Diferencia entre revisiones de «Historia de los Países Bajos»

sin resumen de edición
La '''[[historia]] de los [[Países Bajos]]''' comienza como la de un pueblo marinero que prosperó en una llanura en el [[mar del Norte]], en el noroeste de [[Europa]]. Cuando llegaron los [[romanos en los Países Bajos|romanos]], y con ellos la historia escrita en el [[59 a. C.|59 a. C.]], la región estaba escasamente poblada por diversos grupos tribales en la periferia del imperio. Más de cuatro siglos de dominación romana dejaron efectos demográficos muy profundos, resultando finalmente en la creación de tres [[pueblos germánicos]] mayoritarios en el área: los [[frisones]], los [[bajo sajón neerlandés|sajones neerlandeses]], y los [[francos]]. Algunos misioneros [[Misión hiberno-escocesa|hiberno-escoceses]] y [[misión anglosajona|anglosajones]] intentaron propagar el cristianismo en los Países Bajos en el siglo VIII. Los descendientes de los [[francos salios]] llegaron a dominar la zona con el paso del tiempo y, de este modo surgió el [[neerlandés antiguo|neerlandés]].
 
El dominio [[Dinastía carolingia|carolignio]], el abandono del [[Sacro Imperio Romano]] y la depredación [[vikinga]] siguieron; por lo que los nobles locales dejaron a los ducados y condados altamente independientes. Durante varios siglos, las áreas de [[Ducado de Brabante|Brabante]], [[Condado de Holanda|Holanda]], [[Zelanda]], [[Friesland]] y [[Gelre]] lucharon intermitentemente entre ellosellas, pero al mismo tiempo, el comercio continuó y creció; las tierras fueron reclamadas y las ciudades prosperaron. Forzados por la naturaleza para trabajar juntos, con el paso de los siglos construyeron y mantuvieron una red de [[pólder]]s, y [[diques]] que [[Control de inundaciones en los Países Bajos|mantuvieron lejos las inundaciones y el mar]] en el proceso de transformación de su paisaje desolado en un jardín-estado con una productividad muy alta, dominando el [[mar del Norte]] y los mares más allá de éste, y emergiendo como una de las naciones más urbanas y emprendedoras de Europa.
 
En el año 1433, el [[Felipe el Bueno|Duque de Borgoña]] había asumido el control sobre la mayoría de los territorios neerlandeses, y surgió el concepto de una nación de hablantes del [[idioma neerlandés|neerlandés]]. Sin embargo, bajo el control de [[Carlos I de España|Carlos V]] y [[Felipe II]], los [[Países Bajos Borgoñones]] se convirtieron en una parte del [[Imperio español|Imperio de España]]. La [[reforma protestante]] hizo eldel [[calvinismo]] la religión dominante en el norte. El contraataque español fue dirigido por el [[Fernando Álvarez de Toledo y Pimentel|Duque de Alba]], y por [[Alejandro Farnesio (1635-1689)|Alejandro Farnesio]]. En 1566, [[Guillermo de Orange]], un calvinista, lanzóinició la [[guerra de los Ochenta Años]] para luchar contra la monarquía católica española. La [[Guerra de los Ochenta Años|revuelta neerlandesa]] fue un enfrentamiento épico contra los españoles; finalmente la venció el norte con la [[Paz de Westfalia]] en 1648, pero España mantuvo el control en el sur.
 
Así nació la [[Provincias Unidas de los Países Bajos|República Neerlandesa]], una nación de hablantes neerlandeses con una mayoría protestante, muchos católicos, y [[Historia de los judíos en los Países Bajos|miles de judíos]] y una por aquél tiempo extraña política de [[Historia de la religión en los Países Bajos|tolerancia]]. Los Países Bajos se beneficiaron del declive de Amberes y la llegada masiva de los refugiados protestantes.
 
Durante la Revuelta el comercio floreció y las [[Provincias Unidas de los Países Bajos|Provincias Unidas]] prosperaron. [[Ámsterdam]] se convirtió en el mayor centro de comercio del norte de Europa. En el [[Siglo de oro neerlandés]], que tuvo su cenit alrededor de 1667, hubo un notable florecimiento en el comercio, la industria (especialmente la marinera), y las artes (especialmente la pintura y las ciencias). Usando su poder naval y su extensa flota comercial, la provincia de [[Holanda]], creó un [[Imperio neerlandés]] universal, una potencia marítima con un alcance comercial, imperial, y colonial que se extendió hasta [[Asia]], [[África]], y [[Colonización neerlandesa de América|América]]. El comercio de esclavos era especialmente rentable.
 
