Domo de lava

En vulcanología, un domo de lava o domo tapón es un montículo aproximadamente circular que se origina en una erupción lenta de lava viscosa de un volcán (por lo general riolita y/o dacita). La viscosidad, o adherencia, de la lava no permite que la lava fluya demasiado lejos de su chimenea antes de solidificarse. Los domos pueden alcanzar alturas de varios cientos de metros, y pueden crecer lentamente y en forma continua durante meses e incluso años. Los lados de estas estructuras están formados de trozos inestables de roca. Debido a la posibilidad de acumulación de presión de gas, el domo puede a lo largo de su historia sufrir erupciones explosivas. Cuando una parte de un domo de lava colapsa cuando aún contiene roca fundida y gases, puede producir un flujo piroclástico, que es una de las formas más letales de incidentes volcánicos. Otros peligros relacionados con los domos de lava son la destrucción de propiedades, incendios forestales, y lahars iniciados por flujos piroclásticos en proximidades de zonas de nieve o hielo. Los domos de lava son uno de los principales rasgos de estratovolcanes en todo el mundo.

Uno de los Mono Craters, un ejemplo de un domo de riolita.
Domo de riolita en el Novarupta en el parque nacional y Reserva Katmai, Alaska. Fue el evento inicial de una gran erupción en 1912, que causó el colapso de la cumbre del Katmai en las proximidades y que creó el Valle de las diez mil humaredas.
Domos de lava en el cráter del monte Santa Helena.

Algunos de los domos de lava más activos del mundo incluyen los ubicados en el monte Merapi en la zona central de Java en Indonesia, Soufriere Hills en Montserrat, y el monte Santa Helena en Washington. Lassen Peak en el norte de California, es uno de los mayores domos de lava del mundo y se distingue por ser el único volcán de la cordillera Cascade además del monte Santa Helena que ha hecho erupción (19141921) en el siglo XX.

Los domos pueden construirse en el interior del volcán sin llegar a emerger, en cuyo caso pueden aflorar con el paso del tiempo debido a su resistencia a la erosión, formando entonces agujas rocosas que destacan en el paisaje y que en muchas regiones hispanohablantes reciben el nombre de "Bufa" "Peña" "Pitón" o "Roque".

Dinámica de los domosEditar

 
Los domos de lava en el cráter del Monte Santa Helena.

Los domos de lava evolucionan de forma impredecible, debido a la dinámica no lineal causada por la cristalización y desgasificación de la lava altamente viscosa en el conducto del domo. [1]​ Las cúpulas sufren varios procesos como el crecimiento, el colapso, la solidificación y la erosión.[2]

Los domos de lava crecen por endogenia crecimiento de domos o exogenia crecimiento de domos. El primero implica la ampliación de un domo de lava debido a la afluencia de magma al interior del domo, y el segundo se refiere a lóbulos discretos de lava emplazados sobre la superficie del domo.[3]​ Es la alta viscosidad de la lava la que impide que fluya lejos del respiradero del que se extruye, creando una forma de domo de lava pegajosa que luego se enfría lentamente in situ. [Las espinas de lava y los flujos de lava son productos extrusivos comunes de los domos de lava.[4]​ Los domos pueden alcanzar alturas de varios cientos de metros, y pueden crecer lenta y constantemente durante meses (por ejemplo, el volcán Unzen), años (por ejemplo, el volcán Soufrière Hills), o incluso siglos (por ejemplo, el volcán Monte Merapi). Las laderas de estas estructuras están compuestas por escombros rocosos inestables. Debido a la acumulación intermitente de presión de gas, los domos en erupción pueden experimentar a menudo episodios de erupción explosiva con el tiempo.[5]​ Si parte de un domo de lava colapsa y expone el magma presurizado, se pueden producir flujos piroclásticoss.[6]​ Otros peligros asociados a los domos de lava son la destrucción de propiedades a causa de flujos de lava, incendios forestaless, y lahars desencadenados a partir de la re-movilización de cenizas y escombros sueltos. Los domos de lava son una de las principales características estructurales de muchos estratovolcanes en todo el mundo. Los domos de lava son propensos a explosiones inusualmente peligrosas, ya que pueden contener lava rica en sílice riolítica.

