Duplicación del cubo

La duplicación del cubo, también conocida como el problema de Delos,[1]​ describe una cuestión geométrica que consiste en construir un cubo que tenga el doble de volumen que un cubo dado. Es uno de los tres problemas clásicos de la matemática antigua, que ya había sido formulado en el siglo V antes de Cristo en la Antigua Grecia. Sería en el siglo XIX cuando se demostró que el problema no se puede resolver utilizando exclusivamente regla y compás.

Cubo inicial (verde) y cubo con el volumen del primero duplicado (azul)

Planteamiento generalEditar

Un cubo inicial con una arista de longitud   (denominado cubo unidad) tiene el volumen   Si se define un segundo cubo con longitud de arista   con el doble de volumen, entonces   La nueva longitud de arista   es la raíz cúbica de  , es decir,  . Este resultado se puede determinar usando el cálculo infinitesimal, pero no se puede construir en un número finito de pasos a partir de un segmento de longitud dada usando exclusivamente un compás y una regla sin marcar.

El problema de duplicar el cubo exclusivamente con las herramientas que Euclides usó en sus Elementos, es decir, con regla y compás se puede traducir al lenguaje algebraico, lo que permite demostrar la imposibilidad de su construcción, tal y como probó por primera vez el matemático francés Pierre Wantzel en 1837. Sin embargo, es muy probable que Carl Friedrich Gauss ya conociera la evidencia de este hecho, aunque nunca dejó constancia del mismo.

Existen problemas idénticos cuando el volumen del cubo se incrementa por ejemplo en 3, 4, 5, 6 o 7 veces el volumen original. Por otro lado, la tarea de aumentar 8 veces el volumen de un cubo dado, no sería un problema, porque la raíz cúbica de 8 puede extraerse fácilmente, y la duplicación resultante de la longitud de la arista se obtiene directamente.

Si la restricción se debilita y se permite una ayuda adicional, como introducir marcas en una regla o curvas especiales, entonces es posible la construcción de un cubo con el doble de volumen. Un cierto número de estas posibles soluciones ya se conocían en la antigüedad clásica.

Historia en el mundo antiguoEditar

 
Relación entre el volumen y la longitud de la arista de un cubo. El cubo inicial es el cubo unidad, con longitud de arista  

La fuente antigua más importante sobre la duplicación del cubo es el comentario de Eutocio sobre el texto de Arquímedes "Acerca de la esfera y el cilindro" ("Περὶ σφαίρας καὶ κυλίνδρου"), en el que se recogen varios enfoques de antiguos matemáticos.[2]​ Entre otras cosas, el problema se cita literalmente en una carta del erudito Eratóstenes (alrededor del 275-194 a.C.) a un rey de nombre Ptolomeo (probablemente, Ptolomeo III o Ptolomeo IV) (se ha demostrado que la carta es una reproducción auténtica de la carta original) en la que el científico menciona al gobernante la cuestión de doblar el cubo.[3]​ Como la evidencia más antigua de este problema matemático, Eratóstenes cita a "uno de los viejos poetas de la tragedia" ("τῶν ἀρχαίων τρχαίων τινὰ τραγῳδοποιῶν"), en cuya obra el rey mítico Minos desea aumentar el tamaño de la sepultura de su hijo Glauco, y ordena al constructor duplicar el volumen pero manteniendo la forma de cubo original.[4]​ Se sabe que los tres autores atenienses más importantes de tragedias del siglo V a.C., Esquilo, Sófocles y Eurípides, trataron la leyenda de Minos y Glauco en alguna de sus obras; aunque es posible que la cita provenga de una tragedia de un autor completamente diferente.[5]

La designación alternativa "Problema de Delos" se remonta a un episodio que Eratóstenes también cita en su carta,[4]​ pero que también es descrito por varios otros autores antiguos (incluidos Plutarco y Teón de Esmirna) y que, desde un punto de vista erudito, bien podría estar basado en un hecho histórico real: durante una grave epidemia, los residentes de la isla de Delos pidieron consejo al oráculo sobre lo que podían hacer para mejorar su situación. El oráculo les había ordenado que duplicaran el tamaño del altar de forma cúbica existente en el Templo de Apolo, es decir, su volumen. Los arquitectos de Delos, sin embargo, no sabían cómo resolver la cuestión, por lo que pidieron consejo a Platón (428/427-348/347 a.C.).[4]​ El problema llegó a oídos de Arquitas, Eudoxo de Cnido y Menecmo, cada uno de los cuales abrió diferentes enfoques para solucionarlo. Sin embargo, según Plutarco, Platón criticó sus enfoques porque, según él, al utilizar métodos mecánicos destruían la principal "bondad" de la geometría, su elegancia.[6]​ Curiosamente, en el comentario de Arquímedes de Eutocio, Platón también atribuye su propia solución mecánica al problema de Delos (véase la sección correspondiente). A menos que se trate de un Platón diferente al famoso filósofo, de acuerdo con la opinión predominante de los investigadores, es probable que sea una atribución incorrecta.[7]

Problemas similares al de la construcción de altares (pero con el problema de doblar un cuadrado en lugar de un cubo) figuran en los textos védicos de la India y dieron lugar a discusiones matemáticas (denominadas Śulbasūtras).[8]​ En el caso del cuadrado, el problema de su duplicación se puede resolver mediante el teorema de Pitágoras.

