Escalera de mano

La escalera de mano, escalera portátil o escala es un armazón que sirve para que una persona pueda ascender y descender de lugares inaccesibles por encontrarse a distinta altura o nivel.

Escalera simple apoyable.

PartesEditar

Está compuesta por dos largueros de longitud variable unidos transversalmente a través de travesaños colocados de forma equidistante llamados peldaños o escalones que permiten el ascenso progresivo hasta la zona deseada. Son elementos fácilmente transportables por su ligereza. Originalmente se fabricaban de madera, actualmente el material más utilizado es el aluminio por su ligereza y porque permite uniones entre peldaños y largueros de mayor consistencia, que prolongan la vida útil de la escalera.

Tipos y normativaEditar

De forma genérica, las escaleras de mano se pueden dividir en dos grupos:

  • Apoyables. No tienen estabilidad por sí mismas y se deben de apoyar en el elemento a ascender: pared, fachada, etc.
  • Autoestables o de tijera. Se sustentan por sí mismas.

También existen las siguientes:

  • Corredera
  • Telescópicas
  • Con plataforma

Existen infinidad de modelos de escaleras de mano o portátiles en función de la altura, el número de tramos, articulaciones, etc. Algunos disponen de plataformas de trabajo, barandillas y elementos de anclaje para realizar tareas a determinada altura con total seguridad.

La normativa DIN EN 131 regula, a nivel europeo la fabricación y características de las escaleras.

UsosEditar

Las escaleras disipadoras son escaleras portátiles construidas según el estándar ESD (descarga electrostática). La descarga electrostática es un fenómeno natural en el que la electricidad pasa a través del cuerpo u otros conductores y se descarga sobre algún objeto. Por ejemplo, el impacto que a veces se siente cuando se toca el pomo de una puerta es un ESD. Esta ocurrencia natural es un tema muy importante en el campo del ensamblaje de componentes electrónicos debido a los costosos daños que las ESD pueden causar a los equipos electrónicos sensibles. Las escaleras disipadoras son escaleras con resistencia eléctrica controlada: la resistencia ralentiza la transferencia de carga de un punto a otro, ofreciendo mayor protección durante eventos ESD: ≥10 5 y <10 12 Ω / cuadrado.

Escaleras de embarque y de piscina, también de baño y de buceo. Se puede usar una escalera en el costado o en la popa de un bote, para subir a él desde el agua, y en una piscina, para subir y, a veces, adentro. Las escaleras para piscinas generalmente están hechas de plástico, madera o peldaños de metal con un superficie superior texturizada para agarre y rieles de metal en los lados para soportar los escalones y como pasamanos para el usuario, y generalmente se fijan en su lugar. Las escaleras de embarque para embarcaciones pueden ser fijas, pero generalmente son portátiles y, a menudo, se pliegan cuando no se usan para evitar que se arrastren cuando están en camino. Las escaleras de embarque también se pueden utilizar para otros tipos de vehículos, o los escalones de embarque que están soportados directamente por la estructura del vehículo.

SeguridadEditar

 
Marca del resbalón de una escalera defectuosa.
 
Configuración segura de una escalera inclinada
Lesiones por caída de escaleras ocupacionales - Estados Unidos, 2011

La lesión más común que sufren las personas que utilizan escaleras son los hematomas por caerse de una escalera, pero las fracturas óseas son comunes y también es probable que se produzcan lesiones en la cabeza , según la naturaleza del accidente.

Las escaleras pueden causar lesiones si se resbalan en el suelo y se caen. Para evitar esto, suelen tener patas de plástico o almohadillas de base que aumentan la fricción con el suelo. Sin embargo, si el plástico está muy desgastado, el aluminio puede entrar en contacto con el suelo, aumentando la posibilidad de un accidente. Los estabilizadores de escalera también están disponibles para aumentar el agarre de la escalera en el suelo. Uno de los primeros estabilizadores de escalera o pies de escalera se ofreció en 1936 y hoy en día son equipo estándar en la mayoría de las escaleras grandes.[1]

Un soporte de escalera, es un dispositivo que se coloca en la parte superior de una escalera para mantenerla alejada de la pared. Esto permite que la escalera despeje obstáculos colgantes, como los aleros de un techo, y aumenta la altura de trabajo segura para una longitud determinada de escalera debido a la mayor distancia de separación de los dos puntos de contacto en la parte superior de la escalera.

Se ha vuelto cada vez más común proporcionar puntos de anclaje en edificios a los que se pueda unir el peldaño superior de una escalera extensible, especialmente para actividades como la limpieza de ventanas, especialmente si un compañero de trabajo no está disponible para "apoyar" la escalera. El pie se produce cuando otro trabajador se para en el peldaño más bajo y, por lo tanto, proporciona una estabilidad mucho mayor a la escalera cuando se usa. Sin embargo, colocar el pie en una escalera debe considerarse el último recurso para una ubicación segura.[2]​ El punto de anclaje suele ser un anillo cementado en una ranura en la pared de ladrillo al que se pueden unir los peldaños de una escalera con una cuerda, por ejemplo, o un mosquetón.

Si una escalera inclinada se coloca en el ángulo incorrecto, el riesgo de caída aumenta considerablemente. El ángulo más seguro para una escalera es 75,5 °; si es demasiado poco profunda, la parte inferior de la escalera corre el riesgo de resbalarse, y si es demasiado empinada, la escalera puede caer hacia atrás. Este ángulo se logra siguiendo la regla de 4 a 1 para una escalera colocada en una pared vertical: por cada cuatro pies de altura vertical, el pie de la escalera debe moverse un pie de la pared. Ambos escenarios pueden causar lesiones importantes y son especialmente importantes en industrias como la construcción, que requieren un uso intensivo de escaleras.[3]

Clases de escaleraEditar

La Unión Europea y el Reino Unido establecieron un sistema de certificación de escaleras (clases de escaleras) para cualquier escalera fabricada o vendida en Europa. Las clases de certificación se aplican únicamente a escaleras que son portátiles, como escaleras de tijera y escaleras de extensión, y se dividen en tres tipos de certificación. Cada certificación de escalera está codificada por colores para indicar la cantidad de peso que la escalera está diseñada para soportar, la clase de certificación y su uso. El color de la etiqueta de seguridad especifica la clase y el uso.

  • Escalera de clase 1: para usos industriales pesados, carga máxima de 175 kg. Azul codificado por colores para identificar.
  • Escaleras de clase EN131: para usos comerciales, carga máxima de 150 kg. Sin código de color específico.
  • Escaleras de clase III: para usos domésticos ligeros, carga máxima de 125 kg. Rojo codificado por colores para identificar.[4]

ReferenciasEditar

  1. "Metal Rubber Feet for Ladder Prevents Slipping" Popular Science, April 1936 (enlace roto disponible en este archivo). article at bottom left of pg 499
  2. Health and Safety Executive, HSE (January 2014). «Safe Use of Ladders and Stepladders-A brief guide». hse.gov.uk/. Consultado el June 22, 2018. 
  3. Simeonov, Peter; Hsiao, Hongwei; Powers, John (27 August 2013). «Ladder Safety: There’s an App for That». Archivado desde el original el 16 January 2015. Consultado el 15 January 2015.  Parámetro desconocido |url-status= ignorado (ayuda)
  4. «Safety in the selection and use of ladders». Health & Safety Executive. Archivado desde el original el November 18, 2012. Consultado el 17 de mayo de 2014. 

Véase tambiénEditar