Abrir menú principal

Copycat[1]​ es una palabra inglesa (de copy -"copiar"- y cat -"gato"-, utilizada como sustantivo desde al menos 1894 y como verbo desde 1932, especialmente refiriéndose a un comportamiento infantil)[2]​ utilizada para designar el fenómeno social que se produce cuando uno o muchos imitadores imitan la manera de actuar de un modelo del que han tenido conocimiento, en muchos casos, a partir de algún acto, usualmente morboso, dramático o de gran repercusión, que aparece en los medios de comunicación, y que por tanto es favorecido por la publicidad mediática.

En contextos criminológicos, el copycat es alguien que realiza un crimen de imitación (o crimen copycat); por ejemplo, imitando el modus operandi de un asesino en serie (serial killer) tal como los medios masivos de comunicación lo han descrito, o realizando un robo con determinadas características sofisticadas (estilo Rififi).[3][4][5]

En otros contextos se aplica al "efecto Werther", por el que se imita el suicidio (como ocurrió con el suicidio de ese personaje de ficción).[6]

Véase tambiénEditar

NotasEditar