Soluciones antiguas con herramientas adicionales
 
Enfoque de Hipócrates de Quíos: una media proporcional aplicada dos veces entre los segmentos a y b, permite determinar   cuando  
  • Hipócrates de Quíos (segunda mitad del siglo V a.C.) fue el primero en mostrar el enfoque clave para dar una solución teórica al problema. Estableció que: El problema de duplicar el cubo es equivalente al de determinar dos medias proporcionales de dos cantidades dadas.[9][10]​ Esto significa que para una medida dada  , se deben hallar otras dos medidas   e  , de modo que
 
Esto implica que  .
  • Platón (428/427-348/347 a.C.) fue nombrado por Eutocio como el primero en idear un mecanismo para resolver la duplicación del cubo.[11]​ Como ya se mencionó anteriormente, esta solución posiblemente no corresponda al filósofo, y debería ser obra de otro autor del mismo nombre.
  • Eudoxo (397/390-345/338 a.C.) encontró una solución, según se informa, al construir las dos medias proporcionales con la ayuda de curvas desconocidas y sus intersecciones.[12]
  • Arquitas de Tarento (fallecido alrededor del 355-350 a.C.) fue el primero en resolver el teorema de Hipócrates antes mencionado con la ayuda de la curva que lleva su nombre, descrita en la sección curva de Arquitas.[9]
  • Menecmo (alrededor de 380-320 a.C.) encontró dos soluciones: una en la que una parábola se cruza con una hipérbola, y una segunda, descrita en detalle en la sección dedicada a las curvas especiales, como la intersección de dos parábolas.[9]
  • Eratóstenes (alrededor de 278-194 a. C.) describe en su carta al rey Tolomeo, después de su introducción a la historia del problema de Delos, su propio método mecánico[14]​ utilizando un aparato que llamó el mesolabio.[9]
  • Diocles (alrededor de 240-180 a.C.) usó la cisoide que lleva su nombre para resolver el problema.[15]

Prueba de la irresolubilidad mediante regla y compásEditar

Historia de la demostraciónEditar

Los matemáticos de la antigüedad no solo usaban la regla y el compás para resolver problemas. La suposición de que existía tal restricción metodológica ha resultado ser un mito moderno.[16]​ La demostración de que la tarea de duplicar el cubo no se puede resolver usando solo la regla y el compás, data de 1837 y se debe al matemático Pierre Wantzel.[17][18]​ Su demostración se basó en las siguientes consideraciones algebraicas:[19]

1. En la primera parte de la demostración, sostiene que si un problema geométrico se puede resolver con una regla y un compás, “la incógnita del problema se puede obtener resolviendo una serie de ecuaciones cuadráticas cuyos coeficientes son funciones racionales de los parámetros   del problema y de las raíces de las ecuaciones anteriores”.
La "incógnita del problema" en este caso es obtener   según las restricciones dadas.
2. Luego demostró que cada número algebraico  , es la solución de la última ecuación   del conjunto de polinomios de segundo grado sucesivos (que representan una serie de operaciones consecutivas con regla y compás)
 
cuyos coeficientes   forman parte de adjunciones sucesivas en el cuerpo  . En consecuencia, siempre es la solución de un polinomio de grado   con coeficientes en  .  , es decir, permite resolver la ecuación   con   siendo los parámetros dados del problema.
3. Wantzel sabía que todo número algebraico es la solución de un polinomio cuyo grado es una potencia de dos si se elige que esta sea lo suficientemente grande. Por lo tanto, su principal resultado fue demostrar que si el número de ecuaciones requeridas se reduce al mínimo, el polinomio resultante es irreducible sobre  .

La imposibilidad de la construcción se sigue ahora como corolario de las tres proposiciones anteriores: si, comenzando con el cubo unidad, fuera posible la construcción de duplicar el cubo con regla y compás, entonces   tendría que ser el cero de un polinomio irreducible sobre  , con una potencia de dos como grado. El polinomio   es irreducible sobre  , pero tiene grado 3. Esto es una contradicción, lo que implica la irresolubilidad del problema.

Cabe señalar que el matemático Jesper Lützen considera que la publicación original de Wantzel es incompleta y difícil de entender; en especial la "prueba" de la proposición principal 3. Lützen cerró posteriormente las lagunas en los razonamientos y en los resultados, como se describió anteriormente, y formuló la demostración en lenguaje técnico moderno.[20]​ La prueba de Wantzel de la imposibilidad de construir la duplicación del cubo y la trisección del ángulo con una regla y un compás fue olvidada durante casi un siglo después de su publicación en 1837. Según Lützen, esto se debió a la "falta de notoriedad del autor", al "hecho de que algunos de sus contemporáneos consideraran el resultado como conocido o incluso probado", y a que "el resultado no se consideró como un logro matemático importante en el momento de su publicación.[21]

 
Carl Friedrich Gauss, 1828

Los historiadores dudan de que Wantzel fuera el primero en conocer la evidencia, ya que el joven Carl Friedrich Gauss probablemente también debió deducirla.[22]​ Una gran parte de su obra Disquisitiones arithmeticae, publicada en 1801, está dedicada a la cuestión de qué condiciones debe cumplir un polinomio para que pueda resolverse mediante radicales cuadrados. Allí también figuran distintos postulados que llevan el nombre de Gauss, con la ayuda de las cuales se puede demostrar la imposibilidad de resolver con regla y compás numerosos problemas. Con las técnicas que desarrolló, Gauss demostró, por ejemplo, que el heptadecágono se puede construir con regla y compás. Los historiadores de las matemáticas Christoph Scriba y Peter Schreiber atribuyen el hecho de que, a pesar de ello, muchos autores nombran y citan a Wantzel como el autor de la demostración a las "dificultades de comunicación" de la ciencia del siglo XIX.[23]

En el lenguaje técnico actual, la prueba es una aplicación de la teoría de Galois (desarrollada por el matemático francés Évariste Galois)[24]​ y esencialmente se reduce al hecho de que el número irracional   no puede ser expresado mediante las cuatro operaciones con números enteros ni tampoco con sus raíces cuadradas.

