Abrir menú principal

Eloy Gonzalo

soldado español en Cuba

Eloy Gonzalo García (ca. 1 de diciembre de 1868-Matanzas, 17 de junio de 1897) fue un soldado español distinguido durante la Guerra de Cuba.

Eloy Gonzalo
Cascorro-201215-2.jpg
Información personal
Nacimiento 1 de diciembre de 1868 Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 17 de junio de 1897 Ver y modificar los datos en Wikidata (28 años)
Matanzas, Cuba Ver y modificar los datos en Wikidata
Lugar de sepultura Cementerio de La Almudena Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Española Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Soldado Ver y modificar los datos en Wikidata

BiografíaEditar

El que llegaría a ser conocido como héroe de Cascorro (aunque no murió en esa batalla) tuvo un origen igualmente incierto.[1][a][2][3]

El primer documento, casi legendario pero conservado en el Archivo Regional de la Comunidad de Madrid,[4]​ es la nota que lo acompañaba cuando, recién nacido, fue depositado de forma anónima en la Inclusa de la calle del Mesón de Paredes, en Madrid, a las once de la noche del 1 de diciembre de 1868. El texto de la nota decía: «Este niño nació a las seis de la mañana. Está sin bautizar y rogamos que le ponga por nombre Eloy Gonzalo García, hijo legítimo de Luisa García, soltera, natural de Peñafiel. Abuelos maternos, Santiago y Vicenta».[1][5][6]​ Las monjas de la inclusa le encontraron nodriza o ama de cría en la persona de Braulia Miguel, mujer de un guardia civil, que acababa de perder un hijo. Braulia percibiría 60 reales bimensuales, cantidad que cobró hasta diciembre de 1879, cuando a la edad de 11 años los beneficiarios de la Inclusa dejaban de recibir su subsidio.[7]​ No pudiendo o no queriendo mantener a Eloy en su hogar, el adolescente tuvo que sobrevivir en oficios de peón de albañil, labrador, o aprendiz barbero y carpintero, como figura en su posterior ficha militar.[1]​ También está documentado que en diciembre de 1889 se alistó como quinto en el Regimiento de Dragones de Lusitania, 12º de Caballería, acantonado en Alcalá de Henares, en el que llegaría a tomar rango de cabo en sólo dos años.[1]​ En 1892 solicitó el traslado al Instituto de Carabineros del Reino, que dependía del ministro de Hacienda.[5]

Se le describe en esa época con el pelo castaño y los ojos azules; estatura de «1 metro con 75 centímetros».[1]​ Los registros militares dan noticia de que el 19 de febrero de 1895 fue sometido a un consejo de guerra y condenado a doce años en prisiones militares,[1]​ ingresando en el penal militar de Valladolid.[5][b][1]

Sin embargo, apenas dos meses después,[3]​ y acogiéndose al Real Decreto y Real Orden del 25 y 27 de agosto de 1895 que permite el alistamiento a los reos no condenados por delitos de sangre (y promulgados ante la ineficacia militar y diplomática que había desencadenado la guerra de la independencia cubana), Eloy, en una instancia del 3 de noviembre de 1895, solicita alistarse. Fue admitido de nuevo en el ejército y ese mismo mes partió del puerto de La Coruña en el vapor León XIII, «cumplió los 27 años en el mar y llegó a La Habana el 9 de diciembre».[5]​ En Cuba fue destinado al Regimiento de Infantería María Cristina núm. 63, en la localidad de Puerto Príncipe, provincia de Camagüey; pronto tuvo que ser ingresado en un hospital afectado por un brote agudo de sarna,[1]​ pero volvió al servicio y el 28 de abril fue destinado a la guarnición que comandaba el capitán Neila en Cascorro, no lejos de Puerto Príncipe.

