Economía

sistema de actividades relacionadas a la producción, distribución y consumo de bienes y servicios.
(Redirigido desde «Económica»)

La economía (del griego οίκος oikos "casa" νoμή nomḗ "reparto, distribución, administración") es un conjunto de actividades concernientes a la producción, distribución, comercio, y consumo de bienes y servicios por parte de los diferentes agentes económicos. La ciencia social encargada de su estudio científico es la ciencia económica y quienes la estudian son los economistas. En términos muy generales, se podría definir como 'un dominio social que enfatiza las prácticas, discursos y expresiones materiales asociadas con la producción, uso y manejo de recursos'.[1]​ En un sentido amplio, la economía se refiere a la organización del uso de recursos escasos (limitado o finito) cuando se implementan para satisfacer las necesidades individuales o colectivas, por lo que es un sistema de interacciones que garantiza ese tipo de organización, también conocido como el sistema económico.[2][3]

Las actividades económicas abarcan tres fases: producción, distribución y consumo.[4]​ Como la producción depende del consumo, la economía también analiza el comportamiento de los consumidores con respecto a los productos. Algunas actividades económicas son la agricultura, la ganadería, la industria, el comercio, y las comunicaciones.

Historia editar

 
La contribución global al PIB mundial por parte de las principales economías desde 1 CE hasta 2003 CE según las estimaciones de Angus Maddison. Hasta principios del siglo XVIII, India y China eran las dos economías más grandes por la producción del PIB.
La historia de la economía es el registro de las actividades económicas a lo largo de la historia y prehistoria humanas en todo el mundo.

Factores productivos editar

Trabajo editar

 
Trabajador mecánico ajustando una máquina de vapor. Fotografía de Lewis Hine (1920).
 
Alegoría del trabajo, en el monumento al marqués de Larios (Málaga, España).

El trabajo o la labor[5]​ —asimismo las formas coloquiales: curro[6]​ (en España), laburo[7]​ (en Argentina y Uruguay) y chamba[8]​ (en América Central, Perú, Ecuador y México)— es la actividad, normalmente física aunque también puede ser intelectual, que las personas desempeñan ya sea como deber o actividad dependiente de la profesión, necesidades y deseos de una comunidad más amplia.[9]​ Alternativamente, el trabajo puede verse como la actividad humana que contribuye (junto con otros factores de producción) hacia los bienes y servicios dentro de una economía.[10]

A lo largo de la historia y coexistiendo entre ellas ha habido muchas formas de organización de la labor y de la producción como, por ejemplo, el trabajo de casa o desde un establecimiento, desde la esclavitud al pequeño taller artesano, pasando por la servidumbre y la aparcería. Pero desde el siglo XIX y la revolución industrial y sin desaparecer otras formas, el trabajo asalariado es la forma dominante. Actualmente aún coexisten el trabajo asalariado, el trabajo autónomo (profesiones liberales, comerciantes y otros), el trabajo informal o irregular (el cual sigue siendo salario pero sin control del fisco), la servidumbre, así como un nivel de desempleo (personas que buscan y no consiguen empleo).[11]

El salario o sueldo es el valor del trabajo del pago en el mercado de trabajo, determinado en un contrato de trabajo que puede realizarse en forma individual (contrato individual de trabajo) o colectiva (contrato colectivo de trabajo).

El trabajo está esencialmente relacionado con la construcción y el uso de herramientas, y por lo tanto con la técnica y la tecnología, así como con el diseño de los procesos de trabajo y producción (véase: fordismo, taylorismo, toyotismo).

En economía, el trabajo es en general una medida del esfuerzo real. Según la visión de la economía clásica, es uno de los tres factores de producción, junto con la tierra y el capital. Grandes economistas como Adam Smith, David Ricardo, entre otros, concedieron al trabajo un lugar central en sus teorías. Karl Marx y John Maynard Keynes desarrollaron sus teorías económicas alrededor del trabajo y el empleo. Desde la economía marxista se refiere a la fuerza de trabajo y la teoría del valor-trabajo.

Capital editar

En economía, se entiende por capital un componente material de la producción,[12]​ básicamente constituido por maquinaria, utillaje o instalaciones, que, en combinación con otros factores, como el trabajo, materias primas y los bienes intermedios, permite crear bienes de consumo.[13][14]​ Según Michael Parkin, el capital son las herramientas, los instrumentos, la maquinaria, los edificios y demás construcciones que se utilizan para producir bienes y servicios.

En sentido contable, se concreta en los bienes y derechos (elementos patrimoniales del activo) menos las deudas y obligaciones (pasivo), de todo lo cual es titular el capitalista. Así se dice que se capitaliza o se amplía capital cuando aumenta su activo o disminuye su pasivo o se incorporan nuevas aportaciones de socios o se reduce el endeudamiento con terceros. Cuando el pasivo es superior al activo se resuelve que la unidad económica está en situación de capital negativo (negative equity, en inglés).

