Eleuterio (exarca de Rávena)

Eleuterio (¿? - 620) fue un eunuco que se convirtió en exarca de Rávena de 615 a 619, sucediendo a Juan Lemigio. A principios de su reinado casi todo el exarcado era inestable. En Rávena era evidente el descontento con los bizantinos; en Nápoles, un cierto Juan de Conza separó la ciudad del control del exarca. Eleuterio llegó a Rávena e inmediatamente condenó a muerte a «todos los que habían estado implicados en el asesinato del exarca Juan y los jueces del estado». A continuación, después de realizar una visita de cortesía al papa Adeodato I, Eleuterio partió para Nápoles, capturó la ciudad y mató al rebelde Juan y a sus partidarios.[1]​ Sin embargo, poco después de que los lombardos amenazaron con iniciar la guerra, Eleuterio pidió la paz y les prometió un tributo anual.[2]

Eleuterio de Ravenna
Información personal
Nacimiento Siglo VI Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 620 Ver y modificar los datos en Wikidata
Cantiano (Italia) Ver y modificar los datos en Wikidata
Causa de la muerte Homicidio Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Alto cargo Ver y modificar los datos en Wikidata
Cargos ocupados Exarca de Rávena Ver y modificar los datos en Wikidata

Como la situación en Italia era de insatisfacción, aprovechándose de la preocupación del emperador bizantino Heraclio por los sasánidas, Eleuterio se autoproclamó emperador en 619, con la intención de establecer su capital en Roma. Al año siguiente, mientras decidía cómo convencer al papa Bonifacio V para que le concediera una corona, fue asesinado por sus soldados en la fortaleza de Luceoli y su cabeza fue enviada a Heraclio.[3]

ReferenciasEditar

  1. Raymond Davis (traductor), The Book of Pontiffs (Liber Pontificalis), primera edición (Liverpool: University Press, 1989), p. 63.
  2. Pablo el Diácono (4.36). En su traducción de History of the Lombards escrita por Pablo (Filadelfia: Universidad de Pensilvania, 1974, p. 176n. 4), William Dudley Foulke, escribió que el tributo de Eleuterio fue de 500 libras de oro.
  3. Pablo el Diácono, History of the Lombards (4.36), p. 176; Liber Pontificalis (traducción de Davis), p. 63.