El color que cayó del cielo

cuento de H. P. Lovecraft
(Redirigido desde «El color de fuera del espacio»)

El color que cayó del cielo (título original en inglés: The Colour Out of Space) es un relato fantástico o weird fiction (ficción rara) escrito por H. P. Lovecraft en marzo de 1927.

El color que cayó del cielo
de H. P. Lovecraft Ver y modificar los datos en Wikidata
Amazing stories 192709.jpg
Género Cuento de ciencia ficción y cuento de terror Ver y modificar los datos en Wikidata
Idioma Inglés Ver y modificar los datos en Wikidata
Título original The Colour Out of Space Ver y modificar los datos en Wikidata
Texto original The Colour Out of Space en Wikisource
Publicado en Amazing Stories Ver y modificar los datos en Wikidata
País Estados Unidos Ver y modificar los datos en Wikidata
Fecha de publicación Septiembre de 1927 Ver y modificar los datos en Wikidata
[editar datos en Wikidata]

El título hace referencia al color de una entidad venida del espacio exterior, color que no se corresponde con ninguno del espectro visible conocido por los humanos. Aparte de esta noveleta, también se le menciona en En las montañas de la locura, donde al final lo ve el compañero del protagonista (Danforth) y da lugar a que sea el origen del Shoggoth.

ArgumentoEditar

La historia está contada en primera persona por un ingeniero encargado de hacer un estudio para edificar un embalse en un remoto paraje llamado Arkham. Allí encuentra un área de terreno denominada "erial maldito" que es distinta a todas y le causa sensaciones muy poco agradables. Un anciano vecino del lugar le explica que el motivo del estado de esa parcela es que un meteorito se estrelló cerca de una granja liberando un ser extraño que se escondió en el fondo del pozo (esta entidad era tan extraña que ni los vecinos de la zona ni los científicos que estudiaban el meteorito se dieron cuenta de que estaba vivo hasta que abandonó el planeta); con el paso del tiempo, a medida que ese veneno del espacio se extendía, las plantas y los árboles primero (con los árboles llegando a cobrar movimiento en sus ramas), y los animales después, empiezan a sufrir mutaciones, cambios de color y olores desagradables, en un proceso que acaba afectando a la familia que habita la granja. Viéndose aislados de la sociedad en la que viven y sufriendo los devastadores efectos del envenenamiento, los miembros de la familia enloquecen hasta morir en un trágico final. El ingeniero decide abandonar su trabajo electrizado por el horror que descubre. Sin embargo al parecer la zona afectada siguió creciendo al ritmo de una pulgada por año, lo cual da pie a pensar que parte del ser terrible continuaba escondido en la zona esperando.