Prueba algebraicaEditar

 
Un cubo unidad y un cubo con volumen 2: este último tiene la longitud de arista   Se puede demostrar que no es posible obtener este número a partir de números enteros utilizando exclusivamente sumas, productos, cocientes y raíces cuadradas, que son precisamente los números que se pueden construir usando un compás y una regla a partir de una unidad dada

La prueba de la imposibilidad se puede llevar a cabo en detalle a través de los siguientes conceptos de álgebra. Sea   un conjunto de puntos (sobre los números complejos) que contenga al menos 0 y 1, y un punto arbitrario  . Para estas consideraciones, es importante que los números complejos puedan entenderse como un plano; en cambio, los números reales simplemente se entienden como una línea recta. Entonces se aplica que el punto   se puede construir a partir de los puntos de   con un compás y una regla si y solo si se encuentran en un cuerpo   (donde   es el cuerpo de los números complejos), que a través de adjunción de una raíz cuadrada al cuerpo

 

En términos generales,   es el conjunto que surge de formar todas las sumas, productos y cocientes de números racionales con  . Aquí   es el conjunto de conjugados complejos de   y el símbolo   representa la unión de los dos conjuntos. La adjunción de una raíz cuadrada significa que debe haber un   tal que  . Por ejemplo,   resulta de la adjunción de una raíz cuadrada de números racionales, ya que   es un número racional; en consecuencia,   es el conjunto de todas las sumas, productos y cocientes de números racionales con el número  . En consecuencia,  es la denominada extensión del cuerpo. El problema de duplicar el cubo usando un compás y una regla puede, por lo tanto, reducirse a la cuestión de si el número   se encuentra en un cuerpo parcial de   que se pueda obtener de   mediante la adjunción sucesiva de raíces cuadradas. Sin embargo, eso significa que el grado del desarrollo de   relativo a   debe ser una potencia de 2. Pero

 

permite concluir que es imposible duplicar el cubo utilizando exclusivamente regla y compás.[25]​ Que la expansión del cuerpo   es de grado 3 se puede ver de la siguiente manera: el polinomio   es irreducible sobre los números enteros y tiene el coeficiente 1 en su potencia más alta. De acuerdo con el lema de Gauss,   es irreducible sobre los números racionales. Entonces   es un polinomio mínimo de   con grado 3. Esto da como resultado el conocimiento de que cada elemento del conjunto  , que consiste en todos los números racionales que fueron arbitrariamente "mezclados" con la raíz cúbica de 2 mediante las operaciones aritméticas básicas, que se pueden escribir como   siendo   números racionales. Por ejemplo

 

Esto implica que   forme un espacio vectorial "tridimensional" sobre  .

Con el mismo argumento, se puede demostrar que aumentar   veces el volumen de un cubo (siendo   un número natural que "no" sea un cubo), no se puede lograr exclusivamente con regla y compás.

Construcciones con utensiliosEditar

Si, además de las herramientas clásicas (euclídeas), las reglas sin marcar y los compases, se necesitan otros procedimientos adicionales, como un dispositivo mecánico especial[26]​ o una regla marcada, la longitud de la arista necesaria para duplicar el cubo puede ser teóricamente determinada con exactitud.

Con la ayuda de una regla marcadaEditar

Las construcciones con la ayuda de una "inserción" en una regla,[27]​ también conocidas como neusis, además del compás utilizan una regla en la que se realiza una marca para fijar una medida como ayuda adicional.

  • La siguiente construcción de neusis, denominada por Heinrich Dörrie construcción de tiras de papel,[28]​ es una de las más famosas.
 
Figura 1: Construcción de neusis con regla marcada
  Arista del cubo inicial
Se marca la medida de la arista del cubo dado mediante un segmento de longitud  , como se muestra en la Figura 1. Luego, se construye un triángulo equilátero con los vértices  . Se duplica el segmento   a partir de   lo que da como resultado el punto   Ahora, se extiende la línea recta   desde  , y se traza desde   la semirrecta que pasa por  . A continuación, se coloca una regla marcada con el punto   situado de forma que la distancia desde la esquina   al punto   corresponde a   según el dibujo. Para ello, se debe girar y deslizar la regla hasta que su esquina   esté situada sobre la extensión de la línea recta  , el punto   esté en la extensión de la línea recta   y el borde de la regla pase por el punto  . Finalmente, conectar el punto   con  
El segmento   es la longitud de la arista buscada, que permite duplicar el volumen del cubo inicial.
  • Isaac Newton ideó una construcción mediante neusis menos conocida (Fig. 2), notable por su simplicidad.[29]
 
Figura 2: Construcción mediante neusis con regla marcada
  arista del cubo inicial
 
Comienza con la construcción de una perpendicular   desde  . A continuación, se traza una semirrecta formando un ángulo de   en el vértice  . A continuación, se coloca una regla marcada con el punto   (la distancia desde la esquina   al punto   corresponde a la arista   del cubo inicial) en el dibujo. Girar y deslizar la regla hasta que su esquina   se encuentre en el lado del ángulo, el punto de la marca   esté en la línea recta horizontal que pasa por   y el borde de la regla pase por el punto  . Finalmente, la longitud buscada es la distancia entre   y   El punto dibujado   solo sirve para facilitar la siguiente comprobación.
El segmento   es la longitud de la arista del cubo buscado, que duplica el volumen del cubo inicial.
Demostración
La Figura 2 muestra los triángulos rectángulos   (azul) y   (verde), semejantes entre sí al compartir un ángulo opuesto por el vértice. Aplicando el teorema de Tales
(1)  
el triángulo rectángulo   y la recta a  
(2)  
Elevando la ecuación (2) al cuadrado
(3)  
y operando
(4)  
el triángulo rectángulo   de acuerdo con el teorema de Pitágoras
(5)  
Con el valor de (5) insertado en (4) se obtiene
(6)  
 
 
que se opera para obtener
(7)  
después de la simplificación
(8)  
finalmente se deduce que
(9)  
En otras palabras:
El volumen del cubo   con la longitud de la arista   es igual al doble del volumen   del cubo inicial con la longitud de la arista  

Con dispositivos mecánicosEditar

El uso de las dos herramientas mecánicas que se describen a continuación proporciona las llamadas dos medias proporcionales   e   establecidas por Hipócrates de Quíos[30]​ para duplicar el cubo inicial de longitud de arista  . La media proporcional   corresponde a la longitud de arista buscada del cubo duplicado,  .

El teorema de Hipócrates de Quíos se describe en la sección dedicada a la construcción mediante curvas.

