El Nombre Divino en el Nuevo Testamento

(Redirigido desde «El Tetragrámaton en el Nuevo Testamento»)

El tetragrámaton (YHWH) o trigrámaton (YHW) no aparece en ningún manuscrito griego (de los sobrevivientes) del Nuevo Testamento. Los manuscritos griegos del Nuevo Testamento existentes conocidos presentan el título griego Kyrios (Señor) en las citas al Antiguo Testamento en donde los manuscritos hebreos y los griegos más antiguos tienen el tetragrammaton.

El Tetragrámaton no aparece en su forma completa en ningún manuscrito griego existente del Nuevo Testamento, pero aparece incluido en los nombres teofóricos en la Biblia, y en su forma abreviada yah en la palabra aleluyah en Apocalipsis 19:1, 3, 4, 6.

Índice

En los manuscritos del Nuevo TestamentoEditar

Ninguno de los manuscritos griegos (que sobreviven) del Nuevo Testamento contiene el Tetragrámaton en su forma completa.[1]:77 El texto de los manuscritos más antiguos conocidos hasta el momento, como el P52, el P90, P98 y el P104 no incluye algún versículo en el que el nombre divino o el título Κύριος (Kýrios) aparezca (cita al AT con YHWH),[2][3]​ delimitando así los existentes a partir del año c. 200 (siglo III EC) en adelante (p. ej P46, P66, P75 casi dos siglos despues de los originales)[4][5][6][7][8]​. En sus observaciones, Gerard Gertoux menciona que el P52 y P90 no presentan nomina sacra, utilizando este hecho en apoyo a la aparición del nombre divino en los manuscritos autógrafos.[9]​ Gertoux reconstruye el texto del P52 y determina que este contenía YHWH, pero al reconstruir el P90 considera que el título Kyrios podría haber aparecido en su forma completa reemplazando el nombre divino de acuerdo al proceso de nomina sacra.[9]

Aunque ninguno de los manuscritos del Nuevo Testamento en griego koiné existentes contiene el Tetragrámaton, George Howard sugirió que el Tetragrámaton apareció en los autógrafos originales del Nuevo Testamento.[1]​ Howard propuso que el Tetragrámaton podría haber aparecido originalmente en el Nuevo Testamento y que «la eliminación del Tetragrámaton del Nuevo Testamento y su reemplazo por los sustitutos κυριος y θεος oscureció la distinción original entre el Señor Dios y del Señor Jesucristo».[10]​ En el Anchor Bible Dictionary, Howard escribió: "Existe cierta evidencia que el Tetrágramaton, el nombre divino, Yahweh, apareció en algunas de todas las citas del Antiguo Testamento en el Nuevo Testamento cuando los documentos del Nuevo Testamento fueron escritos por primera vez."[11]

Junto con Howard, David Trobisch y Rolf Furuli han escrito sobre como el Tetragrámaton podría haber sido removido de los manuscritos griegos.[12][13]​ En el libro Archaeology and the New Testament, John McRay también escribió sobre «la posibilidad que los autógrafos del Nuevo Testamento podrían haber retenido el nombre divino en las citas del Antiguo Testamento».[14]​ Robert Baker Girdlestone estableció en 1871 que si la LXX habría usado "una palabra griega para Jehovah y otra para Adonai, tal uso sería, sin duda, el de haberlo retenido en los discursos y argumentos del N.T. Así nuestro Señor al citar el Salmo 110,...podría haber dicho 'Jehovah dijo al Señor.'[15]​ Desde tiempo de Girdlestone se ha demostrado que la LXX tenía el Tetragrámaton, pero que se eliminó en ediciones posteriores.[16]

Profesor Christopher R. Matthews establece:

"En manuscritos precristianos griegos del AT, el nombre divino no se vertía por 'kyrios' a como se pensaba. Usualmente el Tetragrama se escribía en letras arameas o paleohebreas... En algún momente posterior, sustitutos como 'theos' [Dios] y 'kyrios' reemplazaron el Tetragrama... Existe una buena razón para creer que de manera similar, en este patrón se envolvió al NT, p.ej. el nombre divino estaba escrito originalmente en las citaciones y referencias al OT, pero en el transcurso del tiempo fue reemplazado por sustitutos".