El capital debe distinguirse analíticamente de la empresa en sí y de la gerencia, aunque en muchos casos los papeles sociales de capitalista o empresario y gerente se puedan dar simultáneamente en una misma persona, como suele suceder en las unidades productivas más pequeñas.

Igualmente debe diferenciarse el interés que obtiene el prestamista de la ganancia que se obtiene por una exitosa actividad empresarial en el mercado, así como del salario que se recibe por el trabajo.

Tierra editar

Tierra, en economía, es el concepto que abarca a todos los recursos naturales cuyo suministro está inherentemente fijado (es decir, no cambia respondiendo a las variaciones de sus precios en el mercado).

En ese conjunto se incluyen las tierras propiamente dichas, definidas por su localización geográfica en la superficie terrestre (concepto que excluye las mejoras debidas a las infraestructuras y el capital natural, que puede ser degradado por las acciones humanas -factores biogeográficos, como el suelo, el clima, la hidrología, etc.-), los depósitos minerales del subsuelo, e incluso las localizaciones en órbita geoestacionaria y una parte del espectro electromagnético.

En economía clásica se considera la tierra como uno de los tres factores de producción, siendo los otros el capital y el trabajo; la remuneración derivada de la propiedad o el control de la tierra (o de los recursos naturales en ella incluidos) se suele denominar renta o renta de la tierra.

La tierra, particularmente los yacimientos mineros y los campos o localizaciones geográficas de especial valor para su uso agrícola (tierras de cultivo), ganadero o forestal (el sector primario que identifica principalmente al paisaje rural); ha sido históricamente la causa de todo tipo de conflictos sociales, políticos y bélicos.

Agentes económicos editar

Sector privado editar

 
Panes en una tienda de Génova. La producción de pan es una actividad típicamente realizada por el sector privado.

El sector privado, que se contrapone al sector público, es aquella parte de la economía que busca el lucro en su actividad y que no está controlada por el Estado.[15][16]​ Por contraste, las empresas que pertenecen al Estado son parte del sector público. Entonces, el sector privado está compuesto por las empresas que no son del estado y por las familias. Las organizaciones privadas sin ánimo de lucro están incluidas en el sector voluntario o tercer sector.

Las formas jurídicas en que se pueden desarrollar las actividades del sector privado son muy variadas[17]​ y van desde el ejercicio individual por una persona de una actividad empresarial hasta las grandes compañías que cotizan en bolsa y son propiedad de miles de accionistas, pasando por otras formas como la sociedad de responsabilidad limitada, la comunidad de bienes, la unión temporal de empresas (UTE), etc. En cada país la legislación recoge unas formas y les asigna unas determinadas características. Aunque 2 países compartan el mismo idioma y sea válida en ellas la misma forma jurídica, puede adoptar denominaciones oficiales diferentes. Asimismo, hay formas jurídicas que existen en unos países y no en otros. Incluso aunque la misma forma jurídica exista en 2 países distintos con la misma denominación, puede tener en ellos tratamiento y obligaciones diferentes.

Sector público editar

El sector público es el conjunto de organismos administrativos mediante los cuales el Estado cumple, o hace cumplir la política o voluntad expresada en las leyes del país.[18][19][20]

Esta clasificación incluye dentro del sector público: El poder legislativo, poder ejecutivo, poder judicial y organismos públicos autónomos, instituciones, empresas y personas que realizan alguna actividad económica en nombre del Estado y que se encuentran representadas por el mismo, es decir, que abarca todas aquellas actividades que el Estado (Administración local y central) poseen o controlan.[21][22]

Economía social editar

La economía social o economía social y solidaria se define como un modo de hacer economía, organizando de manera asociada y cooperativa la producción, distribución, circulación y consumo de bienes y servicios.[23]​ Se refiere principalmente a las relaciones de producción y de distribución que están organizadas por el principio de solidaridad y no persiguen el lucro.[24][25]​ Es un sector de la economía que estaría a medio camino[26]​ entre el sector privado y el sector público.[27]

Conocido también como tercer sector, incluye a cooperativas, empresas de trabajo asociado, sociedades laborales, organizaciones no lucrativas, asociaciones caritativas, empresas de inserción, mutuas o mutualidad y micro emprendimientos asociativos. La economía social no debe confundirse con el programa de economía social de mercado, un modelo aplicado en la Alemania Federal de la posguerra. La economía social es una lógica micro, mientras que la economía social de mercado parte de políticas de ordenamientos y de proceso.[28]

Sectores de actividad editar

Los sectores económicos son la división de la actividad económica de un Estado o territorio en los sectores primario, secundario, terciario, cuaternarios y quinario[29]

En el siglo XXI, se comienza a distinguir de que aquellos servicios inicialmente clasificados como terciarios algunos pueden ser distinguidos como parte de un nuevo sector; el cuaternario (por ejemplo actividades vinculadas a la investigación). En algunos trabajos sobre el tema se menciona un sector quinario, pero su definición varía entre considerarlo como servicio de los sectores más concentrados de la economía y la administración (gerenciamiento de alto nivel, por ejemplo) y, por otra parte, vincularlo a la economía doméstica y la reproducción de la fuerza de trabajo.[30]

Así mismo, en los últimos años, y dado que por su actividad no solo tiene incidencia política sino que también mueve un creciente volumen económico, está cobrando relevancia aquella parte del tercer sector formado por el conjunto del tejido de entidades asociativas (organizaciones no gubernamentales).