Método mecánico de PlatónEditar

 
Duplicación del cubo según Platón (diagrama esquemático),
  = longitud de arista del cubo inicial,   y   = longitud de arista del cubo duplicado

Como se mencionó en la introducción, Eutocio nombra a Platón como el primero en utilizar el siguiente método para resolver el problema de duplicar el cubo. Los comentaristas modernos consideran poco probable que este método sea atribuible al célebre filósofo Platón debido a su vehemente rechazo de las ayudas mecánicas,[11]​ aunque Lattmann describe en su estudio Modelado matemático de Platón entre Tales y Euclides de 2019 en detalle por qué la solución podría atribuirse correctamente a Platón.[31]

Contrariamente a la "communis opino", está claro que la anécdota del problema de Delos no es ni total ni parcialmente ficticia, pero es con toda probabilidad históricamente correcta. Sobre esta base, en un segundo paso, el enfoque del problema de Delos atribuido a Platón en la tradición puede ser examinado como un testimonio de Platón potencialmente genuino, aunque indirectamente transmitido.
Claas Lattmann[32]

La herramienta mecánica (sin evidencias materiales que permitan saber exactamente cómo era) debería tener la apariencia de un marco rectangular. Las dos partes laterales del marco son perpendiculares al elemento de base más largo. Para que la regla deslizante se pueda mover exactamente paralela a su opuesta, debe estar guiada en las dos partes laterales.[26]​ Para una mejor descripción general, la herramienta se muestra en la animación adjunta, en la que se utilizan las designaciones originales de los puntos del modelo mediante el alfabeto griego.

Procedimiento

Primero, las dos variables dadas   y   se dibujan perpendiculares entre sí, prolongándose desde el punto  .

La herramienta se mueve de la siguiente manera (véase la animación) hasta que se encuentran las dos medias proporcionales   e  :

El borde interior del elemento base   siempre pasa por el punto   y el punto   siempre está en la extensión de la línea   antes de que el punto   de la regla   sea empujado a la extensión de la línea  .

Como resultado, la herramienta mecánica facilita la determinación de

 
Método mecánico de Platón,
Demostración
  y  
Demostración[11]

Debido al paralelismo   y a los cuatro ángulos rectos en el vértice  , los siguientes triángulos tienen los mismos ángulos y, por lo tanto, son semejantes entre sí:

Euclides, Elementos, 1, 29:[33]

 

Dado que el vértice   tiene un ángulo recto, los siguientes ángulos son los mismos:

Euclides, Elementos, 1, 32:[34]

 

Debido a que el vértice   tiene un ángulo recto, los siguientes ángulos también son iguales:

 

Según Euclides, Elementos 6, 4; las proporciones son:[35]

 

Método mecánico de EratóstenesEditar

Eratóstenes de Cirene ideó (basado en el teorema de Hipócrates) una herramienta mecánica que describió en la carta al rey Ptolomeo como:

[…] un dispositivo mecánico para la determinación, mediante el cual no solo encontraremos dos proporciones medias entre dos rectas dadas, sino tantas como sea necesario encontrar.[36]

El dispositivo mecánico se puede imaginar como una caja de madera, bronce o marfil, con tres tabletas muy delgadas en forma de triángulos rectángulos idénticos, que se pueden mover hacia la derecha o hacia la izquierda con la ayuda de ranuras. En una tarea en la que se buscan más de dos proporciones medias para dos variables, el número requerido de triángulos es siempre "uno más" que el número de proporciones medias buscadas.[37]​ Eratóstenes ideó su solución para duplicar el cubo tallado en piedra en el templo de los Ptolomeos en Alejandría.[38]

 
Duplicación del cubo según Eratóstenes (diagrama esquemático),
  = longitud de arista del cubo inicial,   y   = longitud de arista del cubo duplicado

El "dispositivo mecánico", como lo llama Eratóstenes, que se muestra en forma esquemática en el diagrama adjunto muestra dos semirrectas   y   paralelas, que simbolizan las dos guías sobre las que deslizan tres triángulos rectángulos. El primero está fijo en el punto  , mientras que los otros dos se pueden mover hasta  . Alternativamente, también se pueden utilizar dos triángulos rectángulos y una diagonal dibujada. El lado vertical de los triángulos mide  , mientras que el otro cateto tiene una longitud libremente seleccionable (en el diagrama se ha tomado  ). La línea recta   es cortada en el punto   por la línea vertical del tercer triángulo  , de forma que la longitud del segmento   debe coincidir con el valor de la variable  .[39]​ Una recta (no mostrada) desde el punto   hasta   cruza la línea   en  , genera el segmento   y, por lo tanto, revela la idea básica del dispositivo, de acuerdo con el teorema de Tales.

Procedimiento

Solo se requieren unos pocos pasos si, por ejemplo, el segundo triángulo (azul) y el tercer triángulo (amarillo) se mueven entre las reglas de la siguiente manera, hasta que se encuentren las dos proporciones medias   e   (véase la animación):

Mover en primer lugar el segundo triángulo (azul) hacia el punto   para que su hipotenusa  , la línea   (roja) y la vertical   se crucen en el punto  . Solo en el siguiente paso, empujar el tercer triángulo (amarillo) de tal manera que su hipotenusa  , la línea   (roja) y la vertical   se crucen en el punto  . Las repeticiones de estos pasos generan las dos proporciones medias   e  

Demostración[39]

Si las dos rectas se cruzan a través de   o a través de   en  , entonces es

 
Duplicación del cubo según Eratóstenes (diagrama esquemático). Demostración
 

y

 ,

al tiempo que

 

y por lo tanto

 

Por semejanza de triángulos

 

Esto significa que   y   están en proporción continua y   y   son las dos proporciones medias.

Construcciones mediante curvas especialesEditar

Si un cubo con la longitud de arista dada   debe duplicarse en términos de su volumen  , con   como la longitud de la arista del cubo más grande, entonces el teorema de Hipócrates de Quíos se aplica a la determinación de las dos proporciones medias   e  :[30]

 

La eliminación de   da como resultado:

 

de lo que se sigue que:[30]

(1)  

La eliminación de   da como resultado:

 

y por lo tanto:

(2)  

La solución al problema con la ayuda de la curva de Arquitas (descubierta en la primera mitad del siglo IV a.C.), implica el uso de elementos tridimensionales. Debido a su grado especial de dificultad, se describe en detalle a continuación.