Los escritores del Nuevo Testamento eran judeocristianos (crisitianos de origen judío). No se ha encontrado un manuscrito de la Septuaginta con Κύριος para representar al tetragrámaton, y por ello se ha argumentado, no por todos convincentemente, que el uso del término Κύριος muestra a la Septuaginta a como es conocida, con características cristianas, e incluso que la composición del Nuevo Testamento precedió el cambio de Κύριος en la Septuaginta. El uso de Κύριος para la representación del tetragrámaton ha sido llamado como "una marca característica de algún manuscrito de la LXX cristiana", aunque este punto de vista ha sido refutado por Mugridge; en relación al Papiro Oxirrinco 1007 y el Papiro Oxirrinco 656, el escribió:

"Se ha sugerido que los dos papiros del AT, enlistados acá como cristianos, son actualmente judíos. En el 3 [p.ej., P. Oxy. VII 1007] (de la segunda mitad del siglo III EC) una doble yodh (…) aparece para el Nombre Divino. Un segundo escriba escribió el Nombre Divino como κυριος con una ‘pluma’ diferente a la del resto del texto en 9 [p.ej., P. Oxy. IV 656] (II/III EC), quizás un segundo escriba decidió insertar el Nombre Divino. Esta no es sufuciente razón, sin embargo, para concluir que esos dos papiros son judíos, ya que los judíos hilaban en el cristianismo primivio que existió en el período de revisión, como notamos más antes. Por lo tanto, esta práctica podría tan solo reflejar la práctica en grupos judeocristianos, los cuales no se corrompieron, a como en ocasiones o siempre se había pensado. (…) Si el 3 [p.ej, P. Oxy. VII 1007] es un papiro cristiano – y el uso del nomen sacrum θς podría apoyar esto – este es el único ejemplo de un intento de escribir algo ensamblando caracteres hebreos en un manuscrito cristiano."

Mugridge concluye en que los cristianos gentiles primitivos pudieron escribir el nombre divino, pero los cristianos posteriores "reemplazaron el tetragrammaton por Kyrios, cuando el nombre divino escrito en letras hebreas ya no se entendía mas."[17]​ El Profesor Robert J. Wilkinson da consideración a la cuestión que, los judíos en comunidades mixtas no tolerarían variantes del Tetragrámaton, y que a los gentiles les podría costar pronunciarlo si no fuera ΙΑΩ o Κύριος.[18]​ Más adelante, en 384 EC, Jerónimo escribió que algunos lectores ignorantes de la LXX asumían que el Tetragrámaton era una palabra griega, πιπι (pipi).

Aunque Albert Pietersma, junto con la mayoría de eruditos, no acepta la teoría de Howard, Pietersma ha establecido en lo que concierne a la Septuaginta: "posiblemente aún podría ser debatido sobre si tal vez, en las copias palestinas con que los autores del NT estaban familiarizados se leía alguna forma del tetragrama.[19]

Sidney Jellicoe concluye en que "Kahle esta en lo correcto al sostener que los textos de la LXX [Septuaginta], escritos por judíos para judíos, retuvieron el nombre divino en letras hebreas (paleohebreas o arameas) o en letras griegas imitatias en la forma ΠΙΠΙ, y que el reemplazo por Κύριος fue una innovación cristiana". Jellicoe traza fuerte evidencia de varios grandes eruditos (B. J. Roberts, Baudissin, Kahle y C. H. Roberts) y varios segmentos de la Septuaginta para el rastreo y conclusión que la ausencia de "Adonai" del texto reafirma que la inserción del término Kyrios fue una práctica posterior; en la Septuaginta Kyrios es usado para sustituir YHWH; y el tetragrámaton apareción el texto original, pero copista cristianos lo removieron.