Según la hipótesis de los tres sectores, cuanto más avanzada o desarrollada es una economía, más peso tiene el sector terciario y menos el sector primario. La actividad económica se diferencia del acto económico.

Sector primario editar

 
Empaquetamiento de heno en Estados Unidos. La agricultura fue uno de los primeros integrantes del sector primario.

El Sector Primario está formado por las actividades económicas relacionadas con la recolección o extracción y la transformación de los recursos naturales con poca o ninguna manipulación. Las principales actividades del sector primario son el sector agropecuario (agricultura y ganadería), la silvicultura (explotación forestal), la apicultura, la acuicultura, la minería, la pesca, y la caza. Usualmente, los productos primarios son utilizados como materia prima en las producciones industriales.

Los procesos industriales que se limitan a dar un valor añadido a los recursos naturales suelen ser considerados parte del sector primario, especialmente si dicho producto es difícil de ser transportado en condiciones normales a grandes distancias.

El dominio del sector primario, tanto si se reduce al sector agrario como si se considera la totalidad de los sectores extractivos, suele ser una característica definitoria de la economía de los países subdesarrollados. No obstante, varios países desarrollados también poseen sectores primarios pujantes, a los que se añade producción de mayor valor agregado. Este sector viene del latín agri (campo) y cultura (cultivo) es una actividad dedicada a la explotación de bosques y selvas, la cría y el desarrollo de ganado

Sector secundario editar

 
Cadena de montaje de Ford en Ontario, Canadá. La industria de automoción es una de las más lujosas representantes del sector secundario.
El sector secundario es el sector de la industria que transforma la materia prima, extraída o producida por el sector primario, en productos de consumo,[31]​ o en bienes de equipo. Es decir: mientras que el sector primario se limita a obtener de manera directa los recursos de la naturaleza, el sector secundario ejecuta procedimientos industriales para transformar dichos recursos.

Sector terciario editar

 
Interior de una tienda de Zara. El comercio minorista es uno de los más cercanos representantes del sector terciario.

El sector servicios o sector terciario es el sector económico que engloba las actividades relacionadas con los servicios no productores o transformadores de bienes materiales. Generan servicios que se ofrecen para satisfacer las necesidades de cualquier población en el mundo.

Incluye subsectores como comercio, comunicaciones, centro de llamadas, finanzas, turismo, hostelería, ocio, cultura, espectáculos, la administración pública y los denominados servicios públicos, los presta el Estado o la iniciativa privada (sanidad, educación, atención a la dependencia, entre otros).

Dirige, organiza y facilita la actividad productiva de los otros sectores (sector primario y sector secundario). Aunque se le considera un sector de la producción, propiamente su papel principal se encuentra en los dos pasos siguientes de la actividad económica: la distribución y el consumo.

El predominio del sector terciario frente a los otros dos en las economías más desarrolladas permite hablar del proceso de terciarización. El Premio de Ciencias Económicas del Banco de Suecia en Memoria de Alfred Nobel, Paul Krugman, argumenta que la menor productividad del sector servicios y la dificultad para mejorar su productividad es el principal factor del estancamiento de los niveles de vida en muchos países.[32]

Sector cuaternario editar

 
La investigadora biotecnológica Laufey Hrólfsdóttir utilizando un microscopio. Las empresas biotecnológicas son algunas de las primeras integrantes del sector cuaternario.
El sector cuaternario es una parte de la economía cuyas características más mencionadas son basarse en el conocimiento y ofrecer servicios imposibles de mecanizar, tales como la generación e intercambio de información, tecnología, consultoría, educación, investigación y desarrollo, planificación financiera entre otros servicios o actividades principalmente intelectuales.[33][34]​ El término se ha utilizado asimismo para describir a los medios de comunicación, la cultura y el gobierno:[35]​ puede ser clave en el desarrollo de una mejor juventud ya que incluye también la educación.

En el sector cuaternario, las empresas invierten para asegurar una mayor expansión, lo que se ve como un medio de generar mayores márgenes o rentabilidad de las inversiones. La investigación se dirige hacia la reducción de costes, aprovechamiento de los mercados, la producción de ideas innovadoras, nuevos métodos de producción o métodos de fabricación más eficientes, entre otros. Para muchos ramos, como la industria farmacéutica, el sector cuaternario es el de más alto valor añadido, ya que crea productos de los que la firma se beneficiará en un futuro la empresa.

