Abrir menú principal

Dusicyon avus es una especie extinta de cánido, que habitó el centro-sur y extremo sur de América del Sur. Sus restos fueron encontrados en sedimentos del Pleistoceno superior, hasta el Holoceno tardío. Su talla era de media a grande, tal vez del tamaño de un pastor alemán.

Symbol question.svg
 
Dusicyon avus
Rango temporal: 0,0015 Ma-0,003 Ma
Pleistoceno - Holoceno
Estado de conservación
Status none EX.svg
Extinto
Taxonomía
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Subfilo: Vertebrata
Clase: Mammalia
Orden: Carnivora
Suborden: Caniformia
Familia: Canidae
Género: Dusicyon
Especie: D. avus
(Oliver, 1926)
Sinonimia

Canis avus

Índice

DistribuciónEditar

Sus restos fueron exhumados en el Uruguay,[1]​ en el sur del Brasil en playas de Río Grande del Sur;[2][3]​ y en la Argentina, en la provincia de Buenos Aires y gran parte de la Patagonia esteparia. En Chile, se encontraron restos óseos en el monumento natural Cueva del Milodón, Región de Magallanes y de la Antártica Chilena.[4]

Causa de su extinciónEditar

No está claro por qué este taxón se extinguió. Algunos especialistas postularon algunas hipótesis, como el cambio ambiental o la hibridación con perros domésticos. En las pampas y Patagonia, los registros más modernos de Dusicyon avus son de 3000 años a. p. y los más antiguos registros de perros domésticos (los que acompañaban a las tribus amerindias) son de 1000 años a. p. Aunque es posible que algunas poblaciones de D. avus hayan llegado hasta la época del contacto europeo, pero no hay certezas aún.

40 años antes de la introducción del zorro chilla en la isla Grande de Tierra del Fuego, hay algunas referencias etnográficas sobre la existencia de dos especies de zorros allí.

«Para el Ona, el segundo lugar importante entre los animales terrestres pertenecía a los zorros, en dos variedades, una de las cuales crece en tamaño inusual.».[5]

Si ese «gran zorro» fue D. avus entonces se habría extinguido recién en el siglo XX, al menos en esa isla.[6]​ Igualmente no se puede descartar que los nativos se refieran en realidad sólo a variaciones intraespecíficas de zorro fueguino (Lycalopex culpaeus lycoides), ya que algunos ejemplares de esa isla alcanzan un tamaño muy grande.

Teniendo en cuenta la connotación simbólica de los predadores en las sociedades cazadoras-recolectoras, probablemente, los humanos han tenido alguna destacada influencia en el proceso de la extinción de este taxón.

ReferenciasEditar

  1. Francisco J. Prevosti Ubilla, M., & Perea, D. (marzo de 2009). «Large extinct canids from the Pleistocene of Uruguay: systematic, biogeographic and paleoecological remarks». Historical Biology: A Journal of Paleobiology (en inglés). Vol. 21, N° 1-2. Consultado el 2 de julio de 2012. «79-89». 
  2. Rodrigues, P.H.; Prevosti, J.F.; Ribeiro, A.M.; Ferigolo, J. (2004) Novos materiais de carnívora para o Pleistoceno do Estado do Rio Grande do Sul, Brasil. Revista Brasileira de Paleontologia, v.7, n.1, p.77-86, 2004.
  3. Ribeiro, A.M.; Scherer, C.S. (2009) Mamíferos do Pleistoceno do Rio Grande do Sul. In: Quaternário do Rio Grande do Sul: Integrando conhecimentos. Monografias da Sociedade Brasileira de Paleontologia. Porto Alegre: Ana Maria Ribeiro, Soraia Girardi Bauermann, Carolina Saldanha Scherer (Org.). Sociedade Brasileira de Paleontologia, 2009. p. 171-191.
  4. Castillo Cornejo, Juan (2007). Megabestias en Chile y otros vertebrados del Cenozoico. Mago Editores. ISBN 978-956-8249-94-3. 
  5. Gallardo, C (1910). CABAUT & Cia., Editores, ed. Los Onas. Buenos Aires. 
  6. Borrero, L.A (2008). «The elusive evidence: the archaeological record of the SouthAmerican extinct megafauna». American Megafaunal Extinctions at the End of the Pleistocene, en: Haynes, G. (Ed.) Springer, Amsterdam: 145 y 168. 

Enlaces externosEditar