El Diatessaron de Taciano muestra algunas variaciones en la aplicación de Kýrios por YHWH, pero esto podría deberse a su dependencia de la Peshitta.[20]​ El consistencia en la conversión de YHWH a Kýrios en todas las referencias del Nuevo Testamento sería difícil de explicar si no se hubiera establecido la tradición de leer Kýrios en donde YHWH aparecía en un manuscrito griego, o si no existiera un cuerpo de textos con Kýrios ya incluido en griego.

Un pasaje grabado en la Tosefta hebrea, Shabbat 13:5, una cita del rabí Tarfon, se menciona para afirmar que los escritos cristianos primitivos o copias contenían el Tetragrámaton.[21]

Los libros de los evangelistas y los libros de los minim, no se salvarán del fuego [en el Sábado]. Ellos están reservados para quemarse en donde estén, ellos e [incluso] el Nombre Divino que está en ellos.[22]

Shabbat 13:5

Lawrence Schiffman[23]​ considera que esto es una discusión de si rescatan de un horno parte de sifre minim (textos en idioma hebreo de los judíocristianos) que contienen el Tetragrámaton.

Presencia en las citas al ATEditar

Las copias existentes más antiguas de la Septuaginta y otras traducciones griegas tienen Tetragrámaton escrito en hebreo en lugar de Κυριος. El manuscrito 4Q120 tiene IAW más bien que kurios. Patrick W. Skehan ha sugerido que la lectura griega IAW es más original que Kurios. IAO puede ser una transliteración del término hebreo (יהוה). Según Larry Hurtado, en manuscritos griegos "fechados desde el siglo II en adelante, 'Kýrios' (Señor) se comenzó a usar más frecuentemente".

Septuaginta o LXXEditar

Los manuscritos más antiguos de la Septuaginta frecuentemente tienen las letras YHWH en los lugares en que aparece en la biblia hebrea. (p.ej. Papiro Fouad 266b, POxy 3522, POxy 5101), Trigrámaton o diferentes formas del Nombre Divino (LXXP.Oxy.VII.1007, 4Q120), con excepción del manuscrito más antiguo (Papyrus Rylands 458), que tiene un espacio en blanco (lacuna) en lugar del Tetragrámaton en donde algunos eruditos, como C. H. Roberts, creen que contenía letras. Según According Paul E. Kahle, el Tetragrámaton debe haber estado escrito en el manuscrito en donde esos espacios aparecen. Sin embargo, la gran mayoría de copias que sobreviven desde el siglo II o III en adelante tienen Κυριος ("Señor"), o Θεος ("Dios"), en donde los textos hebreos, y los griegos antes mencionados tienen YHWH, correspondiente a la práctica de sustituir Adonay por YHWH en lecturas del original. Algunos manuscritos del siglo V al IX muestran el Tetragrámaton (p.ej. Códice Marchaliano, y el Taylor-Schechter 16.320).

Traducción KaigeEditar

Esta traducción presenta una revisión de la Septuaginta hacia el texto masorético. En esta se presenta el Nombre Divino con el Tetragrámaton (un LXXVTS 10a, LXXVTS 10b, LXXIEJ 12).

Traducciones de Aquila, Símaco y TeodiciónEditar

En la primera mitad del siglo II E.C., uno de los cristianos judíos prosélitos, Aquila de Sinope hizo una traducción de las Escrituras hebreas al griego, y en ella el presentó el nombre de Dios por el Tetragrámaton en caracteres hebreos antiguos.[24]

HexaplaEditar

La Hexapla de Orígenes, que provee entre otras traducciones, el texto de la Septuaginta y aquellas de Aquila, Símaco y Teodoción presenta el Tetragrámaton en sus columnas; un ejemplo de este texto es el manuscrito Ambrosiano O 39 sup. y el Taylor-Schechter 12.182.