El sector cuaternario incluye las actividades vinculadas al desarrollo y la investigación de nuevas tecnologías. Estas tecnologías de punta se aplican a todos los sectores de la economía y llevan la delantera en la investigación científico-tecnológica; son, por ejemplo, la microelectrónica, la informática, la robótica, la industria aeroespacial, las telecomunicaciones y la biotecnología. Por esta naturaleza el sector requiere de importantes inversiones en capital humano altamente capacitado.

Conceptos económicos básicos editar

  • Beneficio: resultado de la diferencia de gastos e ingresos derivados de una actividad económica, si los gastos son mayores se producirán pérdidas.
  • Bien: un bien es todo aquello que satisface una necesidad y tiene un valor.
  • Servicio: es una prestación destinada a satisfacer una necesidad personal o social pero que no consiste en la producción de un objeto.
  • Coste de la vida e inflación: el coste de la vida es la cuantía de los gastos mínimos indispensables para obtener los bienes y servicios básicos; para calcularlo se suma el valor de un conjunto de productos y con este resultado se define el IPC (Índice de Precios de Consumo). La subida de los precios de los productos es lo que llamamos inflación.
  • Inversión y especulación: la inversión es la cantidad de dinero que se destina a iniciar un negocio o a mantenerlo y mejorarlo con el objeto de obtener un beneficio. Cuando se obtiene un rápido beneficio de una operación comercial basado solo en el precio de los bienes se habla de especulación.
  • Mercado: institución social conformada por los consumidores y los productores, donde los primeros demandan los bienes y servicios que ofrecen los segundos.
  • Producción y productividad: llamamos producción a los bienes y servicios generados por una actividad económica. La relación entre lo producido y los medios empleados determina la productividad. Si se obtiene una elevada productividad utilizando pocos medios, se dice que la producción es alta. Cuando se emplean muchos medios pero la productividad es pequeña, la producción es baja.
  • Producto interior bruto (PIB) y PIB per cápita: el PIB es el valor total de los bienes y servicios producidos en un territorio durante todo un año. El PIB refleja la riqueza o renta generada en ese territorio, pero para conocer cuál es la riqueza o renta media de su población, es decir, PIB per cápita, hay que dividir el PIB del territorio considerado entre el número de sus habitantes. Este no considera la depreciación de los equipos, solo su valor inicial o nuevo, cuando se desea conocer el valor total menos la depreciación, se llama "PIN" Producto interno neto.

Objetivos sociales de la economía editar

  • Estabilidad económica: La estabilidad de los precios tiene que ver con evitar la inflación o deflación, ya que estas pueden causar desigualdades en la economía.
  • Pleno empleo: El pleno empleo existe cuando se utilizan completamente los recursos que son escasos de una economía (mano de obra).
  • Crecimiento económico sostenido, sin variaciones drásticas.
  • Equidad económica: Las acciones y políticas económicas se evalúan tomando en cuenta lo que las personas consideran correcto e incorrecto, mediante la distribución conveniente de los recursos económicos, lo que va a permitir que estos recursos fueran combinados en la mejor manera posible para suministrar los bienes y servicios necesarios.
  • Eficiencia económica: La eficiencia económica es el estado en el que un sistema económico logra y utiliza recursos escasos de una manera más productiva, generando mayores o mejores resultados en servicios o bienes, que los previstos, sin que se incremente los costos de producción.
  • Libertad económica: Se refiere a aspectos como la libertad de los consumidores para decidir cómo gastar su dinero o ahorrarlo y la libertad de los trabajadores para cambiar de empleo.
  • Crecimiento económico: Tiene que ver con el aumento en la producción de bienes y servicios a través del tiempo. Se relaciona con el ritmo de aumento de su población y su productividad. El crecimiento económico se mide según los cambios en el nivel del producto interno bruto real (PIB).
  • Seguridad económica: Protege a los consumidores, productores y propietarios de los recursos de los riesgos que hay en la sociedad. Cada sociedad decide que riesgos son los que necesitan protección y si deben pagarlos los individuos, empresarios o gobierno.
  • Distribución satisfactoria de los ingresos: Se refiere a una distribución acorde a las diferencias en la iniciativa, el esfuerzo y la habilidad. El estado sirve de equilibrio en la redistribución de la riqueza mediante su poder de gasto.[36]

Microeconomía y macroeconomía editar

La ciencia económica se divide en dos ramas centrales según su alcance:[37]

Microeconomía

La microeconomía es una parte de la teoría económica que estudia el comportamiento económico de los agentes individuales, como son los consumidores, las empresas, los trabajadores y los inversores; así como su interrelación en los mercados. Considera las decisiones que toma cada uno para cumplir ciertos objetivos propios. Los elementos básicos en los que se centra el análisis microeconómico son los bienes, los precios, los mercados y los agentes económicos.[38]​ En contraposición, la macroeconomía es la parte de la teoría económica que se encarga del estudio general de la economía, mediante el análisis de las variables agregadas como el monto total de bienes y servicios producidos, el nivel de empleo, la balanza de pagos, el tipo de cambio y el comportamiento general de los precios.[39]

Macroeconomía

 
Circuito macroeconómico en una economía abierta.

