Error de concepto

Un error de concepto es el resultante de aplicar procedimientos, esquemas conceptuales, algoritmos o reglas que no pueden aplicarse a un problema concreto por no cumplirse las condiciones necesarias mínimas bajo las cuales los procedimientos aplicados conducen a una respuesta con sentido.

Igualmente es un error de concepto aplicar una categoría abstracta a un objeto de estudio en el que dicha categoría no es aplicable o no es definible con la precisión necesaria.

Véase tambiénEditar