Manuscritos del Mar MuertoEditar

El Tetragrámaton aparece en manuscritos bíblicos de los Rollos del Mar Muerto Sea Scrolls; también en los papiros mágicos judíos, en donde este nombre era usado para propósitos mágicos.

Otros textosEditar

Los escritos judíos helenísticos como los de Josefo, los de Filón, los apócrifos, y las inscripciones judías muestran el término «Kýrios» en donde la Biblia hebrea tiene «YHWH». Según Norbert H. Kox, Flavio Josefo conocía muy bien como era leído y pronunciado el Nombre Divino, como se lee en Antigüedades judías.[25]​ James Royce concluyó que Filón conocía y leía manuscritos bíblicos griegos en los que el Tetragrámaton no se convertía en «Kýrios», sino en escritura paleohebrea o aramea.[26]

Citas hechas en el NT al AT en las que el hebreo o griego tienen YHWHEditar

Libro del NT

Cita en el OT

Manuscrito antiguo del AT

Fecha del manuscrito

Mateo 4:4

Deuteronomio 8:3

Marcos 12:29

Deuteronomio 6:4

Papiro de Nash [27]

Siglo II a. E.C.[27]

Hechos 2:20,21;[28]​ Rom 10:13

Joel 2:31,32

Hechos 3:22

Deuteronomio 18:15

Papiro Fouad 266 [29][30][31][32]

Siglo I a. E.C.[32]

Enfoque doctrinalEditar

Jesús, los Apóstoles y los evangelistas citaron el Antiguo Testamento, sea en hebreo o griego.[33]​ A continuación aparece una lista de textos bíblicos en los que Jesus y los Apóstoles leyeron directamente las escrituras: (Deuteronomio 6:13, 16; 8:3; Salmo 110:1; Isaías 61:1, 2; Mateo 4:4, 7, 10; 22:44; Lucas 4:16-21).[34]​ También en el Evangelio según Juan se menciona que Jesús empleó el nombre divino (Juan 17:6, 11, 12, 26).[34]

Para el Nombre Divino, en el Apocalipsis 19:1-6, el Apóstol Juan utilizó la forma abrevidada "IA" en la frase hallelouia en lugar de Kurios o alguna variante (hallelou-adonay).[9]​ Yah se transcribió en griego por "Ia," al igual que "Ehyeh" es representado por "Aia," sabiendo que "Yah" es la primera sílaba de יהוה.[35]

Wolfgang Feneberg comentó en su revista jesuita: "Él [Jesús] no retuvo el nombre de su Padre YHWH de nosotros, mas bien él nos lo confió. De lo contrario, sería inexplicable por qué la primera petición de la oración del padrenuestro debe leerse: 'Santificado sea tu nombre'." Además, Feneberg escribió que "en manuscritos precristianos para judíos de habla griega, el nombre de Dios no estaba parafraseado con Kýrios [Señor], sino escrito en la forma del tetragrama, en caracteres hebreos o hebreos arcaicos... Encontramos recolecciones del nombre en los escritos de los padres de la Iglesia".[36]

El Evangelio Según Mateo originalmente en hebreoEditar

A traves de los siglos, algunos traductores han insertado el Tetragrámaton en el Evangelio de Mateo basándose en la hipótesis de que las citas que el evangelista hizo del Antiguo Testamento son en hebreo en lugar del griego, por lo que el evangelista se habría encontrado con el Tetragrámaton y lo habría incluido en su evangelio. Esta teoría también se apoya en escritos de los padres de la Iglesia.

Mateo, quien también se llama Leví, y quien de recaudador se convirtió en un apóstol, antes de todo compuso un Evangelio de Cristo en Judea en idioma y caracteres hebreos para beneficio de aquellos circuncisos que habían creído. No se sabe quién lo tradujo al griego. Sin embargo, el hebreo mismo se preserva hasta este día en la biblioteca de Cesarea, la cual el mártir Pánfilo recolectó diligentemente. Los Nazarenos que usan este volumen en la ciudad siria de Beroea me permitieron copiarlo.