Curva de ArquitasEditar

 
Situación: Se han encontrado las dos proporciones medias.
Se caracteriza por el punto de cruce   (verde) de las dos curvas de penetración, que son creadas por la interacción de las tres figuras: medio cilindro con la curva de Arquitas (punteado rojo), octavo de toro de revolución (negro) y sección cónica   (amarillo) con una superficie de corte triangular (azul). Diámetro  

Unas décadas antes que Arquitas, Hipócrates de Quíos había logrado asimilar la cuestión de duplicar el cubo a un problema de construcción de proporciones.[9]Arquitas tuvo éxito en su construcción teórica mediante una curva especial que lleva su nombre. Para su visualización o aplicación se requieren las siguientes tres figuras[40]​ (ver diagrama adjunto):

  • Medio cilindro, inscrito en el semicírculo   con radio   y diámetro   La altura del semicilindro es de aproximadamente  
  • Un octavo de un toro de revolución sin orificio central con radio  
  • Un cuarto de un cono   con radio   y altura  , con el triángulo   como intersección. La sección del cono alcanza su tamaño máximo, es decir, una cuarta parte del cono total, cuando el triángulo   encierra un ángulo de   con el triángulo de   y, por lo tanto, se encuentra sobre la superficie rectangular del semicilindro.

La curva de Arquitas es una construcción descriptiva, que se obtiene cuando un semicilindro penetra un octavo de un toro de revolución sin orificio. Como se puede ver en el diagrama, el cuarto del cono   penetra las dos figuras vecinas y crea así una segunda curva de intersección que se cruza con la curva de Arquitas.

Las dos proporciones medias se encuentran cuando la hipotenusa   de la sección triangular (azul) del cono se cruza con la curva de Arquitas en el punto (verde)  . El punto   se encuentra en la superficie lateral del semicilindro (en la curva de Arquitas), en la línea triangular en la superficie de la sección cónica y en la superficie de la sección semicircular del toro de revolución sin orificio.

Consideraciones geométricas previasEditar

 
Consideraciones geométricas con respecto a las dos proporciones medias,   (rojo) e   (azul)

La imagen adyacente y la imagen similar en la siguiente sección muestran el enfoque geométrico que usó Arquitas para describir la curva que encontró con la ayuda de dos medias proporcionales.[41]​ La figura incluye dos triángulos rectángulos semejantes entre sí   y   de acuerco con el teorema de Tales. El semicírculo perpendicular a la base del semicilindro y giratorio alrededor del punto   - con las dos proporciones intermedias   e   - tiene el diámetro   y el diámetro del semicilindro (véase la curva de la imagen) es  

Con los valores insertados de (1) y (2), según Hipócrates de Quíos se aplica lo siguiente:

(3)  
(4)  

Imponiendo las siguientes condiciones de paso:

(5)  
(6)  

Construcción de la arista del cubo duplicadoEditar

 
Cubo duplicado con parte de la curva de Arquitas (rojo);
En aras de la claridad, el toro de rotación se muestra en la sección Curva de Arquitas. Si se alcanza   en la animación, esto corresponde al enfoque geométrico de Arquitas que se muestra en el esquema pequeño.
  Véase la animación de la construcción

Para generar una representación gráfica, como en la imagen adyacente, se requiere utilizar un programa de geometría dinámica.[40]

Se comienza dibujando el círculo unitario con diámetro  . El radio subsiguiente   alrededor de   corta el círculo en   A continuación, se traza una tangente a   y la extensión de la línea   se cruza en   Las paralela a   por   corta el diámetro   en   y la circunferencia en  

A continuación, se dibuja un arco circular corto alrededor de   con el radio   y se define el punto   con una posición de libre elección. Después de conectar el punto   con  , esto da como resultado los puntos de intersección   en   y   en el semicírculo   A continuación, se traza un semicírculo sobre   y una perpendicular a   en   dando como resultado el punto de intersección   en la semicircunferencia sobre   El siguiente semicírculo sobre   y una perpendicular a   en   da como resultado la intersección   en la semicircunferencia sobre   A continuación se muestra la construcción del semicilindro (altura aproximada de 2,5) sobre el semicírculo  .

Se continúa con el trazado de un arco alrededor del punto   con el radio   que interseca en   la prolongación del borde del semicilindro, que conduce a  . Ahora el punto   está conectado con  . Una línea recta trazada desde   a través del punto   al arco   da como resultado la intersección   La conexión   con   crea el triángulo   que es congruente con el triángulo  . Esto es posible porque la semicircunferencia sobre   y el cuarto de círculo   son paralelos entre sí. Si se observan los dos triángulos   y   congruentes entre sí, así como el arco   alrededor de  , puede verse el cuarto de cono con su altura  . Después de conectar los puntos   con   y   con  , finalmente se obtienen los dos triángulos rectángulos   e  

La semicircunferencia sobre   - la intersección con un toro de revolución sin orificio (no dibujado) - ahora debe rotarse en sentido antihorario alrededor del punto   hasta la hipotenusa   del triángulo  , que también gira en el sentido de las agujas del reloj, corta el semicírculo sobre   en  . Cabe señalar que las líneas rectas   y   son perpendiculares entre sí. Según el teorema de la media geométrica de Euclides, esto da como resultado

 

De   se deduce que el ángulo   en esta posición es igual a  . Por lo tanto, los cuatro triángulos  ,   y  , así como  , son semejantes entre sí. El segmento   ajustado de esta manera corresponde a la longitud de la arista buscada   del cubo duplicado.

El punto   en el triángulo   determina la curva de Archytas (roja) en la superficie del medio cilindro durante la rotación del semicírculo a través de  .

  • Para determinar el punto de intersección exacto (el punto   se encuentra con la hipotenusa   del triángulo  ) de la rotación animada del semicírculo sobre  , la distancia   se determina utilizando el software de geometría dinámica GeoGebra.

