Abrir menú principal

Cambios

Deshecha la edición 104980923 de Santamarcanda (disc.)
|descripción_imagen = ''Las mujeres de los teutones defienden la fortaleza de carros'', [[Heinrich Leutemann]], 1882
|fecha = [[Verano]] de [[102 a. C.]]<ref name= How381 >How, 2006: 381</ref>
|lugar = LlanuraLaderas de [[Pourrières]], junto a la [[montaña Sainte-Victoire]], cercaentre de la[[Pourrières]] actualy [[Aix-en-Provence]], [[Francia]]<ref name= Tel64 >Telford, 2014: 64</ref><ref name= Ha112 >Hall, 1898: 112</ref>
|casus =
|descripción =
|resultado = Victoria romana decisiva<ref name= Ha110 >Hall, 1898: 110</ref>
|consecuencias =
|territorio =
Después del [[Batalla de Arausio|desastre de Arausio]], el general [[Cayo Mario]] es elegido [[cónsul romano|cónsul]] y encargado de llevar a cabo importantes [[Reformas de Mario|reformas]] en el [[ejército romano]]. Con ellas, las [[Legión romana|legiones]] pasaron de ser cuerpos temporales de conscriptos a fuerzas profesionales y permanentes.<ref>Mommsen, 1876: 271</ref>
 
Mientras tanto, los invasores [[Pueblos germánicos|germánicos]] [[cimbrios]], [[teutones]] y [[ambrones]], después de saquear [[Hispania]] volvieron a la [[Galia]] y decidieron invadir [[Península itálica|Italia]].<ref>Mommsen, 1876: 272</ref> Los primeros cruzarían los [[Alpes]] por el centro y los dos últimos por el oeste. Un tercer pueblo, los [[tigurinos]], atacaría por el este.<ref>Floro I.38.1, 6</ref> Enterado,Dejaron Mario6.000 decideguerreros saliren ala enfrentarunión adel [[Mosa]] con el [[Sambre]] para cuidar los teutonesequipajes mientrasy subotín colegaque consularno podían llevar, estos fundarían la tribu de los [[Quintoaduáticos]].<ref>Hall, Lutacio1898: Cátulo103</ref> Los germánicos no deseaban saquear, querían tierras donde establecerse, pero ya en el [[109 a. C.]] [[Marco Junio Silano (cónsul 102109 a. C.)|QuintoMarco LutacioJunio CátuloSilano]], haciales lohabía propiodejado conclaro losque cimbriosno podrían establecerse pacíficamente en territorio romano.<ref>Plutarco.Hall, Mario.1898: 15.4109-110</ref> Los romanos no tenían tierras que darles en Italia, donde se habían producido recientemente varias hambrunas y de hecho deseaban exportar población al otro lado de los Alpes.<ref name= Ha110 />
 
Enterado, Mario decide salir a enfrentar a los teutones mientras su colega consular, [[Quinto Lutacio Cátulo (cónsul 102 a. C.)|Quinto Lutacio Cátulo]], hacia lo propio con los cimbrios.<ref>Plutarco. Mario. 15.4</ref>
 
== Ejércitos enfrentados ==
[[Archivo:Cimbrians and Teutons invasions-es.svg|250px|thumb|izquierda|Migración de cimbrios y teutones.]]
La única cifra mencionada es la vanguardiaretaguardia, unos treinta mil guerreros ambrones.<ref name= Plu197>Plutarco. Mario. 19.7</ref> Debe tomarse con cuidado, pues las fuentes son romanas y tienden a exagerar. Es probable que el número total fueran cien mil hombres, mujeres, niños y ancianos.<ref name= Kov />
 
Las legiones de Mario debieron ser dos<ref name= Gol >Goldsworthy, 2010</ref> a ocho,<ref>Kildhal, 1968: 118</ref> pero probablemente eran seis.<ref>Kildhal, 1968: 118; Telford, 2014: 63</ref> Habían también dos [[Ala quinquagenaria|alae]] aliadas itálicas más [[Tropas auxiliares romanas|auxiliares]].<ref name= Gol /> Es bastante probable que el núcleo de esas tropas fueran veteranos de la [[guerra de Yugurta]].<ref>Hall, 1898: 105</ref> El resto eran reclutas entrenados personalmente por su general durante dos años.<ref name= Ha106 >Hall, 1898: 106</ref>
 