El siendo hebreo escribió en hebreo, la que es, su propia lengua y más fluida; tales cosas escritas elocuentemente en hebreo se convirtieron más elocuentes al pasarlas al griego.

Jerónimo, 382 E. C., De viris illustribus, Libro V

Mateo también publicó un evangelio escrito entre los hebreos en su propio dialecto.

El primero está escrito según Mateo, el mismo que alguna vez fue un recaudador de impuestos, pero luego un emisario de Yeshua el Messíah, quien, habiéndolo publicado para los creyentes judíos, lo escribió en hebreo.

Orígenes cerca 210 E. C. citado por Eusebio, Hist. Ecl. 6:25

La epístola a los hebreos, el afirmó que fue escrita por Pablo, a los hebreos, en la lengua hebrea; pero fue cuidadosamente traducida por Lucas, y publicada entre los griegos.

Clemente de Alejandría, Hypotyposes, referido por Eusebios en Hist. Eccl. 6:14:2)

Traducciones del Nuevo Testamento al hebreoEditar

Algunas de estas antiguas traducciones rabínicas de Mateo se mezclan con comentarios críticos de 1385 de Shem-Tob. El incluye el Tetragrámaton escrito o abreviado 19 veces, mientras ocasionalmente incluye el apelativo HaShem (השם, que significa "El Nombre").

En las traducciones del Nuevo TestamentoEditar

La mayoría de Biblias, incluso aquellas como la Biblia de Jerusalén, que contiene Yahweh en el Antiguo Testamento, no usan Yahweh en el Nuevo Testamento. Sin embargo, unas cuantas traducciones de la Biblia emplean "Jehovah" en el Nuevo Testamento; la J, h, v, y h de Jehovah vienen del Tetragrámaton. Por ejemplo, la traducción inglesa de William Newcome tiene el nombre “Jehovah” unas cuantas veces en donde el Nuevo Testamento cita al Antiguo Testamento, como en Mat 22: 24.[38]​ La primera Biblia completa impresa en América[39]​ por John Eliot aunque no en inglés, frecuentemente usa "Jehovah" en el NT.[40]

La traducción del Nuevo MundoEditar

La traducción Jehová aparece 7,210 veces—incluyendo 237 veces en las escrituras griegas cristianas (Nuevo Testamento— en la Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras (TNM) publicada por la Watch Tower Bible and Tract Society y usada por los Testigos de Jehová. Los Testigos de Jehová afirman que los autores de los escritos de las escrituras griegas cristianas (Nuevo Testamento) retuvieron el Tetragrámaton en las citas de las escrituras hebreoarameas (Antiguo Testamento) sin sustituirlo con Kýrios ("Señor").[34]

