Cambios

Estado del bienestar

7 bytes añadidos, hace 11 meses
sin resumen de edición
(ver también [[Alfred Müller-Armack]]).
 
Las ventajas desde el punto de vista de la [[socialdemocracia]] son, generalmente, los de un avance [[reformismo|reformista]] ―paulatino pero seguro― hacia alel [[socialismo]], asegurando al mismo tiempo la protección y profundización de la [[democracia]] a través del reconocimiento del derecho legitimolegítimo de los [[sindicatos]] y representantes de [[comunidad]]es y [[minoría|minorías sociales]] [[marginación|marginadas]] en la toma de decisiones gubernamentales, así como la creciente integración a esas decisiones de los principios de la [[justicia social]];, [[dignidad humana]] y [[participación ciudadana]].
 
Para comenzar, por lo menos en parte debido a esas diferencias de aproximación y como la cita de Popper sugiere- los proyectos en diferentes países se veían como disímiles, posiblemente opuestos.<ref>Por ejemplo, uno de los principales promotores de la [[Economía Social de Mercado]], [[Ludwig Erhard]] dijo: {{cita|Nosotros rechazamos el Estado benefactor de carácter socialista, y la protección total y general del ciudadano, no solamente porque esta tutela, al parecer tan bien intencionada, crea unas dependencias tales que a la postre solo produce súbditos, peropues forzosamente tiene que matar la libre mentalidad del ciudadano, sino también porque esta especie de autoenajenación, es decir, la renuncia a la responsabilidad humana, debe llevar, con la paralización de la voluntad individual de rendimiento, a un descenso del rendimiento económico del pueblo.|Ludwig Erhard, en: ''Política económica de Alemania'', Ediciones Omega, pag 208}}</ref>
Sin embargo, con el paso del tiempo se nota que las políticas practicadas en los países europeos occidentales convergen<ref>Michel Albert dijo: {{cita|En las últimas páginas de sus memorias, [[Jean Monnet]] [...] escribió
«La Comunidad Europea es solo un paso a la organización del mundo del futuro». Puede que esto suene arrogante, pero no lo es, porque no estaestá basado en una ambición hegemónica, sino sobre una moral. La causa de la construcción de la Europa es una cuestión ética. Solo cinco años después de la terminación del conflicto más terrible que se haya visto, los líderes franceses extendieron sus manos en amistad hacia Alemania. Desde entonces, la pareja franco-alemana ha estado alen el centro de la Unión Europea. Una vez que se dio este ejemplo, las relaciones a veces difíciles de otros países, [...] llegaron a ser menos tensas. [...] Europa es un lugar de cooperación. Se encuentran soluciones constructivas no tanto a través de la diplomacia, perosino a través del esfuerzo común, [...] cooperación y aceptación de la ley no significa que se abandonaabandone la autonomía, pero significa que se ha entendido que alguna transferencia de la autonomía es necesaria para la convivencia pacífica, etc.|Michel Albert, en<br />[http://www.asmp.fr/fiches_academiciens/textacad/albert/taiwan_jury2005.pdf «El valor internacional de la experiencia europea»]<br />(en inglés), ponencia a la Conferencia de Taipei<br />de la Academia Sínica, septiembre de 2005.}}</ref><ref>Ver, por ejemplo: Labrousse, Agnes; y Weisz, Jean-Daniel (editores): ''Institutional Economics in France and Germany: German Ordoliberalism versus the French Regulation School (Studies in Economic Ethics and Philosophy)'', en inglés. Springer, 2000. ISBN 3-540-67855-7; ISBN 978-3-540-67855-7.</ref>}} en relación a dar un rol económico activo al Estado con el fin de obtener ciertos objetivos sociales comunes (tales como el [[bienestar social]] y [[crecimiento económico]]) y se hace evidente que el progreso y la estabilidad de cada país europeo dependedependen de la de sus vecinos. Así, se crea un consenso que abarca desde los sectores más izquierdistas de los partidos social demócratas hasta los más derechistas o conservadores en los demócrata cristianos. Ese consenso es lo que llegó a ser conocido como el modelo europeo de [[gobernanza]], basado no solo en la idea de que la sociedad ―a través del Estado― tiene una responsabilidad por sus ciudadanos, sino también en que el bien estarbienestar de cada uno, tanto para individuos como para países, depende del bienestar del vecino y que ese bien común, a pesar de visiones e intereses diferentes, puede lograrse a través de la práctica de la [[decisión por consenso|política de los consensos]] (ver [[democracia deliberativa]]). Se empieza a hablar entonces de "lalas "construcciones de comunidades". Véase [[Tratados de Roma]] y [[Comunidades Europeas]]. El resultado de todo lo anterior es lo que se conoce como el modelo del Estado del bienestar.
 