La macroeconomía es la parte de la teoría que se encarga de estudiar los indicadores globales de la economía mediante el análisis de las variables agregadas, como el monto total de bienes y servicios producidos, el total de los ingresos, el nivel de empleo, de recursos productivos, la balanza de pagos, el tipo de cambio y el comportamiento general de los precios.[40]

En contraposición, la microeconomía estudia el comportamiento económico de agentes individuales, como consumidores, empresas, trabajadores e inversores[41]​.

Herramientas de análisis económico editar

Los economistas para estudiar la ciencia económica, así como para aplicar sus conocimientos a la realidad, utilizan la teoría económica y diversas herramientas de análisis como las siguientes:

Econometría editar

La econometría (del griego οἰκονόμος oikonómos 'regla para la administración doméstica' y μετρία metría, 'relativo a la medida') es la rama de la economía que hace un uso extensivo de modelos matemáticos y estadísticos así como de modelos y técnicas del aprendizaje automático, la programación lineal, la teoría de juegos y la teoría económica para analizar, interpretar y realizar estimaciones y pronósticos sobre sistemas económicos, tratando variables como el precio de bienes y servicios, tasas de interés, tipos de cambio, las reacciones del mercado, el coste de producción, la tendencia de los negocios, las consecuencias de la política económica, entre otras.[42]

Estadística editar

 
Una distribución normal
La estadística (la forma femenina del término alemán Statistik, derivado a su vez del italiano statista, «hombre de Estado»)[43]​ es la disciplina que estudia la variabilidad, así como el proceso aleatorio que la genera siguiendo las leyes de la probabilidad.[44]​ Cuando este conocimiento se aplica a las ciencias fácticas, el proceso de investigación requiere la recolección, organización, análisis, interpretación y presentación de los datos.

Teoría de juegos editar

La teoría de juegos es un área de la matemática aplicada que utiliza modelos para estudiar interacciones en estructuras formalizadas de incentivos (los llamados «juegos»). La teoría de juegos se ha convertido en una herramienta sumamente importante tanto para la ciencia económica como para la administración de empresas y ha contribuido a comprender más adecuadamente la conducta humana frente a la toma de decisiones. Sus investigadores estudian las estrategias óptimas, así como el comportamiento previsto y observado de individuos en juegos. Tipos de interacción aparentemente distintos pueden presentar en realidad una estructura de incentivo similar y, por lo tanto, se puede representar mil veces conjuntamente un mismo juego.[45]

Desarrollada en sus comienzos como una herramienta para entender el comportamiento de la economía, la teoría de juegos se ha ido extendiendo a muchos otros campos, como la biología, las ciencias de la computación, la sociología, la politología, la psicología y la filosofía. Experimentó un crecimiento sustancial y se formalizó por primera vez a partir de los trabajos de John von Neumann y Oskar Morgenstern, antes y durante la Guerra Fría, debido sobre todo a su aplicación a la estrategia militar, en particular a causa del concepto de destrucción mutua garantizada. Desde los setenta, la teoría de juegos se ha aplicado a la conducta animal, incluyendo el desarrollo de las especies por la selección natural. A raíz de juegos como el dilema del prisionero, en los que el egoísmo generalizado perjudica a los jugadores, la teoría de juegos ha atraído también la atención de los investigadores en informática, usándose en inteligencia artificial y cibernética.

Los conflictos entre seres racionales que recelan uno del otro, o la pugna entre competidores que interactúan y se influyen mutuamente, que piensan y que, incluso, pueden ser capaces de traicionarse uno al otro, constituyen el campo de estudio de la teoría de juegos, la cual se basa en un análisis matemático riguroso pero que, sin embargo, surge de manera natural al observar y analizar un conflicto desde un punto de vista racional. Desde el enfoque de esta teoría, un «juego» es una situación conflictiva en la que priman intereses contrapuestos de individuos o instituciones, y en ese contexto una parte, al tomar una decisión, influye sobre la decisión que tomará la otra; así, el resultado del conflicto se determina a partir de todas las decisiones tomadas por todos los actuantes.

