Economía civil

Con el término economía civil, se entiende ante todo una corriente cultural de interpretación de la economía, que incluye una teoría económica del mercado fundada sobre los principios de reciprocidad y de fraternidad, como una alternativa al capitalismo.

Economía de mercado civilEditar

La economía civil es una economía de mercado y, como tal, se basa en los siguientes principios:

  1. concepto de división del trabajo, o especialización de las tareas que trae como consecuencia la realización de intercambios endógenos (diferentes de los "exógenos", que resultan de la generación de excedentes), que, por lo tanto, van a aumentar la productividad del sistema en el que se insertan;
  2. concepto de desarrollo, que, por un lado, presupone (desde una matriz cultural judeocristiana) la existencia de solidaridad entre generaciones, o de interés de las generaciones actuales hacia las generaciones futuras, mientras que, por otra parte, se refiere a un proceso de acumulación;
  3. concepto de libertad de empresa, según el cual aquellos que poseen habilidades empresariales debe tener libertad para iniciar un negocio. Por habilidades empresariales se entiende: capacidad de riesgo, la innovación o la creatividad y la ars combinatoria (el empresario, conociendo las características de los participantes en una iniciativa empresarial los organiza para conseguir los mejores resultados);
  4. el fin u objetivo, es decir, el tipo de producto (bien o servicio) que se va a obtener.