El escándalo (novela)

El escándalo (1875) es una novela del escritor realista español Pedro Antonio de Alarcón (1833-1891).

Ambientada en Madrid, en 1861, une el tema religioso ("novela confesional", la han llamado) a la crítica social, desde una perspectiva moralista. Es una novela sobre el pecado y la redención, la caída y la expiación. Al respecto, posee bastantes tintes autobiográficos y refleja la propia evolución del escritor, quien la escribió en solo un mes. Se divide en ocho partes.

El protagonista es el adinerado, alocado y simpático libertino Fabián Conde. Junto a él se ofrece una galería romántica de personajes: el soñador y enigmático Lázaro, "amigo bueno" de Fabián; el voluble Diego, su "amigo malo"; un amor púdico y discreto como el de Gabriela frente al de Gregoria, embustera, manipuladora y materialista; el jesuita padre Manrique, consejero de la aristocracia, con el cual se confiesa... El protagonista aprende a asumir con resignación su bochornoso pasado (es hijo ilegítimo de un conde, lo cual se le ha ocultado) y sus calaveradas amorosas en vez de cubrirse de mentiras burguesas contra el verdadero espíritu cristiano en un mundo sin Dios en el que se ha erosionado la fe antigua y en el que dominan la crítica y la razón. El protagonista sostiene un diálogo confesional, casi un soliloquio retrospectivo, con el padre Manrique, dando cuenta de todos los hechos y situaciones que lo han llevado al estado en que se encuentra ese 27 de febrero de 1861, lunes de Carnestolendas, en los Paúles, poco antes de ir a un duelo ocasionado por sus desmanes. Al final asume los defectos de su pasado, bien orientado por el jesuita, y se casa con Gabriela.

Novela de tesis, el tema de la obra es la pérdida de la gracia y la redención tras aceptar los presupuestos doctrinales de la religión católica. Novela en que se trata la religión de forma apologética; existe un gran maniqueísmo en los personajes, y cierto melodramatismo en las situaciones. Fabián reconoce que la misantropía, "la enfermedad de su siglo", no conduce a ninguna parte, y se reforma: un hombre no es lo que dice, sino lo que hace. "Hay otra vida más alta, digna y más feliz, que consiste precisamente en renunciar a todo lo que aquí abajo se llama felicidad".[1]​ Hay edición moderna de Ignacio Javier López (2013) y una adaptación cinematográfica de 1943, por el director José Luis Sáenz de Heredia.

BibliografíaEditar

ReferenciasEditar

  1. Alarcón, Pedro Antonio. «El escándalo». Biblioteca Digital Tamaulipas. Archivado desde el original el 17 de abril de 2018. Consultado el 11 de enero de 2019.