La teoría de juegos plantea que debe haber una forma racional de jugar a cualquier «juego» (o de negociar en un conflicto), especialmente en el caso de haber muchas situaciones engañosas y segundas intenciones; así, por ejemplo, la anticipación mutua de las intenciones del contrario, que sucede en juegos como el ajedrez o el póquer, da lugar a cadenas de razonamiento teóricamente infinitas, las cuales pueden también trasladarse al ámbito de resolución de conflictos reales y complejos. En síntesis, y tal como se comentó, los individuos, al interactuar en un conflicto, obtendrán resultados que de algún modo son totalmente dependientes de tal interacción.[46]

Así, desde que Von Neumann, Morgenstern y John Nash delinearon los postulados básicos de esta teoría durante las décadas del 40 y 50, varias han sido las aplicaciones que se le han otorgado a esta herramienta en el campo de las decisiones económicas, llegando incluso a modificar el modo en que los economistas interpretaban la toma de decisiones y la consecución del bienestar común.

Ciencia de datos editar

 
La existencia del cometa NEOWISE (aquí representado como una serie de puntos rojos) fue descubierta mediante el análisis de datos (de una encuesta astronómica) adquiridos por un telescopio espacial, el Wide-field Infrared Survey Explorer.

La ciencia de datos es un campo académico interdisciplinario que utiliza estadística, computación científica, métodos, procesos, algoritmos y sistemas científicos para obtener (recolectar o extraer), tratar, analizar y presentar informes a partir de datos ruidosos, estructurados y no estructurados.[47]​ La ciencia de datos es multifacética y puede describirse como una ciencia, un paradigma de investigación, un método de investigación, una disciplina, un flujo de trabajo o una profesión.[48]

La ciencia de datos integra el conocimiento del dominio de la aplicación subyacente (por ejemplo, economía aplicada, investigación de mercados, finanzas, investigación de operaciones, medicina, tecnologías de la información, ciencias naturales)[49]​ con la estadística, el análisis de datos, la informática y sus métodos relacionados para comprender y analizar fenómenos "reales" con datos.[50]​ Utiliza técnicas y teorías extraídas de muchos campos dentro del contexto de las matemáticas, las estadísticas, las ciencias de la computación, las ciencias de la información y el conocimiento del dominio.[51]​ Sin embargo, la ciencia de datos es diferente de la informática, la estadística y la ciencia de la información. El ganador del premio Turing, Jim Gray, imaginó la ciencia de datos como un "cuarto paradigma" de la ciencia (empírico, teórico, computacional y ahora basado en datos) y afirmó que "todo sobre la ciencia está cambiando debido al impacto de la tecnología de la información" y la avalancha de datos.[52][53]

Un científico de datos es el profesional que mediante la escritura y aplicación de código de programación y conocimientos en estadística trabaja en la recolección de datos, la limpieza de datos, la exploración de datos, la modelación de datos, visualización de datos, la implementación de soluciones de aprendizaje automático y en la interpretación de resultados.[54]​ Los científicos de datos provienen de diferentes profesiones o backgrounds: matemáticos, ingenieros, economistas, actuarios, físicos, químicos, y en algunas ocasiones de campos que pudieran parecer muy distantes como la medicina.

Crítica de la economía política editar

La crítica de la economía política o crítica de la economía es una crítica que cuestiona el objeto mismo de la economía y, por lo tanto, rechaza los axiomas, las instituciones y las categorías sociales, las abstracciones y todo el paradigma de lo que generalmente se denomina «la economía».[55][56]

Los críticos de la economía tienden a estar de acuerdo en que las prácticas, los supuestos y los conceptos que son comunes dentro del campo de la economía no son científicos. Afirman, a su vez, que estos fenómenos son más bien el producto de prácticas sociales y normativas, más que el resultado de una ley autoevidente.[57]​ Para los críticos de la economía política, lo que se suele llamar «la economía» no es más que un conjunto de conceptos metafísicos y prácticas sociales.[56]