== Batalla ==
=== Asedio del campamento romano ===
Los romanos acamparon en dos campamentos: el primero estaba en un lugar que pasaría a llamarse ''Fossa Mariana'', actualmente Fos, en el lago este del delta del [[Ródano]], en la [[Galia Narbonense]]; el principal estaba en [[Tarascón]], en el extremo occidental de los Alpes pero muy cerca del primero, específicamente en el [[oppidum]] ligur de [[Glanum]].<ref name= Ha106 />
Mario estaba acampado con abundantes vituallas a orillas del [[Ródano]], en la [[Galia Narbonense]], cuando llegaron los teutones pero se negó a luchar.<ref>Plutarco. Mario. 15.1</ref> De hecho, castigaba a todo soldado u oficial que perdía los estribos e intentaba atacar,<ref>Plutarco. Mario. 16.1</ref> pues los germánicos les provocaban constantemente.<ref>Plutarco. Mario. 15.2</ref> Eran muy superiores en número y ocupaban con sus guerreros gran parte de la llanura cercana donde ofrecían batalla.<ref>Plutarco. Mario. 15.5</ref> Más ocupado estaba el cónsul en construir un canal a través del cual llegaban los barcos desde el mar al campamento.<ref>Plutarco. Mario. 15.3</ref> Sus soldados empezaron a quejarse de que no confiaba en ellos.<ref>Plutarco. Mario. 16.3-5</ref> El cónsul les respondió que había escuchado los augurios de una sacerdotisa siria llamada Marta,<ref>Plutarco. Mario. 17.1</ref> Su esposa, [[Julia (esposa de Mario)|Julia]], se la había enviado después que adivinara cuales [[gladiador]]es ganarían en un espectáculo. Por eso él estaba haciendo los sacrificios que ella pedía.<ref>Plutarco. Mario. 17.2</ref>
Mario estaba acampado con abundantes vituallas a orillas del [[Ródano]], en la [[Galia Narbonense]], cuando llegaron los teutones pero se negó a luchar.<ref>Plutarco. Mario. 15.1</ref> De hecho, castigaba a todo soldado u oficial que perdía los estribos e intentaba atacar,<ref>Plutarco. Mario. 16.1</ref> pues los germánicos les provocaban constantemente.<ref>Plutarco. Mario. 15.2</ref> Eran muy superiores en número y ocupaban con sus guerreros gran parte de la llanura cercana donde ofrecían batalla.<ref>Plutarco. Mario. 15.5</ref> Más ocupado estaba el cónsul en construir un canal a través del cual llegaban los barcos desde el mar al campamento.<ref>Plutarco. Mario. 15.3</ref> de Fossa Mariana, de ahí su nombre, por el canal.<ref name= Ha106 /> Sus soldados empezaron a quejarse de que no confiaba en ellos.<ref>Plutarco. Mario. 16.3-5</ref> El cónsul les respondió que había escuchado los augurios de una sacerdotisa siria llamada Marta,<ref>Plutarco. Mario. 17.1</ref> Suque su esposa, [[Julia (esposa de Mario)|Julia]], se la había enviado después que adivinara cuales [[gladiador]]es ganarían en un espectáculo. Por eso, él estaba haciendo los sacrificios que ella pedía.<ref>Plutarco. Mario. 17.2</ref>
 
Viendo que los romanos no salían a enfrentarlos, los teutones se acercaron al campamento pero recibieron proyectiles que les causaron algunas bajas.<ref>Plutarco. Mario. 18.1</ref> No podían permanecer inmóviles pues agotaban los recursos de los lugares donde pasaban.<ref name= Ha111 >Hall, 1898: 111</ref> Entonces decidieron seguir a los Alpes, pasaronpasando frente al campo fortificado de Mario durante seis días con sus familias y posesiones.<ref>Hall, 1898: 109; Plutarco. Mario. 18.1</ref> LasInsultaron legiones empezaronconstantemente a seguirloslos lentamenteromanos<ref peroname= Ha110 /> y sus sacerdotisas, vestidas de cercablanco, construyendohicieron campamentossacrificios.<ref fortificadosname= enHa111 posiciones/> ventajosasSu paraintención descansarera cruzar los Alpes por la costa, en cada[[La nocheTurbie]].<ref>Plutarco.Hall, Mario.1898: 18.2107</ref>
 
Las legiones empezaron a seguirlos lentamente pero de cerca, construyendo campamentos fortificados en posiciones ventajosas para descansar cada noche.<ref>Plutarco. Mario. 18.2</ref> Los teutones iban al frente y los ambrones en retaguardia.<ref name= Ha111 /> Marchaban al norte del macizo de los Alpilles siguiendo el [[río Durance]] hasta donde actualmente se encuentra [[Orgon]]. Dos o tres días de marcha habrían bastado para llevarlos a las cercanías de la moderna Aix.<ref>Hall, 1898: 111-112</ref>
 