Héroe de leyendaEditar

El 22 de septiembre de 1896 una partida de unos tres mil insurrectos,[8]​ afectos a la independencia cubana, al mando de Máximo Gómez y Calixto García, cercó la pequeña población de Cascorro. Según otras fuentes, los mambises cubanos atacaron Cascorro el 17 de julio de 1896, con más de dos mil hombres y el 22 de septiembre cercaron a la compañía española, en un asedio de 13 días.[8][c]

En Cascorro, el 26 de septiembre la situación del destacamento español se hizo tan comprometida que la única solución era volar un bohío desde el que asediaban a la guarnición española. Según varias fuentes, quizá legendarias, Eloy Gonzalo se presentó voluntario para prender fuego a la posición de los insurrectos cubanos. El relato asegura que pidió ser atado con una cuerda para que, si le abatían, su cuerpo pudiera ser recuperado. Pero regresó indemne a su posición, que fue liberada pocos días después por una columna española al mando del general Adolfo Jiménez Castellanos. Eloy Gonzalo tomó parte en más acciones militares, siendo condecorado con la Cruz de Plata al Mérito Militar, pensionada con 7,50 pesetas mensuales.[1]​ Sin embargo, fallecería el 17 de junio de 1897[1]​ en el Hospital Militar de Matanzas a consecuencia de una «infección intestinal provocada por la mala alimentación del ejército español en la isla»,[6]​ es decir: «Un año después del asedio murió en el hospital de Matanzas a causa de enterocolitis ulcerosa gangrenosa».[9][1]​ Sus restos fueron repatriados en el vapor San Ignacio llegando a Santander en diciembre de 1898 junto a los restos de los generales Santocildes y Vara del Rey.[10]​ Fue incluido en un monolítico mausoleo en el cementerio de la Almudena dedicado a los caídos de las guerras en Cuba y Filipinas.[11]

CascorroEditar

 
Estatua de Eloy Gonzalo en la plaza de Cascorro en el Rastro de Madrid.

En 1897 el gobierno de la nación y el Ayuntamiento de Madrid decidió homenajear a Gonzalo,[d]​ dando su nombre a una calle) y colocando una estatua en el Rastro de Madrid, obra del escultor Aniceto Marinas, con pedestal del arquitecto José López Sallaberry,[12]​ El monumento fue inaugurado en 1902 por Alfonso XIII.[13]​ Aunque en 1913 se bautizó la plaza de la colina del Rastro con el nombre del presidente de la República Nicolás Salmerón, lo cierto es que el pueblo madrileño siempre la conoció con el nombre de plaza de Cascorro (identificando, en su ignorancia, el soldado de la escultura con la batalla en la que participó),[e][9]​ denominación popular que luego sería suscrita por el Ayuntamiento de la Villa.[f]

En 1929 el director de cine mudo Emilio Bautista estrenó El héroe de Cascorro,[14]​ como legendario homenaje; y ya en la posguerra española la película Héroes del 95 (1946), volvió a «jalear el heroísmo español» en Cuba, curiosamente dirigida por un cubano, Raul Alfonso, y protagonizada por Alfredo Mayo.[15]

En 1945 se dictó la Ley de 15 de mayo de 1945, sobre beneficios a los soldados supervivientes de las Heroicas defensas de Cascorro, Caney, Lomas de San Juan y Baler, por la que se concedía el título de Teniente Honorario del Ejército Español y se daba una paga de 6000 pesetas a los heroicos defensores del poblado de Cascorro. Beneficio que Eloy Gonzalo no llegó a recibir por haber fallecido, mientras que sí lo recibieron algunos de sus compañeros como el citado soldado Climent.[16]

