Abrir menú principal
Kurfürstentum Württemberg
Electorado de Wurtemberg

Vasallo del Sacro Imperio Romano Germánico

Wappen Herzogtum Württemberg.svg

1803-1806

Flagge Königreich Württemberg.svg

Bandera Escudo
Bandera Escudo
Ubicación de Wurtemberg
Electorado de Wurtemberg.
Capital Stuttgart
Idioma oficial Alemán
Religión Luteranismo, catolicismo
Elector
 • 1803-1806 Federico I
Período histórico Periodo Napoleónico
 • Elevado a Príncipe-Elector 1803
 • Elevado a Reino de Wurtemberg 1806

El Electorado de Wurtemberg fue un Estado del Sacro Imperio Romano Germánico en la margen derecha del río Rin. En 1803, Napoleón elevó el Ducado a Electorado de Wurtemberg del Sacro Imperio Romano. Sin embargo, poco después (cuando él mismo abolió el Imperio en 1806), el Electorado fue elevado a Reino de Wurtemberg.[1]

HistoriaEditar

El Duque Carlos Eugenio de Wurtemberg no dejó herederos legítimos y fue sucedido por sus dos hermanos, primero Luis Eugenio (m. 1795), quien no tenía hijos, y Federico II Eugenio (m. 1797). Federico II Eugenio sirvió en el ejército de Federico el Grande, con quien estaba emparentado por matrimonio, y después gestionó sus fincas familiares en torno a Montbéliard. Educó a su hijos en la fe Protestante como francófonos, y todos los miembros de la subsiguiente familia real de Wurtemberg descendieron de él. Así, cuando su hijo se convirtió en duque en 1797 como Federico III, el Protestantismo volvió a la casa ducal, y la familia real se adhirió a esta fe a partir de entonces.

Durante el corto reinado de Federico II Eugenio, la República Francesa invadió Wurtemberg y obligó a este a retirar sus tropas del ejército imperial y pagar reparaciones de guerra. Aunque solo gobernó durante dos años, Federico II Eugenio maniobró con efecto para retener la independencia de su ducado. A través del matrimonio de sus hijos, tuvo destacadas conexiones dinásticas en toda Europa, incluyendo las familias reales de Rusia, Austria y Reino Unido.

Su hijo, Duque Federico III (1754-1816), fue un príncipe que se modeló en Federico el Grande. Tomó parte en la guerra contra Francia, desafiando los deseos de su propio pueblo y, cuando los franceses de nuevo invadieron y devastaron el país, se retiró a Erlangen, donde permaneció hasta la conclusión de la paz de Lunéville el 9 de febrero de 1801.

Siguiendo la mediatización alemana con Francia, firmada en marzo de 1802, cedió sus posesiones en la margen izquierda del Rin, recibiendo a cambio nueve ciudades libres imperiales, entre ellas Reutlingen y Heilbronn y otros territorios, amontonando todo ello alrededor de 850 millas cuadradas y conteniendo unos 124.000 habitantes. Aceptó de Napoleón en 1803 el título de Elector. Subsiguientemente, el ducado fue elevado a un electorado, el Electorado de Wurtemberg (1803-1805). Los nuevos distritos no fueron incorporados en el ducado, sino que permanecieron separados. Fueron conocidos como "Nuevo Wurtemberg" y fueron gobernados sin una dieta. Otras regiones fueron adquiridas en 1803-1806 como parte del proceso de mediatización.

En 1805 Wurtemberg se alzó en armas al lado del Primer Imperio Francés, y en la Paz de Presburgo en diciembre de 1805 el elector fue recompensado con varias posesiones de Austria Anterior en el Círculo de Suabia y con otros territorios. El 1 de enero de 1806, el Duque Federico III recibió el título de Rey de Wurtemberg, y a partir de entonces se convertiría en el rey Federico I de Wurtemberg.[2]​ El rey Federico I derogó la constitución y unificó el Viejo y el Nuevo Wurtemberg. Subsiguientemente puso las propiedades de la iglesia bajo control estatal. También se unió a la Confederación del Rin y recibió nuevos territorios.

ReferenciasEditar

  1. «Germany, the German Confederation». Friesian.com. Consultado el 28 de octubre de 2012. 
  2. Chisholm, 1911, p. 858.

BibliografíaEditar