Erinaceidae

familia de mamíferos del orden Erinaceomorpha
(Redirigido desde «Erinaceomorpha»)

Erinaceidae es una familia del orden Eulipotyphla, compuesta por los erizos y gimnuros. Hasta hace poco, se le asignó al orden Erinaceomorpha, que se ha subsumido con el parafilético Soricomorpha en Eulipotyphla. Se ha demostrado que Eulipotyphla es monofilético; Soricomorpha es parafilético porque Soricidae compartió un ancestro común más reciente con Erinaceidae que con otros soricomorfos.[1][2]

Symbol question.svg
 
Erinaceidae
Igel.JPG
Taxonomía
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Subfilo: Vertebrata
Clase: Mammalia
Superorden: Laurasiatheria
Orden: Eulipotyphla
Familia: Erinaceidae
G. Fischer, 1814
Subfamilias

CaracterísticasEditar

Los erinaceidos generalmente tienen forma de musaraña, con hocicos largos y colas cortas. Sin embargo, son mucho más grandes que las musarañas, con un rango de 10 a 15 cm (4 a 6 pulgadas) de longitud corporal y de 40 a 60 gramos (1,4 a 2,1 onzas) de peso, en el caso del gimnuro de cola corta, hasta a 26 a 45 cm (10 a 18 pulgadas) y de 1,0 a 1,4 kg (2,2 a 3,1 libras) en la rata lunar. Todas las especies menos una tienen cinco dedos en cada pie, en algunos casos con garras fuertes para cavar, y tienen ojos y orejas grandes. Los erizos poseen cabello modificado en espinas afiladas para formar una cubierta protectora sobre la parte superior del cuerpo y los flancos, mientras que los gimnnuros solo tienen cabello normal. La mayoría de las especies tienen glándulas odoríferas anales, pero están mucho mejor desarrolladas en los gimnuros, que pueden tener un olor fuerte.[3]

Los erinaceidos son omnívoros, y la mayor parte de su dieta consiste en insectos, lombrices de tierra y otros pequeños invertebrados. También comen semillas y frutas, y ocasionalmente huevos de aves, junto con cualquier carroña que encuentren. Sus dientes son afilados y adecuados para empalar presas invertebradas.[3]

Los erizos son nocturnos, pero los gimnuros lo son menos y pueden estar activos durante el día. Muchas especies viven en madrigueras simples, mientras que otras construyen nidos temporales en la superficie con hojas y pasto, o se refugian en troncos huecos o escondites similares. Los erinaceidos son animales solitarios fuera de la temporada de reproducción, y el padre no juega ningún papel en la crianza de las crías.[4]

Las erinaceidas hembras dan a luz después de un período de gestación de alrededor de seis a siete semanas. Las crías nacen ciegas y sin pelo, aunque a los erizos les empiezan a salir espinas dentro de las 36 horas siguientes al nacimiento.

ClasificaciónEditar

ReferenciasEditar

  1. Robin MD Beck; Olaf RP Bininda-Emonds; Marcel Cardillo; Fu-Guo Robert Liu; Andy Purvis (2006). «A higher level MRP supertree of placental mammals». BMC Evolutionary Biology 6: 93. PMC 1654192. PMID 17101039. doi:10.1186/1471-2148-6-93. 
  2. Roca, A.L.; G.K. Bar-Gal; E. Eizirik; K.M. Helgen; R. Maria; M.S. Springer; S.J. O'Brien; W.J. Murphy (2004). «Mesozoic origin for West Indian insectivores». Nature 429 (6992): 649-651. Bibcode:2004Natur.429..649R. PMID 15190349. doi:10.1038/nature02597.  Parámetro desconocido |name-list-style= ignorado (ayuda)
  3. a b Wroot, Andrew (1984). Macdonald, D., ed. The Encyclopedia of Mammals. New York: Facts on File. pp. 750–757. ISBN 0-87196-871-1. (requiere registro). 
  4. Savage, RJG; Long, MR (1986). Mammal Evolution: an illustrated guide. New York: Facts on File. pp. 48–49. ISBN 0-8160-1194-X. (requiere registro).  Parámetro desconocido |name-list-style= ignorado (ayuda)

Enlaces externosEditar