Abrir menú principal

La Ertzaña[a]​ fue un cuerpo policial que existió brevemente en Vizcaya, durante la Guerra Civil Española.

HistoriaEditar

Tras el Golpe de Estado de julio de 1936, en el territorio republicano controlado por el Gobierno Provisional del País Vasco las fuerzas de la Guardia Civil y la Guardia de Asalto fueron disueltas o reorganizadas por el Gobierno Provisional del País Vasco.[1]​ En octubre de ese año se creó la denominada Ertzaña o «Policía Militar de Euzkadi», bajo la iniciativa del consejero de gobernación Telesforo Monzón. Anteriormente había sido denominada como «Policía internacional», encargada de vigilar la constituida "zona internacional" de Guecho para buques y evacuación de heridos.[2]

El nuevo cuerpo estaba compuesta por militantes nacionalistas vascos[b]​ y tenía el expreso requerimiento de que sus miembros tuvieran una altura superior a 1,80 metros.[1][4]​ A los 750 miembros iniciales que cumplían las funciones de policía militar se añadieron posteriormente otros 500 pertenecientes a la Brigada motorizada de la Ertzaña.[5][6]​ En total la Ertzaña llegó a contar con unos 1.250 efectivos, aproximadamente.[7]​ Dispusieron de equipamiento y armamento moderno, que iba desde gases lacrimógenos hasta ametralladoras.[7]​ Aunque el Inspector de Orden público Luis de Ortúzar era el supervisor del cuerpo, el comandante de la Ertzaña fue el teniente coronel de la guardia civil Saturnino Bengoa Muruzabal.[8]​ Además de sus funciones como policía militar en la retaguardia y garante del orden público,[9][10]​ la Ertzaña también destacó durante las evacuaciones de civiles al Reino Unido en la primavera de 1937,[8]​ cuando se intensificó la ofensiva rebelde en el Frente norte. Poco antes de la caída de Bilbao los ertzañas garantizaron la liberación de los presos derechistas y su entrega al bando sublevado,[11]​ una acción que no estuvo exenta de polémica.[3]

La Ertzaña tuvo una vida muy efímera, ya que desapareció tras la conquista de Vizcaya por las fuerzas franquistas.[12]

Tras el final de la Dictadura franquista, en 1982 el gobierno autónomo vasco creó la Ertzaintza, cuerpo que heredó la tradición de la antigua Ertzaña.

NotasEditar

  1. La palabra procede de la unión de los vocablos vascos herri y zaina.
  2. Esta situación generó una fuerte desconfianza a la Ertzaña por parte de las fuerzas izquierdistas y no nacionalistas.[3]

ReferenciasEditar

  1. a b Thomas, 1976, p. 465.
  2. Ramírez, 1992, pp. 26-30.
  3. a b Amilibia, 1978, p. 162.
  4. Ramírez, 1992, pp. 24-28.
  5. Fusi Aizpurúa, 2002, p. 234.
  6. Ramírez, 1992, p. 30.
  7. a b Ramírez, 1992, p. 34.
  8. a b Ramírez, 1992, p. 31.
  9. Fusi Aizpurúa, 2002, p. 235.
  10. Amilibia, 1978, p. 108.
  11. Ramírez, 1992, pp. 31-32.
  12. Ramírez, 1992, p. 35.

BibliografíaEditar

  • de Amilibia, Miguel (1978). Los batallones de Euskadi. San Sebastián: Txertoa. 
  • Fusi Aizpurúa, Juan Pablo (2002). El País Vasco, 1931-1937: Autonomía, revolución, guerra civil. Biblioteca Nueva. 
  • Ramírez, Txema (1992). Ertzantza, héroes o villanos?. Tafalla: Txalaparta. 
  • Thomas, Hugh (1976). Historia de la Guerra Civil Española. Barcelona: Círculo de Lectores. ISBN 84-226-0874-X.