Véase también editar

Referencias editar

  1. James, Paul; Magee, Liam; Scerri, Andy; Steger, Manfred B (2015). Urban sustainability in theory and practice: circles of sustainability (en inglés). Londres: Routledge. p. 53. ISBN 978-1-138-02572-1. OCLC 942553107. 
  2. Robbins, Lionel (1945) [1932]. An essay on the nature and significance of economic science (en inglés). Londres: Macmillan. p. 16. OCLC 938138229. «Economics is the science which studies human behaviour as a relationship between ends and scarce means which have alternative uses ». 
  3. Barre, Raymond (1959). Economie politique (en francés) I (Tercera edición). París: Presses universitaires de France. p. 12. OCLC 5453503. «La science économique est la science de l'administration des ressources rares. Elle étudie les formes que prend le comportement humain dans l'aménagement de ces ressources; elle analyse et explique les modalités selon lesquelles un individu ou une société affecte des moyens limités à la satisfaction de besoins nombreux et illimités. » 
  4. Munim, Ziaul Haque; Schramm, Hans-Joachim (2018). «The impacts of port infrastructure and logistics performance on economic growth: the mediating role of seaborne trade». Journal of Shipping and Trade (en inglés) 3 (1): 1-19. OCLC 7294512652. doi:10.1186/s41072-018-0027-0. 
  5. Real Academia Española. «labor». Diccionario de la lengua española (23.ª edición). 
  6. Real Academia Española. «curro». Diccionario de la lengua española (23.ª edición). 
  7. Real Academia Española. «laburo». Diccionario de la lengua española (23.ª edición). 
  8. Real Academia Española. «chamba». Diccionario de la lengua española (23.ª edición). 
  9. «Definition of WORK». www.merriam-webster.com (en inglés). Consultado el 20 de julio de 2020. 
  10. «Definition of LABOR». www.merriam-webster.com (en inglés). Consultado el 20 de julio de 2020. 
  11. Lopez Puerto, José. «Solicitud de empleo». Consultado el 15 de marzo de 2022. 
  12. «¿Qué es el capital en la economía?». Santander. 
  13. Real Academia Española. «Capital». Diccionario de la lengua española (23.ª edición). Consultado el 24 de febrero de 2019. 
  14. Viktor O. Ledenyov; Dimitri O. Ledenyov (2017). Investment in capital markets. Saarbrucken, Germany: LAP LAMBERT Academic Publishing. ISBN 978-3-330-05708-1. 
  15. Enciclopedia Financiera (ed.). «Sector Privado». 
  16. «Sector privado - Definición». Definición.de. Consultado el 25 de mayo de 2023. 
  17. «Elección de la forma jurídica». 
  18. «Concepto de Sector público - Características y funciones». https://concepto.de/. Consultado el 10 de septiembre de 2023. 
  19. «Sector Público - Educación tributaria - Bizkaia.eus». www.bizkaia.eus. Consultado el 10 de septiembre de 2023. 
  20. «Sector público | Datosmacro.com». datosmacro.expansion.com. Consultado el 10 de septiembre de 2023. 
  21. Roldán, Paula Nicole. «Sector público - Definición, qué es y concepto». Economipedia. Consultado el 10 de septiembre de 2023. 
  22. «Clasificación del Sector Público – Ministerio de Economía y Finanzas». www.finanzas.gob.ec. Consultado el 10 de septiembre de 2023. 
  23. María Victoria Deux Marzi - Pablo Vannini (2016). Manual de Tecnologías abiertas para la gestión de las organizaciones de la Economía Social. Buenos Aires - Los Polvorines: Cooperativa de Trabajo gcoop - Universidad Nacional de General Sarmiento. p. 38. ISBN 9789874655202. 
  24. «Economía Social. Biblioteca Clacso». 
  25. Morgado Panadero (2006). Economía Social y Cooperativismo. Lex Nova. 
  26. «¿Qué es la economía social?». 
  27. Rifkin, Jeremy (1 de enero de 1996). El fin del trabajo: nuevas tecnologías contra puestos de trabajo : el nacimiento de una nueva era. Grupo Planeta (GBS). p. 321. ISBN 9788449303180. Consultado el 30 de septiembre de 2016. 
  28. Noya, Miguel (7 de septiembre de 2018). «Domínguez: “La economía social es un antídoto contra el empleo precario”». Cinco Días (España). Consultado el 10 de septiembre de 2018. 
  29. Zoltan Kenessey. «The Primary Secondary, and Quaternary Sectors of the Economy». The Review of Income and. Archivado desde el original el 11 de marzo de 2012. Consultado el 20 de abril de 2012. 
  30. Matt Rosenberg (14 de enero de 2007). «Sectors of the Economy». About.com. Archivado desde el original el 19 de noviembre de 2016. Consultado el 20 de abril de 2012. 
  31. Pellicer Armiñana, Teresa (2004). El sector de la construcción. Universidad de Valencia. p. 67. 
  32. P. Krugman (1997), "La competitividad: una obsesión peligrosa" en El internacionalismo «moderno», p. 26.
  33. Tor Selstad (1967). «The rise of the quaternary sector. The regional dimension of knowledge-based services in Norway, 1970-1985» (en inglés). informaworld. «... k of industry that involves the intellectual services. That is research, development, and information. » 
  34. «What are some example of jobs in the Quaternary Industry?» (en inglés). Yahoo! Answers. 17 de junio de 2010. Archivado desde el original el 17 de octubre de 2012. Consultado el 30 de marzo de 2013. 