Con la ayuda de cónicasEditar

 
Soluciones de Menecmo: Intersección de dos parábolas
 
Intersección de una parábola y de una hipérbola
 
Demostración: La intersección   de las dos parábolas proporciona las dos medias geométricas   y  
por lo que  
y   y   también se corresponden

Menecmo resolvió el problema relacionado con la construcción de las dos proporciones medias requeridas como la intersección de dos secciones cónicas (basándose en la transformación del problema de Hipócrates).[42]

El matemático Johann Sturm dio una demostración detallada de esta construcción.[43]

Soluciones de Menecmo

Menecmo fue alumno de Eudoxo. Vivió a mediados del IV a.C., y halló dos soluciones diferentes al problema de la duplicación del cubo.

Primera solución

Usando la notación moderna de la geometría analítica, la solución se obtiene fácilmente como la intersección de dos parábolas.

Considérense dos parábolas de ecuaciones:

 

y

 

De su intersección se obtiene

 

por lo tanto, descartando la solución   se tiene que

 

y por lo tanto

 

Al intersecar las dos parábolas se obtiene así un punto cuya abscisa es el lado del cubo con un volumen que duplica el volumen del cubo dado.

Segunda solución

Usando la notación moderna, la segunda solución se obtiene como la intersección de una parábola y de una hipérbola. Considérese la parábola y la hipérbola, respectivamente, de ecuaciones:

 
 

De su intersección, se obtiene

 

y por lo tanto

 

La intersección de la parábola y de la hipérbola genera un punto cuya abscisa es el lado del cubo con el doble de volumen del cubo dado.

Con la ayuda de cisoidesEditar

Tanto la concoide de Nicomedes como la cisoide de Diocles permiten realizar construcciones con las que es posible determinar gráficamente la duplicación del cubo.

 
Duplicación del cubo mediante la concoide de Nicomedes
 
Duplicación del cubo mediante la cisoide de Diocles

Construcción iterativa de Editar

Por las razones ya descritas anteriormente, el resultado de la raíz cúbica de   no se puede determinar exactamente con un compás y una regla con un número finito de pasos de construcción.

El método de Newton proporciona una forma de realizar muy buenas aproximaciones.[44]​ A continuación se utiliza para obtener la raíz real de la función

 [45]

como una aproximación mediante unos pocos pasos de iteración.

  se puede utilizar como valor inicial. Los pasos de iteración del algoritmo se definen a partir de

 

Debido a que la expresión para   solo contiene operaciones aritméticas básicas, el resultado de cada paso de la iteración se puede construir como una construcción con regla y compás.

Cálculo de los pasos de iteraciónEditar

En la fórmula

 

el término en el lado derecho de la ecuación proporciona el resultado del n-ésimo paso de iteración. Un paso de iteración se compone de seis operaciones algebraicas básicas (considerando que para calcular   y   bastan dos multiplicaciones: primero [x·x], y luego [x·x]·x), de las que cinco corresponden al numerador y una al denominador de una fracción impropia.

 

Primer paso de iteración  , para   se tienen cinco operaciones, que tomando   para   genera:

 
 

Segundo paso de iteración  , para   se tienen cinco operaciones, que tomando   obtenido del paso anterior para   genera:

 
 

3er paso de iteración  , para   también se tienen cinco operaciones, que tomando   obtenido del paso anterior para   genera:

 

Este proceso puede repetirse tantas veces como se desee. Posee un orden de convergencia cuadrático, que hace que el procedimiento sea bastante eficiente.

Construcción gráficaEditar

Después de solo dos pasos de iteración, la eficiencia de la aplicación del método de Newton es claramente reconocible, el valor aproximado alcanzado hasta ese punto es   Un tercer paso de iteración permite aproximar todavía más el valor buscado calculando  .

Primero, la fracción   para trabajar en una unidad manejable, como centímetros, se escala en el cociente decimal   (aunque se podría trabajar directamente en milímetros) y luego se marca su cociente exacto   en un eje de coordenadas (Fig. 1). Para este propósito, por ejemplo, se puede utilizar el teorema de Tales. Debido a las proporciones tan diferentes entre las distintas cantidades, es conveniente mostrar este proceso en su propia imagen.

En el siguiente paso, la longitud   (rojo) de la Figura 1 se transfiere a la Figura 2 (verde, número 2). Luego se determinan el cuadrado (número 3) y el número cúbico (número 4) de   En el quinto paso, el número cúbico de   se multiplica por el factor   y se suma el número  . Finalmente (número 6) se determina el cociente   (rojo):

 
 
Figura 1:
Construcción del tercer paso de iteración. Operación 1: Obtención de  
 
Figura 2:
Construcción del tercer paso de iteración. Operaciones del 2 al 6 para producir gráficamente  
Ejemplo para mostrar el error cometido
 

En el caso de un cubo inicial con una longitud de arista de   m, la arista del cubo unidad aproximadamente duplicado sería del orden de   mm demasiado larga.

En teoría musicalEditar

En la teoría musical, un análogo natural de la duplicación es el salto de un tono en una octava, es decir, el intervalo musical que se crea al duplicar la frecuencia del tono. Un análogo natural de un cubo (con volumen 2) es la división de la octava en tres partes, cada una con el mismo intervalo; esto representa las tres aristas iguales del cubo. En este sentido, el problema de doblar el cubo lo resuelve el temperamento igual mediante una tercera, un intervalo musical que es exactamente un tercio de una octava y que multiplica la frecuencia de un tono por  , es decir, exactamente por la longitud del lado del cubo duplicado.[46]

La imagen del lateral muestra la tercera mayor C-E. La relación de las frecuencias de los dos tonos (E:C) corresponde exactamente a  .

