Edward Bernays

Edward Louis Bernays (Viena, Austria, 22 de noviembre de 1891Cambridge, Massachusetts, Estados Unidos, 9 de marzo de 1995),[1]​ conocido como Edward Bernays, fue un publicista, periodista e inventor de la teoría de la propaganda y las relaciones públicas. Judío de nacionalidad austríaca, fue sobrino de Sigmund Freud, y utilizó ideas relacionadas con el inconsciente en Norteamérica para la persuasión del self en el ámbito publicitario masivo. Propaganda, su libro más célebre, se publicó en 1928.[cita requerida]

Edward Bernays
Edward Bernays cropped.png
Edward Bernays, en 1917.
Información personal
Nombre de nacimiento Edward Louis Bernays
Nacimiento 22 de noviembre de 1891
Civil ensign of Austria-Hungary (1869-1918).svg Viena, Austria-Hungría.
Fallecimiento 9 de marzo de 1995 Ver y modificar los datos en Wikidata (103 años)
Cambridge (Estados Unidos) Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Austrohúngara y estadounidense (desde 1892)
Familia
Padres Eli Bernays Ver y modificar los datos en Wikidata
Anna Freud Bernays Ver y modificar los datos en Wikidata
Cónyuge Doris Fleischman
Educación
Educado en
  • Universidad Cornell
  • DeWitt Clinton High School
  • Cornell University College of Agriculture and Life Sciences Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Psicólogo, periodista y ensayista Ver y modificar los datos en Wikidata
Área Relaciones públicas Ver y modificar los datos en Wikidata

BiografíaEditar

Nació en el seno de una familia judía. Siendo aún niño, sus padres se mudaron a los Estados Unidos. En 1912, se graduó de agricultura en Cornell, pero su verdadera pasión eran las comunicaciones, donde se desempeñó en la publicidad, periodismo y finalmente en las relaciones públicas, a las cuales se dedicó por completo, y llegó a ser considerado el «padre» de la profesión por muchos estudiosos, al dar el primer gran paso definiéndola, resaltando la necesidad imperiosa de ejercerla, indicar sus funciones y su campo de acción, en vista de la alta demanda existente en el área comunicacional de las organizaciones y la creciente necesidad social por ser escuchados.[cita requerida]

Fue el pionero mundial de las relaciones públicas, al ser él quien les dio nombre y el primero en publicar un libro sobre la materia en 1923 en Nueva York, titulado 'Cristalizando la opinión pública, traducido al castellano y publicado en los años 90 en España por Gestión 2000. El propio Bernays lo presentó en Madrid y Barcelona junto al libro de su discípulo José Daniel Barquero sobre él, con la presencia de numerosas autoridades.[cita requerida]

Bernays fue asesor personal, en materia de relaciones públicas, de varios presidentes de Estados Unidos, de la Casa Blanca y de las empresas nacionales e internacionales más importantes del mundo.[2]

Actividades desarrolladasEditar

Bernays destacó además por ser pionero en las investigaciones situacionales al momento de llevar a cabo una acción estratégica, buscando aumentar la competitividad empresarial. Esto se debe al conocimiento e interés por estudiar la fuerza de la opinión pública y sus consecuencias. Por ello, en 1923 publicó el primer libro sobre la profesión, llamado Crystallizing Public Opinion, donde habla sobre la fuerza que tiene la opinión pública, y cómo ésta puede influir tanto en el éxito como en el fracaso de ciertas instituciones. Además, resalta que es ésta la que juzga el actuar de las organizaciones. Esta es la primera vez en la historia que se utiliza el término asesor de relaciones públicas. De profundas convicciones sionistas, él y varios otros judíos influyentes y poderosos transformaron la cultura y la razón de ser del pueblo estadounidense de forma irreversible hasta convertirlo en lo que es hoy día.[cita requerida]

AccionesEditar

Otra de las aportaciones concretas de Bernays recayó en el planteamiento de las ocho etapas fundamentales de las relaciones públicas, que son:

  • Definir los objetivos.
  • Investigar a los públicos.
  • Modificar los objetivos para conseguir las metas realmente alcanzables.
  • Decidir la estrategia a realizar.
  • Crear y desarrollar el mensaje.
  • Programar detalladamente la acción y la organización necesaria para ejecutarla.
  • Especificar el plan táctico y su programación temporal.
  • Desarrollar las tácticas previamente contemporáneas.