=== Choque con los ambrones ===
Así, Mario llegó al pie de los Alpes, acampando en las cercanías de la villa de ''Aquae Sextiae'', «Aguas Sextias»,<ref>Floro I.38.7; Plutarco. Mario. 18.3</ref> en una posición ventajosa que bloqueaba el valle del río ''Arc'', «Arco».,<ref>Frediani, 2003: 169</ref> por entonces casi seco y con su lecho formando una depresión de orillas a veces empinadas y otras inclinadas.<ref name= Ha112 /> Pero su acceso al agua fue bloqueado por los germánicos. Mario utilizó la sed de sus hombres para animarlos a luchar:<ref>Floro I.38.8; Plutarco. Mario. 18.3</ref> «Si son hombres, allí están para ustedes».<ref>Floro I.38.9</ref> Indicándoles que si querían beber debían vencer pero antes debían fortificar el campo.<ref>Hall, 1898: 112; Plutarco. Mario. 18.4</ref> Los soldados obedecieron de mala gana, pero los sirvientes no tenían agua ni para ellos ni las bestias y se aventuraron al río y se enfrentaron a los ambrones, que fueron tomados por sorpresa, pues muchos estaban bañándose o comiendo.<ref>Hall, 1898: 112-113; Plutarco. Mario. 19.1</ref> El griterío atrajo a más germánicos y Mario tuvo dificultades para contener a sus legionarios, que temían perder a sus sirvientes.<ref>Plutarco. Mario. 19.2</ref>
 
Los ambrones atacaron en orden, bajo el cantar de su tribu, a pesar de que acababan de comer y beber vino.<ref>Hall, 1898: 113; Plutarco. Mario. 19.3</ref> Los [[ligures]] eran los más animados para luchar, pues sus tierras eran las amenazadas inmediatamente por los invasores, y empezaron a responder al enemigo con sus propios gritos.<ref>Plutarco. Mario. 19.4</ref> Entonces, los ambrones cruzaron el río pero sus filas se desordenaron, lo que aprovecharon los ligures para cargar sobre ellos.<ref>Hall, 1898: 113; Plutarco. Mario. 19.5</ref> Los germánicos resistieron hasta que los legionarios se unieron a la carga.<ref>Hall, 1898: 113</ref> Allí murió la mayoría de los germánicos y el resto fue perseguido por los romanos en la otra orilla hasta llegar a su campamento de carromatos.<ref>Plutarco. Mario. 19.6</ref> Fue entonces que las mujeres ambronas se abalanzaron sobre los fugitivos y perseguidores con espadas y hachas matándolos por igual, a los primeros por cobardes y a los segundos por enemigos, soportando las heridas hasta caer muertas. Plutarco resume los hechos en: «Así esta batalla del río, según las relaciones, más se verificó por casualidad que no por disposición del general».<ref name= Plu197 /><ref>Hall, 1898: 113-114</ref>
 
=== Encuentro con los teutones ===
[[Archivo:Caius Marius Villa Borghese.jpg|200px|thumb|Busto de Cayo Mario, vencedor en la batalla.]]
Al llegar la noche, los romanos se retiraron al campamento, donde no celebraron la victoria.<ref>Plutarco. Mario. 20.1</ref> Estaban en problemas, pues no habían construido ninguna empalizada alrededor y temían un ataque sorpresa.<ref>Plutarco. Mario. 20.2</ref> Pero no sucedió nada y al día siguiente, los invasores se dedicaron a congregar a sus guerreros.<ref>Hall, 1898: 114; Plutarco. Mario.20.3</ref> Los romanos se movieron al este, más cerca de Pourrières, donde construyeron un nuevo campamento al que fortificaron adecuadamente.<ref>Hall, 1898: 114</ref> Mario aprovechó de enviar al pretor Marco Claudio Marcelo con 3.000 soldados a los bosques y barrancos que rodeaban el valle donde estaban los teutones, se movieron por una depresión del terreno para no ser vistos; cuando estos atacaran debían atacar su retaguardia.<ref>Hall, 1898: 115; Plutarco. Mario. 20.4</ref> El cónsul hizo que el resto del ejército comiera bien y después durmiera, para al amanecer formar frente al campamento y la caballería se desplegaba en la llanura.<ref>Plutarco. Mario. 20.4</ref> Probablemente fue en las laderas de la [[montaña Sainte-Victoire]], sus barrancos impedían ser envueltos por los teutones en la llanura.<ref>Hall, 1898: 115-116</ref> Esta montaña estaba al norte de la llanura, al sur había alturas boscosas y un terreno recoso que acababa en una montaña llamada Olimpo. La caballería romana cargo contra los germánicos, animándolos a atacar.<ref>Hall, 1898: 116</ref>
 