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. Boletín de la Institución Libre de Enseñanza, Volumen 12. La Institución. 1889. p. 11. Consultado el 18 de abril de 2021. 
  2. Siehe als englische Übersetzung mit Kommentar: Reviel Netz: The works of Archimedes. Translated into English, together with Eutocius’ commentaries, with commentary, and critical edition of the diagrams. Band 1: The Two Books On the Sphere and the Cylinder. Cambridge University Press, Cambridge 2004, ISBN 0-521-66160-9, hier S. 272-306.
  3. Zur Echtheit des bei Eutokios überlieferten Brieftextes W. R. Knorr: The Ancient Tradition of Geometric Problems. Boston 1986, S. 17-24. Zur Frage, welcher König Ptolemaios gemeint ist, siehe etwa W. R. Knorr: Textual Studies in Ancient and Medieval Geometry. Boston 1989, S. 144 f.
  4. a b c Reviel Netz: The works of Archimedes. Translated into English, together with Eutocius’ commentaries, with commentary, and critical edition of the diagrams. Band 1: The Two Books On the Sphere and the Cylinder. Cambridge University Press, Cambridge 2004, ISBN 0-521-66160-9, S. 294
  5. Richard Kannicht, Bruno Snell: Tragicorum Graecorum Fragmenta. Band 2, 2. Auflage, Vandenhoeck & Ruprecht, Göttingen 2007, S. 62, Fragment Adespota F 166; zur Behandlung des Glaukos-Stoffes bei den Tragödiendichtern siehe (VII,1; 1415-1416; Glaukos 23; Georg Weicker)
  6. Eine ausführliche Analyse des antiken Quellenmaterials zur Delier-Anekdote und den möglichen historischen Grundlagen bietet Claas Lattmann: Mathematische Modellierung bei Platon zwischen Thales und Euklid (= Science, Technology, and Medicine in Ancient Cultures. Band 9). De Gruyter, Berlin/Boston 2019, S. 187-206; zu den drei mechanischen Ansätzen und Platons Kritik ebd., S. 220-241.
  7. Reviel Netz: The works of Archimedes. Translated into English, together with Eutocius’ commentaries, with commentary, and critical edition of the diagrams. Band 1: The Two Books On the Sphere and the Cylinder. Cambridge University Press, Cambridge 2004, ISBN 0-521-66160-9, S. 273, Anm. 17.
  8. Zum Beispiel Joseph: The crest of the peacock. Princeton UP, 2001, S. 330.
  9. a b c d e Horst Hischer (2003). Universität Saarland, ed. «Moritz Cantor und die krumme Linie des Archytas von Tarent» (PDF). p. 74. Consultado el 2 de diciembre de 2020. 
  10. Rey Pastor. Babini: "Historia de la matemática" (2006)
  11. a b c Claas Lattmann (2019). «5.3 Platons Würfelverdopplung und der mechanische Beweis». Mathematische Modellierung bei Platon zwischen Thales und Euklid. Science, Technology, and Medicine in Ancient Cultures (9 Duplicación del cubo, p. 215, en Google Libros). Berlin/Boston: Walter de Gruyter GmbH. pp. 215 ff. ISBN 978-3-11-061382-7. 
  12. François Lasserre (Hrsg.): Die Fragmente des Eudoxos von Knidos, Berlin 1966, S. 20-22, 163-166.
  13. Weisstein, Eric W. «Philo Line». En Weisstein, Eric W, ed. MathWorld (en inglés). Wolfram Research. 
  14. Reviel Netz: The works of Archimedes. Translated into English, together with Eutocius’ commentaries, with commentary, and critical edition of the diagrams. Band 1: The Two Books On the Sphere and the Cylinder. Cambridge University Press, Cambridge 2004, ISBN 0-521-66160-9, S. 295
  15. Hermann Schmdt (1949-03). Universität Mainz, ed. «Ausgewählte höhere Kurven». Consultado el 20 de diciembre de 2020. 
  16. A. D. Steele: Über die Rolle von Zirkel und Lineal in der griechischen Mathematik. In: Quellen und Studien zur Geschichte der Mathematik, Astronomie und Physik. Band B 3, 1936, S. 287-369 (auch speziell zum Problem der Würfelverdopplung).
  17. Pierre Wantzel (1837). Recherches sur les moyens de reconnaître si un Problème de Géométrie peut se résoudre avec la règle et le compas. Journal de mathématiques pures et appliquées (Liouville’s Journal) (2). pp. 366-372. 
  18. Adhémar Jean Claude Barré de Saint-Venant (1848). «[http://www.numdam.org/article/NAM_1848_1_7__321_0.pdf#page=10&zoom=auto,-97,546 Journal des mathématiques pures (Liouville]).». En Nouvelles Annales de Mathématiques, ed. Biographie Wantzel (en francés). p. 329. Consultado el 29 de diciembre de 2020. 
  19. Jesper Lützen: Why was Wantzel overlooked for a century? The changing importance of an impossibility result, Historia Mathematica 36, 2009, S. 378-379.
  20. Jesper Lützen: Why was Wantzel overlooked for a century? The changing importance of an impossibility result, Historia Mathematica 36, 2009, S. 379.
  21. Jesper Lützen: Why was Wantzel overlooked for a century? The changing importance of an impossibility result, Historia Mathematica 36, 2009, S. 391.
  22. Jesper Lützen: Why was Wantzel overlooked for a century? The changing importance of an impossibility result, Historia Mathematica 36, 2009, S. 387.
  23. Christoph J. Scriba, Peter Schreiber: 5000 Jahre Geometrie, Springer-Verlag, Dritte Auflage, 2010, S. 405.
  24. Courant, Richard; Robbins, Herbert (2002). ¿Qué Son Las Matemáticas?. Fondo de Cultura Económica. 
  25. Falko Lorenz: Algebra Volume I: Fields and Galois Theory, Springer, S. 6-13.
  26. a b Claas Lattmann (2019). «5.3 Platons Würfelverdopplung und der mechanische Beweis». Mathematische Modellierung bei Platon zwischen Thales und Euklid. Science, Technology, and Medicine in Ancient Cultures (9 Duplicación del cubo, p. 213, en Google Libros). Berlin/Boston: Walter de Gruyter GmbH. p. 213. ISBN 978-3-11-061382-7. 
  27. Klaus Volkert (2006). «Geschichte der geometrischen Konstruktionsprobleme I» (PDF). En Universität Wuppertal, ed. Vorlesung, Universität zu Köln im WS 06/07; […] Siebeneck. p. 20. Consultado el 15 de septiembre de 2018. 
  28. Heinrich Dörrie (1965). «35. The Delian Cube-doubling Problem». En New York, Dover Publications, Inc., ed. 100 Great Problems of Elementary Mathematics. pp. 170-171. Consultado el 5 de mayo de 2019. 
  29. Skip Lester. «7. Isaac Newton (1642-1727) suggested the following construction for duplicating the cube» (PDF). En University of Washington, ed. History of Mathematics. p. 11. Consultado el 8 de noviembre de 2019. 
  30. a b c Horst Hischer (2003). Universität Saarland, ed. «Moritz Cantor und die krumme Linie des Archytas von Tarent» (PDF). p. 76. Consultado el 30 de octubre de 2020. 
  31. Claas Lattmann (2019). «5.23 Die archäologische und historische Perspektive». Mathematische Modellierung bei Platon zwischen Thales und Euklid. Science, Technology, and Medicine in Ancient Cultures (9 Duplicación del cubo, p. 199, en Google Libros). Berlin/Boston: Walter de Gruyter GmbH. pp. 199-212. ISBN 978-3-11-061382-7. 
  32. Claas Lattmann: Mathematische Modellierung bei Platon zwischen Thales und Euklid, 5 Platon und das Delische Problem, 5.2.4 Fazit, Walter de Gruyter, Berlin/Boston 2019, S. 207 (Duplicación del cubo, p. 207, en Google Libros)
  33. Rudolf Haller (Übersetzer) (2017). «Buch 1, Proposition 29». Euklid: Elemente Stoicheia (en alemán). Markgröningen: Edition Opera-Platonis. 
  34. Rudolf Haller (Übersetzer) (2017). «Buch 1, Proposition 32». Euklid: Elemente Stoicheia (en alemán). Markgröningen: Edition Opera-Platonis. 
  35. Rudolf Haller (Übersetzer) (2017). «Buch 6, Proposition 4». Euklid: Elemente Stoicheia (en alemán). Markgröningen: Edition Opera-Platonis. 
  36. Traducción según Claas Lattmann: Mathematische Modellierung bei Platon zwischen Thales und Euklid. Walter de Gruyter, Berlin/Boston 2019, S. 182, ISBN 978-3-11-061382-7,(Duplicación del cubo, p. 182, en Google Libros).
  37. Reviel Netz (2004). «Eutocius’ Commentary To On The Sphere And The Cylinder II, As Eratosthenes». En Cambridge University Press, ed. The Works of Archimedes (Reviel Netz (del griego original), trad.) (en inglés). New York: University Press. pp. 294-298. ISBN 978-0-521-66160-7. Consultado el 10 de diciembre de 2020. 
  38. Bartel Leendert van der Waerden: Science Awakening. 1956, 230 f. Drei Rechtecke oder Dreiecke, die längs eines Lineals verschoben werden konnten, dessen eine Seite frei drehbar war.
  39. a b Thomas Heath (1921). Internet Archive, ed. The Duplication Of The Cube, (ζ) Eratosthenes A History of Greek Mathematics (en inglés). Oxford: The Clarendon Press. p. 259. 
  40. a b Horst Hischer (2003). Universität Saarland, ed. «Moritz Cantor und die krumme Linie des Archytas von Tarent» (PDF). pp. 79 ff. Consultado el 1 de noviembre de 2020. 
  41. Rudolf Stopfer (8 de junio de 1997). «Seminar: Klassische Probleme der Antike». En Universität Bayreuth, ed. Die Verdoppelung des Würfels, 5. Lösung nach Archytas. Consultado el 30 de octubre de 2020. 
  42. Horst Hischer (2015). «Zum Problem der Würfelverdoppelung in der Darstellung durch Johann Sturm 1670» (PDF). En Universität Saarland, ed. 6.1 Lösungsweg: Schnittpunkt von zwei Parabeln nach Menaichmos. pp. 9-10. Consultado el 1 de mayo de 2019. 
  43. Johann Christoph Sturm: Der zweyte kunſtrichtige oder Geometriſche Weg …. In: Des Unvergleichlichen ARCHJMEDJS Kunſt-Bücher. 1670. DTA Deutsches Textarchiv, S. 118 ff., abgerufen am 2. November 2020.
  44. man (10 de julio de 2016). Docuri, ed. «Elementary Algebra Aein» (en inglés). pp. 61-63. Consultado el 16 de diciembre de 2020. 
  45. Paul Bamberg (7 de julio de 2016). canvas.harvard, ed. «Differentiability, Newton’s method, inverse functions» (en inglés). p. 31. Consultado el 16 de diciembre de 2020. 
  46. R. C. Phillips: The equal tempered scale, Musical Opinion and Music Trade Review, 29 (337): 41-42, 1905.