LogrosEditar

Las aportaciones realizadas por Edward Bernays a la profesión radican en el entendimiento y la persuasión de la opinión pública, además de aclarar que la imagen pública no se gestiona directamente, sino que es resultado de las acciones y estrategias realizadas por una organización y de su relación directa con su entorno.[cita requerida]

Principales aportacionesEditar

Las principales aportaciones de Bernays al ámbito de las relaciones públicas fueron:

  • Sentó las bases de las relaciones públicas como una profesión basada en un cuerpo teórico que él mismo definió y estableció, unido a conocimientos científicos que implementó, es decir, la convirtió en ciencia. Posteriormente, otros autores lo han recogido así. Fue pionero no solo en la práctica sino en la teoría y ciencia de las relaciones públicas, y trabajó con gran esfuerzo y dedicación para conseguir que se respetasen e implantasen sus principios, métodos y éticas profesionales, a través de sus conferencias, libros, artículos y otros.
  • Integró la práctica de las relaciones públicas a la empresa moderna y a las organizaciones, con las teorías, métodos y la aplicación de las ciencias sociales, antropológicas, económicas, políticas, informativas y de los estudios de la conducta del individuo y sociedad ante ciertos impactos, beneficiándose siempre a la empresa y a sus públicos.
  • Tuvo la visión de que las relaciones públicas constituían un mecanismo social que se podría usar para mejorar la sociedad y las organizaciones.
  • Contempló la ética y la deontología profesional como una parte integral de las relaciones públicas, a la búsqueda de la responsabilidad social como su principal propósito, logrando que su cliente actuase correctamente y, a su vez, el público lo supiese.
  • Fue uno de los primeros en reconocer la valiosa contribución que las mujeres podían hacer a las relaciones públicas, en momentos en los que se gestaban los primeros movimientos feministas y no todos se atrevían a potenciar a la mujer, es más, existían detractores acérrimos de estas ideas.
  • Su amplia contribución bibliográfica, con sus más de veinte libros en materia de relaciones públicas y sus sesenta y ocho contribuciones a otros tantos libros, según referencias del profesor Keith A. Larson, en el libro Public Relations, Edward L. Bernays and the American Scene: a Bibliography.
  • Fue noticia en el New York Times en ciento setenta y ocho ocasiones y en muchísimos otros medios de comunicación de todo el mundo, lo cual ha contribuido a potenciar la imagen y la importancia de las relaciones públicas a nivel internacional (Keith A. Larson).
  • Con la creación de esta profesión, cientos de universidades en todo el mundo se dispusieron a difundir sus aportes científicos, incluso países como la Federación Rusa y China, lo que refuerza la investigación de que las relaciones públicas no son solo sinónimo de países capitalistas.
  • Hoy en día, las relaciones públicas se pueden considerar una gran industria, ya que mueven miles de millones de euros en todo el mundo y generan millones de puestos de trabajo y riqueza en todo el mundo gracias, en parte, a esos primeros aportes de Bernays.
  • Dada la intermediación de la profesión de relaciones públicas internacionales que creó Bernays, se ha firmado la paz en numerosos conflictos bélicos entre países como, por ejemplo: la Conferencia de Paz en París, a la que le siguió la firma del Tratado de Paz de la I Guerra Mundial, en la que intervino el propio Bernays.
  • Publicó el primer libro de relaciones públicas en el mundo, Cristallizing Public Opinion, al que le seguirían otros muchos durante su vida.[cita requerida]

ReferenciasEditar

  1. Edward L. Bernays. Encyclopædia Britannica.
  2. Public Relations, the Edward Bernays and The American Scene: a bibliography, de Keith A. Larson, ISBN 978-0-87305-118-7

Enlaces externosEditar