  35. «ICTs, industry and the new teacher model» (en inglés). Asian Correspondent. 17 de junio de 2010. Archivado desde el original el 30 de julio de 2012. Consultado el 30 de marzo de 2013. 
  36. Martínez Torres, Omar Alejandro (2016). Análisis económico. Zapopan, Jalisco: Editorial Astra. p.; 47 - 49
  37. Martínez Torres, Omar Alejandro (2016). Análisis económico. Zapopan, Jalisco: Editorial Astra. p.; 62 - 63
  38. Varian, Hal R. (2010). Microeconomía intermedia : un enfoque actual (8a. edition edición). ISBN 978-1-4492-8062-8. OCLC 884280943. Consultado el 2 de agosto de 2021. 
  39. Rabasco, Esther (D.L. 2014). Macroeconomía (8a. ed edición). Antoni Bosch. ISBN 978-84-95348-94-4. OCLC 879247164. Consultado el 2 de agosto de 2021. 
  40. Pindyck, Robert S.; Rubinfeld, Daniel (2009). Microeconomía (Séptima edición). Pearson educación S.A. p. 3. ISBN 978-84-832-2706-0. 
  41. Gil, Susana. «Microeconomía - Definición, qué es y concepto». Economipedia. Consultado el 16 de septiembre de 2022. 
  42. Franco (9 de julio de 2023). «¿Qué es la econometría y para qué sirve? (2023)». ThePower Business School (en inglés estadounidense). Consultado el 13 de noviembre de 2023. 
  43. Real Academia Española. «estadística». Diccionario de la lengua española (23.ª edición). 
  44. Ocaña-Riola, R. (2017) «La necesidad de convertir la Estadística en profesión regulada». Estadística Española 59(194): 193-212.[1] Archivado el 2 de diciembre de 2018 en Wayback Machine.
  45. De cómo la teoría matemática de los juegos de estrategia resolverá los problemas de la Eurozona y frenará las armas nucleares iraníes, Ariel Rubinstein, 5 de mayo de 2013, sin permiso.
  46. Gametheory.net tiene una extensa lista de referencias a la teoría de juegos en la cultura popular.
  47. Liu, Alex (17 de septiembre de 2015). «Data Science and Data Scientist» (en inglés). Consultado el 24 de septiembre de 2015. 
  48. Mike, Koby and Hazzan, Orit. «Why Is It Hard to Define Data Science?». cacm.acm.org (en inglés). Consultado el 3 de enero de 2023. 
  49. Danyluk, A.; Leidig, P. (2021), «Computing Competencies for Undergraduate Data Science Curricula», ACM Data Science Task Force Final Report .
  50. Hayashi, Chikio (1 de enero de 1998). «What is Data Science? Fundamental Concepts and a Heuristic Example». En Hayashi, Chikio; Yajima, Keiji; Bock, Hans-Hermann; Ohsumi, Noboru; Tanaka, Yutaka; Baba, Yasumasa, eds. Data Science, Classification, and Related Methods. Studies in Classification, Data Analysis, and Knowledge Organization (en inglés). Springer Japan. pp. 40-51. ISBN 9784431702085. doi:10.1007/978-4-431-65950-1_3. 
  51. Cao, Longbing (29 de junio de 2017). «Data Science: A Comprehensive Overview». ACM Computing Surveys 50 (3): 43:1-43:42. ISSN 0360-0300. S2CID 207595944. doi:10.1145/3076253. 
  52. Tony Hey; Stewart Tansley; Kristin Michele Tolle (2009). The Fourth Paradigm: Data-intensive Scientific Discovery. Microsoft Research. ISBN 978-0-9825442-0-4. Archivado desde el original el 20 de marzo de 2017. 
  53. Bell, G.; Hey, T.; Szalay, A. (2009). «Computer Science: Beyond the Data Deluge». Science 323 (5919): 1297-1298. ISSN 0036-8075. PMID 19265007. S2CID 9743327. doi:10.1126/science.1170411. 
  54. Davenport, Thomas H.; Patil, D. J. (October 2012). «Data Scientist: The Sexiest Job of the 21st Century». Harvard Business Review 90 (10): 70-76, 128. PMID 23074866. Consultado el 18 de enero de 2016. 
  55. Althusser, Balibar. «[···] "criticar" la economía política no puede significar criticar o rectificar tal inexactitud o tal punto de detalle de una disciplina existente, ni incluso rellenar sus lagunas, llenar sus vacíos, siguiendo un movimiento de exploración ya largamente empezado. "Criticar la economía política" quiere decir oponer una nueva problemática y un objeto nuevo, por lo tanto, someter a discusión el objeto mismo de la economía política. Pero como la economía política se define como economía política por un objeto, la crítica que la va a alcanzar, partiendo del nuevo objeto que se le opone, puede alcanzar a la economía política en su propia existencia. Este es el caso: la crítica de la economía política realizada por Marx no puede poner en discusión su objeto sin poner también en duda la economía política misma, en sus pretensiones teóricas de autonomía, en el "corte" que instaura en la realidad social para constituirse como teoría. La crítica de la economía política realizada por Marx es, por lo tanto, radical; somete a discusión no sólo el objeto de la economía política, sino la economía política misma como objeto. Para dar a esta tesis el beneficio de su radicalidad, digamos que la economía política tal como se define no tiene, para Marx, ningún derecho a existir: que no pueda existir economía política así concebida se debe a razones no de hecho sino de derecho».
  56. a b Postone, 1993.
  57. Patterson, Orlando; Fosse, Ethan (2015). «Overreliance on the Pseudo-Science of Economics». The New York Times (en inglés). 

Enlaces externos editar