

En virtud del artículo 2 de la Ley Electoral de Escocia, aprobada en 1998, las elecciones autonómicas en Escocia se celebran el primer jueves de mayo cada cuatro años (1999, 2003, 2007, etc.) La fecha de la votación puede variar hasta un mes, y son convocadas libremente por la reina, a propuesta del presidente regional escocés. Sin embargo, el artículo 4 de la Ley Electoral del Reino Unido de 2011 ha aplazado las elecciones autonómicas que se hubieran celebrado del 7 de mayo de 2015 al 5 de mayo de 2016 para evitar que coincida con las elecciones generales del Reino Unido fijadas en virtud de esa ley.

En virtud del artículo 3 de la Ley Electoral de Escocia de 1998, si el propio parlamento autonómico resuelve su disolución (con al menos dos tercios de los diputados que voten a favor), o si el parlamento no es capaz de designar a uno de sus miembros como nuevo presidente autonómico de Escocia en cierto plazo, la reina está obligada a disolver el parlamento autonómico y a convocar nuevas elecciones autonómicas en la fecha propuesta por el presidente escocés en funciones. Este acto es llevado a cabo por proclamación real.

Asamblea Regional de GalesEditar

En virtud de la Ley Electoral de Gales de 2014, las elecciones autonómicas galesas se celebran el primer jueves de mayo cada cinco años. Esta prórroga de un período de cuatro a cinco años fue diseñada para evitar que las elecciones al parlamento autonómico entraran en conflicto con las elecciones generales después de la reforma de la Ley Electoral de 2011.

VenezuelaEditar

La Constitución de 1999 faculta, a través de diversos artículos, al presidente de la República para disolver la Asamblea Nacional.

El Artículo 236 de la Carta Magna establece cuáles son las funciones a realizar por el primer mandatario nacional; el numeral 21 de este apartado señala que una de las atribuciones del presidente es: “Disolver la Asamblea Nacional en el supuesto establecido en esta Constitución”.

En el enunciado 240 se explica que se procederá a disolver el Parlamento cuando en un mismo período constitucional la Asamblea apruebe la remoción del vicepresidente del país por medio del voto censura, tres veces.

Se aclara además que el decreto de disolución del congreso venezolano conlleva a la convocatoria de elecciones para una nueva legislatura, las cuales se deberán realizar en los 60 días siguientes.Aunado a ello, este apartado señala que el parlamento no se podrá disolver durante el último año de su periodo constitucional.[4]

ReferenciasEditar

  1. Las relaciones de gobierno entre el poder ejecutivo y el parlamento. Fondo Editorial PUCP. 1 de enero de 2003. ISBN 9789972425325. Consultado el 22 de diciembre de 2016. 
  2. «The Italian Constitution». The official website of the Presidency of the Italian Republic. 
  3. a b «The Constitution of Japan». Prime Minister of Japan and His Cabinet. 3 de noviembre de 1946. Archivado desde el original el 14 de diciembre de 2013. Consultado el 14 de febrero de 2014. 
  4. «La Constitución faculta al presidente para disolver la Asamblea Nacional». www.diariodelosandes.com. Archivado desde el original el 23 de diciembre de 2016. Consultado el 22 de diciembre de 2016.