Las características de las erupciones de los domos de lava incluyen una sismicidad superficial, de largo período e híbrida, que se atribuye al exceso de presiones de fluidos en la cámara de ventilación que contribuye. Otras características de los domos de lava son su forma de domo semiesférico, los ciclos de crecimiento del domo durante largos períodos y los inicios repentinos de la actividad explosiva violenta.[7]​ La tasa media de crecimiento de los domos puede utilizarse como un indicador aproximado de la tasa de suministro de magma, pero no muestra ninguna relación sistemática con el momento o las características de las explosiones de los domos de lava.[8]​ El colapso gravitacional de un domo de lava puede producir un flujo de bloques y cenizas.[9]

Dependiendo de la topografía del sitio de salida de lava y su composición, el domo puede adoptar una forma y dinámica particular:[10][11]

  • si la lava es extremadamente viscosa, puede solidificarse en la cámara de magma que se comportará como la cámara de un pistón expulsando su contenido; esto da como resultado una masa de lava sólida "domo torta";
  • si la lava es un poco menos viscosa, formará un domo compuesto por agujas de lava que colapsan y cuyos escombros se acumulan a sus pies, formando un "domo peleean";
  • si el terreno es relativamente plano, horizontal y la lava bastante fluida, el domo de lava fluirá lo suficiente como para formar un domo con lados empinados y una parte superior aplanada "domo coulee";
  • si el terreno es inclinado y la lava bastante fluida, el domo de lava fluirá en una dirección para formar un "domo de flujo";
  • si la lava no llega a la superficie, puede acumularse dentro del volcán formando un "criptodomo".

ReferenciasEditar

  1. Melnik, O; Sparks, R. S. J. (4 de noviembre de 1999), «Dinámica no lineal de la extrusión de domos de lava», Nature 402 (6757): 37-41, Bibcode:...37M 1999Natur.402 ...37M, S2CID 4426887, doi:10.1038/46950 .
  2. Darmawan, Herlan; Walter, Thomas R.; Troll, Valentin R.; Budi-Santoso, Agus (12 de diciembre de 2018). org/articles/18/3267/2018/ «Debilitamiento estructural del domo del Merapi identificado por fotogrametría de drones tras la erupción de 2010». Natural Hazards and Earth System Sciences (en inglés) 18 (12): 3267-3281. ISSN 1561-8633. doi:10.5194/nhess-18-3267-2018. 
  3. Fink, Jonathan H., Anderson, Steven W. (2001), "Lava Domes and Coulees", in Sigursson, Haraldur (ed.), Encyclopedia of Volcanoes, Academic Press, pp. 307–319.
  4. Calder, Eliza S.; Lavallée, Yan; Kendrick, Jackie E.; Bernstein, Marc (2015). The Encyclopedia of Volcanoes. Elsevier. pp. 343–362. doi:10.1016/b978-0-12-385938-9.00018-3. ISBN 9780123859389.
  5. Heap, Michael J.; Troll, Valentin R.; Kushnir, Alexandra R. L.; Gilg, H. Albert; Collinson, Amy S. D.; Deegan, Frances M.; Darmawan, Herlan; Seraphine, Nadhirah; Neuberg, Juergen; Walter, Thomas R. (7 de noviembre de 2019). «La alteración hidrotermal de los domos de lava andesítica puede conducir a un comportamiento volcánico explosivo». Nature Communications (en inglés) 10 (1): 5063. ISSN 2041-1723. 
  6. Parfitt, E.A.; Wilson, L (2008), Fundamentals of Physical Volcanology, Massachusetts, USA: Blackwell Publishing, p. 256 .
  7. Sparks, R.S.J. (August 1997), «Causes and consequences of pressurisation in lava dome eruptions», Earth and Planetary Science Letters 150 (3–4): 177-189, Bibcode:1997E&PSL.150..177S, doi:10.1016/S0012-821X(97)00109-X .
  8. Newhall, C.G.; Melson., W.G. (September 1983), «Explosive activity associated with the growth of volcanic domes», Journal of Volcanology and Geothermal Research 17 (1–4): 111-131, Bibcode:1983JVGR...17..111N, doi:10.1016/0377-0273(83)90064-1 .)
  9. Cole, Paul D.; Neri, Augusto; Baxter, Peter J. (2015). «Chapter 54 – Hazards from Pyroclastic Density Currents». En Sigurdsson, Haraldur, ed. Encyclopedia of Volcanoes (2nd edición). Amsterdam: Academic Press. pp. 943-956. ISBN 978-0-12-385938-9. doi:10.1016/B978-0-12-385938-9.00037-7. 
  10. Lava Domes en Oregon State University
  11. Francis, P., Oppenheimer, C. 2004. Volcanoes. 2nd Ed. Oxford University Press, New York.

Enlaces externosEditar