BibliografíaEditar

  • Arthur Donald Steele: "Über die Rolle von Zirkel und Lineal in der griechischen Mathematik" (Sobre el papel del compás y la regla en las matemáticas griegas). En: "Quellen und Studien zur Geschichte der Mathematik (Fuentes y estudios sobre la historia de las matemáticas) Abteilung B, Band 3, 1936, S. 287-369 (Digitalizado).
  • Claas Lattmann: "Mathematische Modellierung bei Platon zwischen Thales und Euklid" (Modelado matemático en Platón entre Tales y Euclides) (= Science, Technology, and Medicine in Ancient Cultures. Band 9). Walter de Gruyter, Berlin/Boston 2019, S. 177-270 (Duplicación del cubo, p. 177, en Google Libros).
  • Markus Asper: Mathematik En: Bernhard Zimmermann, Antonios Rengakos (Hrsg.): "Handbuch der griechischen Literatur der Antike" (Ciencia, tecnología y medicina en las culturas antiguas) Band 2: "Die Literatur der klassischen und hellenistischen Zeit" (La literatura del período clásico y helenístico) (= Handbuch der Altertumswissenschaft. Band 7,2). C.H.Beck, München 2014, S. 459-481 (Mathematik, p. 459, en Google Libros).
  • Jesper Lützen: "Why was Wantzel overlooked for a century? The changing importance of an impossibility result" (¿Por qué se pasó por alto a Wantzel durante un siglo? La importancia cambiante de un resultado de imposibilidad). En: Historia Mathematica 36, 2009, S. 374-394 (en línea).

Enlaces externosEditar