Movimiento del Nombre SagradoEditar

En 1993, el Institute for Scripture Research (Instituto de Investigación de las Escrituras),(ISR) publicó The Scriptures (Las Escrituras),[41]​ la primera traducción al inglés que incorporó las letras hebreas del Tetragrámaton en lugar de un tútulo genérico (por ej., el Señor) o una traducción conjetural (por ej., Yahweh o Jehová). The Besorah,[42]​ que es una versión plagiada[43]​ de la The Scriptures '98 (TS98) del ISR,[44]​ también incorporó el Tetragrámaton, utilizando únicamente escritura paleohebrea más bien que escritura hebrea estándar. Más recientemente, la Restored Name King James Version (RNKJV),[45][46]​ una traducción anónima del nombre sagrado, usada en internet adaptada de la Biblia del rey Jacobo, translitera el Tetragrámaton como YHWH en donde aparece en el Antiguo Testamento.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. a b Howard, George (Marzo de 1977). «Tetragram and the New Testament». Journal of Biblical Literature. Vol. 96, No. 1. p. 63-83. 
  2. Aland, Kurt; Aland, Barbara (1995). Erroll F. Rhodes (trans.), ed. The Text of the New Testament: An Introduction to the Critical Editions and to the Theory and Practice of Modern Textual Criticism. Grand Rapids: William B. Eerdmans Publishing Company. p. 99. ISBN 978-0-8028-4098-1. ; Kurt und Barbara Aland, Der Text des Neuen Testaments. Einführung in die wissenschaftlichen Ausgaben sowie in Theorie und Praxis der modernen Textkritik. Deutsche Bibelgesellschaft, Stuttgart 1989, S. 109. ISBN 3-438-06011-6
  3. «Liste Handschriften». Münster: Institute for New Testament Textual Research. Consultado el 27 de agosto de 2011. 
  4. Philip Charleston (2009). Messing with the Holy Bible. Shattering the Christian Looking Glass. Trafford Publishing. p. 114. ISBN 1425183956.
  5. Michael R. Licona, Contributor: Craig A. Evans (2016). Why are there differences in the Gospels?. Why Are There Differences in the Gospels?: What We Can Learn from Ancient Biography. Oxford University Press. p. 24. ISBN 0190264284.
  6. Norman L. Geisler, William C. Roach, Contribuitor: J. I. Packer (2012). The Early Date of the New Testament Manuscripts. Defending Inerrancy: Affirming the Accuracy of Scripture for a New Generation. Baker Books. p. 95. ISBN 1441235914.
  7. Josh McDowell, Sean McDowell (2010). Do Accounts of Miracles Undermine Credibility?. Evidence for the Resurrection: What It Means for Your Relationship with God. Baker Books. p. 24. ISBN 1441224165.
  8. Norman Geisler (2004). Are Miracles Actual?. Miracles and the Modern Mind: A Defense of Biblical Miracles. Wipf and Stock Publishers. p. 131. ISBN 1592447325.
  9. a b c Gerard Gertoux. The Use of the Name (YHWH) by Early Christians. International Meeting Society of Biblical Literature. 
  10. Howard, George (Marzo de 1978). Biblical Archaeology Review 4 (1). 
  11. Howard, George (1996, c1992). «Tetragrammaton in the New Testament». The Anchor Bible Dictionary 6 (Doubleday: New York). p. 392. 
  12. Obicando a Jesús en Su Lugar: El caso para la deidad de Cristo (en inglés) P.158
  13. The Role of Theology and Bias in Bible Translation P.179-191
  14. Archaeology and the New Testament
  15. Synonyms of the Old Testament p.43
  16. The New International Dictionary of New Testament Theology (1984, Volumen 2, página 512) se lee: "Recientes descubrimientos textuales ponen descartan la duda de la idea de que los compiladores de la LXX [Septuaginta] traducen el tetragrama YHWH por Kýrios. El MSS más antiguo de la LXX MSS (fragmentos) ahora está disponible para nosotros y tiene el Tetragrámaton escrito en caracteres heb[reos] en el texto g[riego]k. Esta costumbre se mantuvo por posteriores traductores judíos del A[ntiguo] T[estamento] en el siglo I d.C."