A mediados del [[siglo XIX]] comenzó su declive debido a varios factores económicos. La población era pequeña –menos de dos millones de habitantes–. El sistema político del país era dominado por [[regente]]s ricos y (algunas veces) por [[estatúder]]es extraídos de la [[Casa de Orange-Nassau|Casa de Orange]]. Finalmente, Ámsterdam perdió su liderazgo como ciudad más importante del norte de Europa frente a [[Londres]]. En [[1784]] una [[Cuarta Guerra anglo-neerlandesa|guerra]] contra Gran Bretaña terminó desastrosamente para la nación. Hubo un creciente descontento y un [[crisis y revolución orangista de 1747|conflicto]] entre los [[Orangismo (Países Bajos)|orangistas]] y los [[Patriotas (facción)|patriotas]] inspirado en la [[Revolución francesa]], y luego un conflicto contra la propia Francia. Una [[República Bátava|República de Batavia]] profrancesa se estableció, y con la consolidación del poder francés bajo el mandato de [[Napoleón]], los Países Bajos se convirtieron gradualmente en un estado satélite de Francia, que culminó en el [[Reino de Holanda]], para pasar a ser simplemente una provincia imperial.
 
Tras la [[batalla de Leipzig]] y el posterior colapso del Imperio francés en 1813, los Países Bajos fueron restaurados como un "principado soberano", proporcionando la Casa de Orange un monarca. La [[Congreso de Viena|Conferencia de Viena]] en 1815 confirmó esta autoridad mediante la creación del [[Reino Unido de los Países Bajos]]. El rey [[Guillermo I de los Países Bajos|Guillermo I]] también obtuvo dominio sobre [[Bélgica]]. Pero el abismo cultural entre el norte y el sur del país era demasiado grande. [[Revolución belga|Bélgica se rebeló en 1830]], y las potencias europeas reconocieron su independencia. Después de un período conservador al principio, surgieron fuertes sentimientos liberales, convirtiendo al Paíspaís en una [[democracia parlamentaria]] mediante la Constitución neerlandesa de 1848, con un [[Monarquía constitucional|monarca constitucional]]. La industrialización y la urbanización hicieron de los Países Bajos una pequeña nación próspera, con un gran imperio.
 
Los Países Bajos fueron neutrales durante la [[Primera Guerra Mundial]], y los [[años 1920]] y los [[años 1930|1930]] fueron años tranquilos. El [[10 de mayo]] de [[1940]] la [[Alemania nazi]] invadió el país, y [[Rotterdam Blitz|tras destruir Rotterdam]], la ocuparon. Alrededor de 100 000 [[judíos neerlandeses]] fueron asesinados en el [[Holocausto]] y otros grupos étnicos sufrieron también grandes pérdidas demográficas. El [[5 de mayo]] de [[1945]], la guerra terminó tras la [[Día de la Liberación (Países Bajos)|liberación]], en su mayor parte, por las fuerzas candienses. Los años de la posguerra fueron época de penurias debido a los desastres naturales, y la emigración masiva, que fue seguida por una reconstrucción con programas de obras públicas a gran escala (especialmente el [[Plan Delta]]), la recuperación económica, la integración europea, y la introducción gradual de un [[estado de bienestar]]. También hubo un conflicto con [[Indonesia]], que terminó con la retirada neerlandesa por completo de sus antiguas colonias en 1961. Además [[Surinam]] declaró su independencia en 1975. Mucha gente de Indonesia y Surinam, y más adelante de otras naciones, se trasladó a los Países Bajos, lo que dio lugar a la transformación del país en una sociedad multicultural.
 
La segunda mitad del siglo XX fue marcada por una paz y prosperidad relativas. En el siglo XXI, los Países Bajos se han convertido en un país moderno y dinámico con una economía exitosa (la 16.º más grande en 2010) y orientada hacia el mercado internacional, y con una alta calidad de vida.
Usuario anónimo