Los teutones, en lugar de esperar a que los romanos bajaran a la llanura, cargaron cuesta arriba en la colina donde estos estaban acampados y formados. Los legionarios lanzaron sus jabalinas ([[pilum]]) y después mantuvieron su línea hasta empezar a hacer retroceder al enemigo de vuelta a la llanura.<ref>Hall, 1898: 116; Plutarco. Mario. 20.5; 21.1</ref> Los germánicos trataron de formar una nueva línea en la llanura abierta y resistieron mucho mejor, quedando los romanos en riesgo de ser vencidos, pero entonces Marcelo cayó sobre su retaguardia<ref>Plutarco. Mario. 21.1</ref> y les provocó pánico.<ref>Hall, 1898: 116-117; Plutarco. Mario. 21.2</ref>
 
== Consecuencias ==
Los romanos apilaron las armas y escudos de los vencidos y los sacrificaron en una gran pira.<ref>Plutarco. Mario. 22.1</ref> Los soldados la rodearon y su cónsul, con su túnica púrpura, la encendió.<ref>Plutarco. Mario. 22.2</ref> Mario salió de inmediato a ayudar a Cátulo, ya que los cimbrios habían entrado en Italia,<ref>Floro I.38.11</ref> derrotándolos en [[Batalla de Vercelas|Vercelas]].<ref>Plutarco. Mario. 25.2</ref> Estimaciones modernas dicen que todos murieron, excepto 17.000 guerreros y algunos miles de familiares que son capturados.<ref>Telford, 2014: 63</ref> Las bajas romanas fueron apenas de 300 muertos.<ref>Gabriel, 2011: 18</ref>
 
Según se dice, los cadáveres enterrados en esas tierras las nutrieron de tal manera que en los años siguientes los viñedos dieron excelente cosechas.<ref>Hall, 1898: 117; Plutarco. Mario. 21.3</ref> El rey teutón, [[Teutobod]], descrito como un hombre inmenso, fue capturado en un bosque cercano<ref name= Fl3810>Floro I.38.10</ref> por los [[sécuanos]]<ref>Plutarco. Mario. 24.4</ref> y exhibido en el [[Triunfo romano|desfile triunfal]].<ref name= Fl3810 />
 
Militarmente, Aquae Sextiae es comparable a las victorias de [[Cayo Julio César]] sobre los [[helvecios]] ([[Batalla de Bibracte|Bibracte]], [[58 a. C.]]) y [[Cayo Suetonio Paulino]] sobre los [[icenos]] ([[Batalla de Watling Street|Watling Street]], [[61]]). Un ejército romano profesional pero muy inferior en número se ubica en una posición alta rodeada de bosques que impiden ser envuelto por el enemigo. Los [[bárbaros]] se lanzan de frente sobre ellos marchando en [[falange]] o [[skjaldborg|muro de escudos]], pero no logran romper su línea y cuando los romanos empiezan a avanzar son arrollados.<ref>Lago, José I.[https://web.archive.org/web/20161028215459/http://www.historialago.com:80/leg_01043_legioncombate_01.htm La legión en combate]. ''Las legiones de Julio César''. Publicado el 10 de diciembre de 2002. Consultado el 15 de enero de 2018.</ref>
* Gabriel, Richard A. (2011). ''Man and Wound in the Ancient World: A History of Military Medicine from Sumer to the Fall of Constantinople''. Washington DC: Potomac Books, pp. 18. ISBN 978-1-59797-848-4.
* Goldsworthy, Adrian (2010). ''In the Name of Rome: The Men Who Won the Roman Empire''. Hachette. ISBN 9780297864011.
* Hall, William Henry (1898). ''The Romans on the Riviera and the Rhone: A sketch of the Conquest of Liguria and the Roman Province''. Londres: Macmillan & Co. Digitalizado por Bill Thayer en 2016 en [http://penelope.uchicago.edu/Thayer/E/Roman/Texts/secondary/HALRIV/home.html UChicago.edu].
* How, W. W. & H. D. Leigh (2006). ''A History of Rome to the Death of Caesar''. Cosimo. ISBN 9781596055926.
* Kildahl, Phillip Andrew (1968). ''Caius Marius''. Nueva York: Twayne Publishers.
{{wikisource|idioma=la|Scriptor:Titus Livius|Tito Livio|preposición=de}}
{{wikisource|Vidas paralelas|objeto=una copia|preposición=de}}
* Hall, William Henry (1898). ''The Romans on the Riviera and the Rhone: A sketch of the Conquest of Liguria and the Roman Province''. Londres: Macmillan & Co. Digitalizado por Bill Thayer en 2016 en [http://penelope.uchicago.edu/Thayer/E/Roman/Texts/secondary/HALRIV/home.html UChicago.edu].
* Documental [http://www.imdb.com/title/tt1221224/ Rome: Rise and Fall of an Empire], producido por Gardner Films & History Channel, 2008, EEUU. Capítulo 01: [https://www.youtube.com/watch?v=8FFQCw-z1Hc The First Barbarian War]. En minuto 33:00 muestra mapa de la batalla.
 
Usuario anónimo