NotasEditar

  1. Enrique Pardo Canalís, en su estudio Eloy Gonzalo héroe de Cascorro, (publicado dentro de un ciclo de conferencias sobre el Madrid del siglo XIX, publicado en 1983 por Artes Gráficas Industriales) propone que Eloy era hijo de Eugenia García López, hija de un maestro de escuela en Peñafiel, y fruto de sus relaciones con Antonio Gonzalo, vecino de esa misma localidad vallisoletana. Pedro de Répide, por su parte, lo presenta como «madrileño»; y otra versión sin clara justificación ni referencias, lo da nacido en Malaguilla. Otras fuentes tan especulativas como poco fiables lo encuentran viviendo en San Bartolomé de Pinares, en Ávila.
  2. Aunque la Causa Sumarial no menciona el origen del delito, declaraciones de compañeros de Eloy recogidas por Pardo Canalís apuntan hacia una disputa con un superior (por la supuesta infidelidad de su novia con el oficial o por malos tratos del mismo).
  3. En la paralela versión de Alguacil Rojo, Gonzalo quedó integrado en la primera Cía. del primer Batallón del citado Regimiento María Cristina nº 63, compañía formada por 170 hombres y destinada al destacamento de Cascorro.
  4. Había sido privilegiado elegido junto a dos generales, Joaquín Vara del Rey y José de Santocildes, aunque hubo al parecer más héroes en la defensa del poblado de Cascorro, como Carlos Climent Garcés, que recogió varios compañeros heridos llevándolos a la enfermería en medio de los ataques, y mencionado como héroe por el Coronel Sesina.
  5. El historiador Juan Pando comenta esta 'confusión observando que «es el primer caso en la historia en el que el protagonista no da su nombre a la batalla, sino que, por el contrario, hace suyo el patronímico del lugar. A Cascorro, todo el mundo le conoce; a Eloy Gonzalo, no.»
  6. También en Chapinería, Eloy Gonzalo tiene dedicada una plaza y una estatua.

ReferenciasEditar

  1. a b c d e f g h i j k Pando, 1998, p. 49-58.
  2. Répide, 2011, p. 237.
  3. a b Alguacil Rojo, José Luis (22 de octubre de 2014). «Resulta que el famoso Cascorro de Madrid, era de Malaguilla [sin referencias]». guadanews.es (en español). Consultado el 29 de mayo de 2018. 
  4. Archivo Regional de la Comunidad de Madrid, Registros de la antigua Inclusa, Legajo 497 [citado por Pando]
  5. a b c d Díaz Villanueva, Fernando (2 de junio de 2010). «El héroe que no murió en Cascorro [sin referencias]». El País (en español). Consultado el 28 de mayo de 2018. 
  6. a b «Eloy Gonzalo». memoriademadrid.es [sin referencias] (en español). Consultado el 29 de mayo de 2018. 
  7. Espina Pérez, Pedro (2005). Defensor del Menor en la Comunidad de Madrid, ed. Historia de la Inclusa de Madrid (1400-2000) (en español). C/ Ventura Rodríguez, 7, 6.a planta. 28008 Madrid: Piscegraf. Consultado el 28 de mayo de 2018. «Depósito Legal: M-8.693-2005». 
  8. a b «Eloy Gonzalo, el héroe de Cascorro». retalesdehistoria.blogspot [sin referencias] (en español). 2013/07. Consultado el 29 de mayo de 2018. 
  9. a b Niño, Alex (28 de octubre de 1996). «Cascorro, un héroe sin suerte». El País [sin referencias] (en español). Consultado el 29 de mayo de 2018. 
  10. "Los debates: diario político defensor de los intereses de la comarca", número 1742, 29-diciembre-1898 (Nota: Ha llegado a Santander...)
  11. Pando, 1998, pp. 57-58.
  12. La ilustración artística, 23 de diciembre 1901
  13. Pando, 1998, p. 56.
  14. «El héroe de Cascorro». Cartelería cinematográfica en Pinterest (en español). Consultado el 29 de mayo de 2018. 
  15. Memba, Javier. «Merecía una película». actuall.com [sin referencias] (en español). Consultado el 29 de mayo de 2018. 
  16. de la Santa Cinta, Joaquín (2016). «50 Héroes españoles olvidados». books.google.es (en español). Consultado el 29 de mayo de 2018. 

BibliografíaEditar

Enlaces externosEditar