  17. Paul Kahle (1959). The Cairo Geniza, Schweich lectures (2 edición). Blackwell. p. 222. 
  18. Robert J. Wilkinson (2015). «The First Christians and the Tetragrammaton». Tetragrammaton: Western Christians and the Hebrew Name of God: From the Beginnings to the Seventeenth Century, Studies in the History of Christian Traditions (Brill). p. 95. ISBN 9004288171. 
  19. Albert Pietersma (1984). «KYRIOS OR TETRAGRAM: A RENEWED QUEST FOR THE ORIGINAL LXX». En Albert Pietersma and Claude Cox. DE SEPTUAGINTA. Studies in Honour of John William Wevers on his sixty-fifth birthday (Mississauga: Benben Publications). p. 87. 
  20. Shedinger, Robert F. (2002). Tatian and the Jewish Scriptures: A Textual and Philological Analysis of the Old Testament Citations in Tatian's Diatessaron Subs. 109 (Corpus Scriptorum Christianorum Orientalium). Peeters Publishers. p. 137. ISBN 9042910429. 
  21. En Shabbat 13:5 se lee: "Los Gilyon[im] (p.ej., libros de los evangelios) y los libros de la minim (p.ej., los herejes judíos) no se han salvado [en el Sabbath] al fuego; pero uno les permite quemarlos junto con el nombre de Dios escrito en ellos." La Enciclopedia judía, (1910) define la palabra Gilyonim en el Talmud según se refiera a los Evangelios en el tiempo de Tarfon. Véase Ludwig Blau, 1910 JewishEncyclopedia.com - GILYONIM
  22. Jacob Neusner Judaism and Christianity in the Age of Constantine (El Judaísmo y el Cristianismo en la Era de Constantino) 2008 p99 ; También en Neusner Persia and Rome in classical Judaism (Persia y Roma en el Judaísmo clásico) 2008 p14
  23. Jeremy Cohen Essential papers on Judaism and Christianity in conflict
  24. Aquila - Encyclopedia judía (en inglés)
  25. Norbert H. Hox (2008). The Holy Cipher: Who Changed God's Name?. Lulu.com. pp. 58-59. ISBN 0615161421. 
  26. Robert J. Wilkinson (2015). Tetragrammaton: Western Christians and the Hebrew Name of God: From the Beginnings to the Seventeenth Century. Brill. p. 85. ISBN 9004288171. 
  27. a b Burkitt, F.C., The Hebrew Papyrus of the Ten Commandments, The Jewish Quarterly Review, 15, 392-408 (1903)
  28. Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras. Watchtower Bible and Track Society. 1987. 
  29. Wadell, W. G. (1944). The Tetragrammaton in the LXX 45. Oxford University Press: JTS. pp. 158-161. 
  30. Studio Patristica, volumen I, part I by Kurt Aland and F. L. Cross, Berlino 1957, pp.339-342;
  31. W. Baars Papiro Fouard Inv. N. 266 publicado por Nederlands Theologisch Tijdschrift, volumen XIII, Wageningen, 1959, pp. 442-446
  32. a b Howard, George (1971). The Oldest Greek Text of Deuteronomy XLII. Cincinnati: Hebrew Union College Annual. pp. 125-131. 
  33. M. J. J. Menken (1996). Old Testament Quotations in the Fourth Gospel: Studies in Textual Form. Volumen 15 de Contributions to biblical exegesis and theology. Peeters Publishers. p. 21. ISBN 9039001812. 
  34. a b c «¿Debe aparecer el nombre Jehová en el Nuevo Testamento?». La Atalaya. 2008. 
  35. Crawford Howell Toy, Ludwig Blau (1905). «Tetragrammaton». Jewish Enciclopedia. 
  36. Wolfgang Feneberg (Abril de 1985). Entschluss/Offen (en inglés). 
  37. Translation from the Latin text edited by E. C. Richardson and published in the series "Texte und Untersuchungen zur Geschichte der altchristlichen Literatur" 14. Leipzig. 1896. pp. 8, 9. 
  38. Un intento hacia la revisión de nuestra traducción inglesa de las Escrituras Griegas (en inglés)
  39. Biblioteca del Congreso (en inglés)
  40. Lucas 1 (en inglés)
  41. The Scriptures, First Edition (1993) ISBN 0-620-17989-9
  42. The Besorah of Yahushua
  43. http://besorah.synthasite.com/
  44. http://www.isr-messianic.org/
  45. http://www.eliyah.com/Scripture
  46. http://yahushua.net/scriptures

Enlaces externosEditar