Abrir menú principal

Cambios

m
Tras pasar por manos del [[condestable de Castilla]], [[Álvaro de Luna]], en 1476 pasó a pertenecer a los Reyes Católicos.
A partir de ese momento la función más destacada del edificio es ser lugar de encierro de prisioneros ilustres. Sucesivamente pasan temporadas en él, y por diversas causas, [[Fadrique Enríquez]] por orden de [[Isabel la Católica]], [[Juan Palafox y Mendoza]], [[Marqués de Ariza]] y [[Pedro Téllez-Girón y Velasco]], [[Duque de Osuna]] en el de Felipe IV.
En el [[siglo XVI]], el castillo fue convertido en prisión. [[Felipe Guillermo de Orange-Nassau]], fue uno de los más importantes rehenes del castillo en el reinado de [[Felipe IV de España|Felipe IV]]<ref>{{cita publicación|apellidos1=Martín Martín, David|publicación=Academia.edu|título=[http://www.academia.edu/29414161/Felipe_Guillermo._Un_pr%C3%ADncipe_de_Orange_en_Ar%C3%A9valo Felipe Guillermo. Un príncipe de Orange en Arévalo]|fechaacceso=25 de octubre de 2016}}</ref>
 
Durante los últimos siglos, el castillo perteneció al ayuntamiento de Arévalo sufriendo durante el siglo XIX fases de abandono y siendo utilizado como campo sacro y cantera de piedra. Finalmente, por motivos económicos y con la condición de que se usara como silo de cereal, el municipio cedió el inmueble al [[Servicio Nacional del Trigo]] del Ministerio de Agricultura, que acometió diferentes reformas y obras de restauración. En la actualidad pertenece al [[Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino]] y se usa como centro de reuniones aunque también se encuentra abierto al turismo y en su torre del homenaje se puede vistar un pequeño museo del cereal. Actualmente está abierto para su visita durante los fines de semana y festivos nacionales, realizándose visitas guiadas cada media hora hasta las seis de la tarde.