Elecciones presidenciales de Costa Rica de 1953

← 1948 • Bandera de Costa Rica • 1958 →
Elecciones presidenciales de Costa Rica de 1953
Presidente, Vicepresidentes, Diputados y Regidores
Domingo 26 de julio de 1953
Tipo Voto directo

Demografía electoral
Hab. inscritos 294,016
Votantes 197,489
Participación
  
67.21 %
Votos válidos 190,768
Votos nulos 6,721

Resultados
Papeleta 1953 2.png
José Figueres Ferrer – PLN
Votos 123 444  
Diputados obtenidos 30  
  
64.7 %
Papeleta 1953 cropped.png
Fernando Castro Cervantes – PD
Votos 67 324  
Diputados obtenidos 11  
  
35.3 %

Resultados por provincia
Elecciones presidenciales de Costa Rica de 1953
  7   PLN

Distribución de la Asamblea Legislativa
Elecciones presidenciales de Costa Rica de 1953
  30   PLN   11    PD
   3    PRN  1   PUN

Coat of arms of Costa Rica (1906-1964).svg
Presidente de Costa Rica

Las elecciones presidenciales de 1953 de Costa Rica se realizaron el domingo 26 de junio y fueron las primeras elecciones democráticas desde la guerra civil de 1948 y tras la promulgación de la Constitución de 1949. Sólo participaron dos candidatos; José Figueres, del Partido Liberación Nacional, quien fue presidente de facto durante un periodo breve tras la guerra civil, y Fernando Castro del Partido Demócrata. Tanto el calderonismo como el comunismo estaban proscritos.

Papeleta utilizada en esta elección.

El 1 de mayo de 1948, se dio el Pacto Ulate-Figueres, mediante el cual Otilio Ulate Blanco y José Figueres Ferrer, acordaron entre otras cosas, que la Junta Fundadora de la Segunda República gobernaría al país sin congreso durante un período de dieciocho meses a partir del ocho de mayo; se convocaría a elecciones populares para escoger representantes a una Asamblea Constituyente; designaría inmediatamente una comisión encargada de redactar un proyecto de Constitución para ser sometido a la Constituyente; reconocería y declararía de forma inmediata que el ocho de febrero último fue elegido legítimamente a Otilio Ulate Blanco como Presidente de Costa Rica; pediría a la Asamblea Constituyente ratificar la elección de Otilio Ulate Blanco para ejercer el poder en el primer período constitucional de la Segunda República, que no excedería de cuatro años. Con estos antescedentes se convocó a elecciones nacionales supervisadas por el recién formado Tribunal Nacional Electoral.

Debido a que eran las primeras elecciones desde la vuelta a la democracia todos los partidos debían fundarse de nuevo o por primera vez. El Partido Social Demócrata se transformó en el Partido Liberación Nacional postulando a José Figueres como candidato presidencial. Irónicamente el partido de gobierno, Unión Nacional, fue incapaz de cumplir con todos los requisitos que exigía el Tribunal Nacional Electoral causando que éste le negara la inscripción y no pudo presentar candidato presidencial aun cuando ya de previo había designado a Mario Echandi Jiménez como tal, por lo que el PUN apoyó oficialmente al candidato presidencial del Partido Demócrata. Sin embargo el PUN si fue autorizado para presentar candidatos a diputados, pero solo obtuvo uno; el propio Echandi quien sería candidato presidencial ganador en las siguientes elecciones. Durante las elecciones anteriores previas a la guerra los partidos PSD, PD y PUN habían sido aliados, sin embargo esta alianza se rompió, presentando candidatos por separado el PLN (heredero del PSD) y la alianza PD/PUN.[1]

La anulación de la candidatura presidencial del PUN por parte del TNE generó fuertes críticas por parte del PUN y el PD, ambos partidos acusaban al Tribunal de estar favoreciendo al figuerismo.[1]

El Partido Republicano Nacional tampoco fue autorizado por el TNE de presentar candidaturas presidenciales, su líder, el caudillo perdedor de la guerra civil, Rafael Ángel Calderón Guardia, estaba exiliado en México y fue declarado traidor a la patria, por lo que había una fuerte presión política y social contra sus partidarios. No obstante una agrupación denominada Partido Republicano Independiente fue autorizada de presentar candidatos al Parlamento y logró tres curules, uno de ellos para don Jorge Volio Jiménez, emblemática figura del socialcristianismo costarricense.

La izquierda intentó fundar un partido llamado Partido Progresista Independiente pero fue ilegalizado por la Asamblea doce días antes de las elecciones alegando que entre los que firmaron sus adhesiones cerca de 900 pertenecían al antiguo y proscrito Partido Vanguardia Popular, haciendo efectivo el artículo 98 de la Constitución de 1949 que prohibía la creación de partidos comunistas.[1]

Las fricciones y los enfrentamientos violentos tampoco fueron infrecuentes. Se reportaron enfrentamientos entre figueristas y echandistas en Alajuela, así como se denunciaron ataques por parte del grupo ultraderechista Unión Cívica Revolucionaria de Frank Marshall Jiménez, ferozmente anticomunista y anticalderonista, si bien el propio Marshall denunció persecución del gobierno contra sus partidarios.[1]

Composición de la Asamblea LegislativaEditar

Partido Escaños
 
Partido Liberación Nacional 30
 
Partido Demócrata 11
 
Partido Republicano
3
 
Partido Unión Nacional
1

ReferenciasEditar

  1. a b c d Hernández Naranjo, Gerardo. Reseña de las elecciones presidenciales de 1953. Archivado desde el original el 1 de octubre de 2015.