Ensi, escrito pa-te-si, fue un título utilizado por los gobernantes de las antiguas ciudades-Estados sumerias, y señalan al representante de los dioses del pueblo y administrador del reino, es decir que las funciones de gobernante y sacerdote, que estaban fusionadas en la misma persona.

Escultura de la cabeza de Gudea, Ensi de Lagash, en el Museo del Louvre. Durante su gobierno, Lagash, gozó de su máximo esplendor comercial y alcanzó su mayor hegemonía y dominio sobre el resto de la Sumeria del siglo XXII a. C.

OrigenEditar

La palabra ensi, transliterada como patesi, proviene probablemente del sumerio en-si-k, 'señor de los campos'.

CaracterísticasEditar

El patesi, se ubicaba en la cúspide de la elite social, económica, política y religiosa-sacerdotal de su Ciudad. Tenía altos cargos pontificiales, militares, administrativos y políticos además de diversas funciones.

Por un lado, tenía cargos administrativos, parte importante de la distribución de los recursos, era su responsabilidad. Además, era el máximo exponente político y sumo gobernante de su Ciudad y de la región de los alrededores.

Este título señala a un rey alejado de la guerra y consagrado a la religión, la literatura y las buenas obras, es esta la razón por la cual el patesi, tenía también altos cargos sacerdotales, pontificiales y religiosos. Tenía acceso a los templos y lideraba la élite de los altos sacerdotes.

A pesar de eso, tenía el más alto cargo militar. Todos los ejércitos y tropas de la ciudad, estaban al mando de un general. Estos generales estaban todos a su subordinación, no obstante, tenían cierto poder de decisión y autonomía limitados, claro está. El patesi también iba al frente de toda tropa o ejército en caso de conflictos bélicos.

HistoriaEditar

 
Estatua sedente del príncipe Gudea, patesei o ensi de la ciudad-estado sumeria de Lagash, del 2144 a. C., al 2124 a. C.

El título desapareció durante la dominación acadia y la anexión de Sumeria y de todas sus ciudades-estado, como parte del Imperio Acadio. Sin embargo, resurgió cuando Urbaba heredó el trono de la Segunda Dinastía de Lagash, gobernando entre 2164 a. C. y 2144 a. C.; dinastía que surgió luego de la caída del Imperio Acadio ante la dominación de los Guti, y constituyó la vuelta de las "Ciudades-estado" (Renacimiento Sumerio). Una vez finalizada la hegemonía de Lagash, ante la derrota del ensi Nammahni, frente a las fuerzas de Ur-Nammu (rey de Ur, fundador de la Tercera Dinastía de Ur y del Imperio de Ur III), Lagash pasa al dominio del Imperio de Ur III, y el título de Ensi, desaparece para siempre.

Patesis importantesEditar

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  • John Allan Hallogan: Sumerian Lexicon. Logogram Publishing, Los Angeles (Cal.) 2006.
  • Horst Klengel (Hrsg.): Kulturgeschichte des alten Vorderasiens. Akademie Verlag, Berlín 1989.
  • Saggs, H. W. F. 1988, The Greatness That Was Babylon (revised edition)
  • Dietz Otto Edzard: Geschichte Mesopotamiens. C.H. Beck, München 2004.
  • Jacobsen, Thorkild (Ed) (1939),"The Sumerian King List" (Oriental Institute of the University of Chicago; Assyriological Studies, No. 11.)