El escudo de Heracles

El escudo de Heracles (en griego antiguo Ἀσπὶς Ἡρακλέους: Aspis Hêrakleous; en latín, Scutum) es un fragmento de épica griega, compuesto por 481 líneas de hexámetros. El tema del episodio es la expedición de Heracles y Yolao contra el hijo de Ares llamado Cicno, quien había desafiado a Heracles a un combate cuando éste pasaba cerca de Itono (Tesalia). La historia está narrada con una dicción recargada y pesada. La sección sobrevivió aparentemente por el placer que proporcionaba su meticulosa descripción de las imágenes y viñetas representadas en extravagantes relieves sobre el escudo hecho por Hefesto para Heracles. La obra fue acríticamente atribuida a Hesíodo en la antigüedad, pero probablemente fuese escrita en el siglo VI a. C., imitando el estilo homérico.

En el centro [del escudo] estaba labrado Fobos (Miedo) inflexible, indescriptible, mirando atrás fijamente con ojos que brillaban con fuego. Su boca estaba llena de dientes en una hilera blanca, temible y desalentadora, y sobre su severa frente planea aterradora Eris (Discordia), que provoca la estampida de los hombres...
Sobre el escudo estaban moldeados Proioxis (Persecución) y Palioxis (Fuga), y Homados (Tumulto), y Fobos (Pánico), y Androktasie (Masacre). También Eris (Discordia) y Cidoimos (Alboroto) se daban prisa alrededor, y terriblemente Ker (Muerte violenta).

El escudo de Heracles, 139 y sig.

La popularidad de El escudo de Heracles en la Atenas del siglo VI a. C. puede calcularse a partir de las ocurrencias en las que se detecta su presencia en vasijas áticas de entre 565 y 480 a. C.[1]​ La probabilidad de transmisión oral y literaria durante la misma época también ha sido estudiada.[2]

El escudo de Heracles fue impreso por vez primera, incluido en las obras completas de Hesíodo, por Aldo Manucio en Venecia (1495);[3]​ el texto procedía de manuscritos bizantinos. En la época moderna varios papiros han ofrecido secciones del texto, notablemente un papiro del siglo I en Berlín,[4]​ un papiro del siglo II de Oxirrinco[5]​ y el papiro Rainer de Viena, del siglo IV . Hay numerosos textos del siglo XII al XV.

Compárese esta obra con el «Escudo de Eneas» de Virgilio[6]​ y la mucho más breve descripción del escudo de Creneo en la Tebaida.[7]​ El gramático Epafrodito de Queronea escribió un comentario sobre El escudo de Heracles en el siglo I d. C. que no se conserva, pero aparece citado varias veces por Esteban de Bizancio.

BibliografíaEditar

  • Hesíodo, Lattimore, R. A. (1959). The works and days. Theogony. The shield of Herakles. Ann Arbor, University of Michigan Press. OCLC 312161. 
  • Hesíodo, Athanassakis, A. N. (1983). Theogony; Works and days; Shield. Baltimore: Johns Hopkins University Press. ISBN 978-0-8018-2998-7.  Traducción, introducción y comentario.
  • Janko, R. (1986). «The Shield of Heracles and the Legend of Cycnus». The Classical Quarterly New Series 36 (1): 38-59.  Bibliografía de la génesis de El escudo de Heracles en p. 38, nota 1.

ReferenciasEditar

  1. Shapiro, H. (1984). «Herakles and Kyknos». American Journal of Archaeology (88): 523-539. 
  2. Janko (1986), p. 40.
  3. Hesiod (1495). Theocriti Eclogae XXX: Hesiodi Theogonia, ejusdem Scutum Herculis, ejusdem Georgicon ll. II. Venecia: Aldus Manutius Romani. OCLC 67874126. 
  4. Papiro de Berlín 9774.
  5. Papiro de Oxirrinco 689.
  6. Virgilio, Eneida viii.617–731.
  7. Tebaida ix.332–338.

Enlaces externosEditar