Posteriormente, y a partir de una crítica temprana al Estado del bienestar desde el punto de vista de la [[escuela austriaca]]<ref>Hayek escribió [[Camino de servidumbre]] en 1944, aun antes que la implementación del Estado del bienestar. En ese libro Hayek sugiere que las tentativas de implementar «justicia social» llevarían inevitablemente a una dictadura: «Planificación conduce a la dictadura porque la dictadura es el instrumento más efectivo de coerción y de enforzamiento de ideales y, como tal, esencial para que la planificación en gran escala sea posible» (Hayek, op. cit). Sin embargo, Hayek también reconoce en esa obra que el estadoEstado tiene derecho a ciertas intervenciones «sociales» siempre y cuando sean aplicadas a todos por igual y en el marco de favorecer el libre mercado. {{cita|Obviamente, el funcionamiento de la competencia requiere, y depende, de condiciones que nunca pueden ser totalmente garantizadas por la empresa privada. La intervención estatal siempre es necesaria pero la planificación y la competencia solo pueden combinarse cuando se planifica para la competencia, no en contra de ella|Hayek: ''Camino de servidumbre'', capítulo III: «Individualismo y colectivismo».}}</ref>
algunos políticos ―por ejemplo, [[Margaret Thatcher]] en el [[Reino Unido]]<ref>En su primera reunión con los que serían sus ministros de oposición, Thatcher declaró: «Esto es lo que creemos», al mismo tiempo que puso sobre la mesa una copia de ''Camino de servidumbre''. Ver, por ejemplo: John Ranelagh: ''Thatcher's People: An Insider's Account of the Politics, the Power, and the Personalities''. London: Harper Collins, 1991 (en inglés en el original).</ref>
buscaron implementar lo que fue generalmente percibido como una tentativa de «desmantelar el Estado del bienestar».<ref>Es necesario notar que, a pesar de esa percepción general, Thatcher nunca se opuso directamente a este, dándolo más bien por establecido: {{cita|Se recordaráRecordará Ud. que una de las cuatro grandes libertades de las declaraciones del tiempo de guerra del presidente Roosevelt era «libres de la necesidad». Desde entonces en el mundo occidental ha habido una serie de medidas designadas a dar mayor seguridad. Pienso que sería verdad decir que ya no hay una lucha parapor lograr una seguridad básica. AúnEs más, tenemos una nueva generación completa cuya vida ha sido vivida contra el telón de fondo del Estado del bienestar.|Margaret Thatcher, en: [http://www.margaretthatcher.org/speeches/displaydocument.asp?docid=101632 Conservative Political Centre (CPC) Lecture ("What’s wrong with politics?")], octubre de 1968.}}
Thatcher centró sus ataques en ciertos aspectos, que ella percibía como debidos al [[socialismo]] ―específicamente la ineficiencia y los abusos del sistema de [[economía mixta]]―: {{cita|Es nuestro deber cuidarnos y después también cuidar nuestro vecino y la vida es un asunto de reciprocidad y la gente tiene muy presente sus derechos sin las obligaciones, porque no hay tal cosa como derechos sin obligaciones, porque no hay tal cosa como un derecho a menos que alguien haya cumplido primero con una obligación.|Margaret Thatcher en [http://www.margaretthatcher.org/speeches/displaydocument.asp?docid=106689 «Interview for Woman's Own ("no such thing as society")»], septiembre de 1987.}}
Ella incluía la tendencia a la dependencia que ―en su opinión― ese sistema habría engendrado en la población inglesa en general:
{{cita|Dependencia en el bienestar es mala para las familias y mala para quien paga impuestos. Hace menos necesario y menos ventajoso trabajar. La promoción de la cesantía lleva, como siempre hace, al crecimiento de vicios, irresponsabilidad y crimen. Los lazos que atan a la sociedad se debilitan.|Margaret Thatcher, en [http://www.margaretthatcher.org/speeches/displaydocument.asp?docid=108376 «Lecture to the Heritage Foundation ("The Principles of Conservatism")»], 1997.}}
Alegaba incluso que los «servicios sociales» estaban mejor como consecuencia de sus reformas:
{{cita|La extraordinaria transformación del sector privado ha creado la riqueza para mejores servicios sociales y mejores pensiones ―le permite a los jubilados tener el doble quede lo que tenían hace diez años para dejar a sus hijos―. Ya no somos el enfermo de Europa ―nuestra productividad e inversiones han crecido más rápidorápidamente en los años ochenta que cualquiera de nuestros mayores competidores.|Margaret Thatcher: [http://www.margaretthatcher.org/speeches/displaydocument.asp?docid=108256 «Último discurso a la Casa de los Comunes como primera ministra»], noviembre de 1990.}}</ref>
 
Más allá de una discusión acerca de las posibles intenciones de Thatcher y otros,<ref>[[Chris Patten]] ―quien fue uno de los políticos conservadores más importantes en el gobierno de [[Margaret Thatcher]]― escribe: “El Estado no desapareció bajo Thatcher... en los primeros nueve años bajo ella, el gasto público como proporción del [[producto interno bruto|PIB]] fue más alto que en los primeros nueve años bajo [[Tony Blair|Blair]] y [[Gordon Brown|Brown]].” en su revista critica (en inglés) del libro: [http://www.guardian.co.uk/books/2010/apr/11/ill-fares-land-tony-judt Ill Fares the Land by Tony Judt]. Consultado el 14 de abril de 2010.</ref>
Usuario anónimo