Eslavos occidentales

Territorios habitados por los eslavos occidentales (zonas resaltadas en verde claro).
Distribución de los pueblos eslavos en función de la lengua que hablan.
Mapa que muestra la ubicación aproximada de las tribus polacas.
Eslavos occidentales en el S.IX/X.

Los eslavos occidentales eran aquellos pueblos eslavos que empleaban a la hora de comunicarse las lenguas eslavas occidentales. Checos, casubios, polacos, eslovacos y sorbios constituyen grupos étnicos que tienen su origen en las tribus eslavas occidentales. De ellos, los casubios fueron asimilados por los polacos, mientras que los sorbios se integraron en la sociedad alemana; el resto ha conservado su propia identidad cultural hasta nuestros días.

Las sociedades eslavas occidentales estuvieron en contacto con las naciones de Europa Occidental, y se vieron influenciadas por el Sacro Imperio Romano, con el que compartían una afiliación política.[1]

Los eslavos occidentales experimentaron una profunda división cultural con respecto a los otros dos principales pueblos eslavos: mientras que los eslavos orientales y meridionales se convirtieron a la ortodoxia cristiana, entrando en el radio de influencia del Imperio bizantino, los eslavos occidentales se convirtieron al catolicismo romano, viéndose influenciados por la Iglesia Latina y las naciones de Europa Occidental.

Índice

HistoriaEditar

A partir de las fuentes escritas conocidas, se ha concluido que los primeros estados eslavos occidentales fueron el Imperio de Samo (623 - 658), el Principado de Moravia (S. VIII - 833), el Principado de Nitra (S. VIII - 833), y Gran Moravia (833 - c. 907).

Ciertos pueblos eslavos - como los sorbios - fueron sometidos por el Sacro Imperio Romano Germánico y, a finales del S. XIX, habían sido totalmente asimilados por los alemanes. Los polacos orientales crearon su propio estado en el S. X, y en el S. XX lograron asimilar a los casubios. Durante muchos siglos Polonia mantuvo estrechos vínculos con sus vecinos occidentales; tanto es así que el monarca polaco Boleslao I el Bravo fue nombrado «Frater et Cooperator Imperii» («Hermano y Aliado del Imperio») por Otón III.[2]

Los checos crearon su propio estado – Bohemia – en el S. X y entraron a formar parte del Sacro Imperio Romano Germánico, pero a diferencia de Polonia, Bohemia pasó a ser dependiente del Imperio. Por su parte, los eslovacos fueron asimilados por los húngaros entre los siglos X y XI. Checoeslovaquia integró uno de los territorios dominados por los Habsburgo de 1526 a 1918 (Austria–Hungría 18671918).

Eslavos occidentales (S. X)Editar

Eslavos occidentales según el Geógrafo BávaroEditar

En 845, el Geógrafo Bávaro listó varias tribus eslavas occidentales que habitaban en el territorio que hoy en día corresponde a la moderna Polonia y sus alrededores; asimismo, incluyó ciertas tribus no eslavas:

Posición Nombre latino en 845 Nombre polaco Número de grado
7, Hehfeldi
Hawelanie 8
15, Miloxi
67
17, Thadesi
200
18, Glopeani
Goplanie 400
33, Lendizi Lędzianie 68
34, Thafnezi
257
36, Prissani
Pyrzyczanie(pl) 70
37, Uelunzani
Wolinianie(pl) 70
38, Bruzi
Prusowie
47, Ungare
Węgrzy
48, Uuislane
Wiślanie
49, Sleenzane
Ślężanie 15
50, Lunsizi
Łużyczanie 30
52, Milzane
Milczanie 30
56, Lupiglaa
Głupczanie(pl) 30
57, Opolini
Opolanie(pl) 20
58, Golensizi
Golenczycy(pl) 5
53, Besunzane
Biezunczanie(pl) 2
51, Diadesisi
Dziadoszenie(pl) 20

GaleríaEditar

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar