Abrir menú principal

Exantema

erupción cutánea generalizada
(Redirigido desde «Erupción cutánea»)

Un exantema (gr. exantheo, florezco) es una erupción cutánea generalizada de morfología, extensión y distribución variable que aparece como manifestación clínica de una enfermedad sistémica de etiología diversa.

Exantema
(Nombre de signo clínico)
Exanthem in a man.jpg
Exantema en un hombre adulto
Clasificación y recursos externos
Especialidad Medicina familiar
CIE-10 A38, B05-B09
CIE-9 034, 055-057, 782.1
CIAP-2 A76
DiseasesDB 25831
MeSH D005076
Sinónimos
  • Erupción cutánea

Expresión coloquial:

  • Sarpullido
  • Salpullido
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 

Índice

EtiologíaEditar

Las causas de los exantemas son diversas:

FisiopatologíaEditar

Los mecanismos patogénicos por los que se puede difundir son:

  • Diseminación hematógena
  • Liberación de toxinas bacterianas
  • Mecanismo inmunológicos

ClasificaciónEditar

 
Exantema reticular
 
Exantema pupúrico

Máculo-papulososEditar

Los más frecuentes. Son un conjunto de máculas y pápulas que adquiere distintas formas.

    • Máculas: lesiones planas (no palpables), coloreadas, casi siempre eritematosas, con un diámetro inferior a 1 cm.
    • Pápulas: lesiones sobreelevadas y circunscritas con un diámetro inferior a 1 cm.
  • Escarlatiniforme: Placa eritematosa muy confluente. Causa eritrodermia (piel roja y descamada por todo el cuerpo) y se blanquea a la presión. Ej.: Escarlatina.
  • Reticular: lesiones eritematosas, planas y confluentes con un característico aspecto reticular y festoneado. Ej.: Eritema infeccioso.
  • Urticarial:
    • Habón (roncha): pápula de superficie plana cuyo centro suele ser pálida. Desaparece generalmente entre 24-48 horas. Ej.: Coxakie 9

VesiculososEditar

Una vesícula (diámetro < 5 mm) o ampolla (diámetro >5 mm) es una cavidad superficial circunscrita y elevada sobre la superficie de la piel y ocupada por un líquido de contenido seroso. Ej.: varicela.

PurpúricosEditar

Presenta petequias, equimosis e, incluso, hematomas. Ej.: Edema agudo hemorrágico del lactante. Las petequias son lesiones puntiformes de color rojo púrpura, por extravasación de sangre que no desaparecen con la dígito presión.

DiagnósticoEditar

En general no existen lesiones patognomónicas que indiquen una etiología concreta, así que será importante determinar diversos factores:

  • Factores epidemiológicos (edad, ambiente epidémico, contacto con enfermos/fuentes de transmisión, exposición al sol, alergias, enfermedades crónicas y medicamentos).
  • Periodo prodrómico (estado clínico de los días previos al debut de la erupción. En sarampión o exantema súbito existe una sintomatología llamativa).
  • Características del exantema (distribución, forma de inicio, coloración, aspecto y forma). La clasificación del exantema será la base del diagnóstico.
  • Clínica acompañante y exploración física completa.
  • Exploraciones complementarias (hepáticas, serológicas, …).

El diagnóstico se basa en una buena anamnesis que evalúe todos los factores anteriores y además en una exploración completa.[1]

Factores epidemiológicosEditar

  • Edad: La enfermedad de Kawasaki, el sarampión o el eritema son propias de lactantes, en cambio, la escarlatina o la rubeóla son propios de la edad escolar.
  • Inmunidad: Fundamentalmente las víricas confieren inmunidad una vez desarrolladas. En el caso de las vacunas en general también podría ayudar a descartar determinadas etiologías, pero existe una baja probabilidad de fracaso (varicela).
  • Ambiente epidémico familiar o escolar: Siempre resultará más fácil el diagnóstico (por ejemplo; sd.mano-pie-boca) cuando ya ha existido otro previamente dentro de su entorno más cercano.Sospechar el diagnóstico con lesiones mínimas sugerentes.
  • Contacto directo con enfermos/portadores u otros vectores de transmisión: Debe valorarse la existencia de posibilidad de contacto con enfermos o con otro tipo de vectores de transmisión (Rickettsias, viajes, animales, …).
  • Exposición al sol.
  • Antecedentes alérgicos, enfermedades crónicas o ingesta de medicamentos.

Periodo prodrómicoEditar

Se refiere al estado clínico de los días previos al debut de la erupción.

  • En sarampión o exantema súbito existe una sintomatología llamativa.
  • En la varicela el niño se encuentra asintomático o presenta síntomas leves.

Formas de presentaciónEditar

  • Distribución: localizado y generalizado.
  • Forma de inicio: centrípeto, centrífugo, cefalocaudal, generalizado y en pliegues.
  • Coloración: rosado, rojo intenso, violáceo y purpúrico.
  • Aspecto: discreto, coalescente y morbiliforme.
  • Forma: monomorfo y polimorfo.

La clasificación del exantema será la base del diagnóstico, pero aun siendo infrecuente, ocasionalmente coexisten lesiones diversas.

Cuadro clínicoEditar

  • Sintomatología propiamente dicha: fiebre, prurito, manifestaciones digestivas, respiratorias, neurológicas…
  • Exploración física completa: existen signos patognomónicos (manchas de Koplik) u orientativos como inyección conjuntival, labios figurados, adenopatías, hepato-esplenomegalia, edema de manos y/o pies y signos meníngeos (especialmente en las purpúricas).

Exploraciones complementariasEditar

Generalmente irrelevantes:

  • Hematométrica: poco específica con un aumento linfocitario o presencia de linfocitos atípicos (mononucleosis infecciosa).
  • Serológico: Aporta un diagnóstico tardío.

Véase tambiénEditar

BibliografíaEditar

ReferenciasEditar

  1. Palacios-López C.G., Durán-Mckinster C., Orozco-Covarrubias L., Saéz-de-Ocariz M., García-Romero M.T., Ruiz-Maldonado R. (2015). «Exantemas en pediatría». Acta Pediatr Mex (Revisión) 36: 412-423. Consultado el 30 de mayo de 2019. 

Enlaces externosEditar