En náutica, la entena (ant. antena) es la verga de las velas latinas. (fr. antenne; ing. lateen yard; it. antenna).[1]

Entena marcada con el nº 14 en el esquema de Sáñez Reguart - 1796

Por extensión, se da el mismo nombre a todas las vergas de las velas de las embarcaciones menores, sean o no latinas, a excepción del cangrejo.

En los navíos antiguos se llama entena al palo de mesana.

DescripciónEditar

Cuando es grande está formada por dos perchas empalmadas: una llamada car y la otra pena. El empalme se hace con una amarradura, formada por un cabo llamado ingina. Es fácil de deshacer con el fin de variar la longitud total de la entena y, en consecuencia, la superficie portante de la vela.

Expresiones relacionadasEditar

  • Entre los corsarios, la expresión entena de batalla, significaba izar la entena, orientándola horizontalmente y en cruz, para dar a entender que estaban preparados para la lucha.
  • Calar la entena significa arriarla.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. Navarrete, Martín Fernández de (1831). Diccionario marítimo español. Imprenta real. Consultado el 23 de marzo de 2020.