Abrir menú principal

Cambios

Arreglo menor
 
=== Choque con los ambrones ===
Así, Mario llegó al pie de los Alpes, acampando en las cercanías de la villa de ''Aquae Sextiae'', «Aguas Sextias»,<ref>Floro I.38.7; Plutarco. Mario. 18.3</ref> en una posición ventajosa que bloqueaba el valle del río ''Arc'', «Arco»,<ref>Frediani, 2003: 169</ref> por entonces casi seco y con su lecho formando una depresión de orillas a veces empinadas y otras inclinadas.<ref name= Ha112 /> Como su acceso al agua fue bloqueado por los germánicos, Mario utilizó la sed de sus hombres para animarlos a luchar:<ref>Floro I.38.8; Plutarco. Mario. 18.3</ref> «Si son hombres, allí están para ustedes»,<ref>Floro I.38.9</ref> indicándoles que si querían beber debían vencer pero antes debían fortificar el campo.<ref>Hall, 1898:name= 112;Ha112 /><ref>Plutarco. Mario. 18.4</ref> Los soldados obedecieron de mala gana, pero los sirvientes no tenían agua para ellos ni las bestias, por lo que se aventuraron al río y se enfrentaron a los ambrones, que fueron tomados por sorpresa, pues muchos estaban bañándose o comiendo.<ref>Hall, 1898: 112-113; </ref><ref>Plutarco. Mario. 19.1</ref> El griterío atrajo a más germánicos y Mario tuvo dificultades para contener a sus legionarios, que temían perder a sus sirvientes.<ref>Plutarco. Mario. 19.2</ref>
 
Los ambrones atacaron en orden, bajo el cantar de su tribu, a pesar de que acababan de comer y beber vino.<ref name= Ha113 >Hall, 1898: 113; </ref><ref>Plutarco. Mario. 19.3</ref> Los [[ligures]] eran los más animados para luchar, pues sus tierras eran las amenazadas inmediatamente por los invasores, y empezaron a responder al enemigo con sus propios gritos.<ref>Plutarco. Mario. 19.4</ref> Entonces, los ambrones cruzaron el río pero sus filas se desordenaron, lo que aprovecharon los ligures para atacarlos.<ref>Hall, 1898:name= 113;Ha113 /><ref>Plutarco. Mario. 19.5</ref> Los germánicos resistieron hasta que los legionarios se unieron a la lucha.<ref>Hall, 1898:name= Ha113 113</ref> Allí murió la mayoría de los germánicos y el resto fue perseguido por los romanos en la otra orilla hasta llegar a su campamento de carromatos.<ref>Plutarco. Mario. 19.6</ref> Fue entonces que las mujeres ambronas se abalanzaron sobre los fugitivos y perseguidores con espadas y hachas matándolos por igual, a los primeros por cobardes y a los segundos por enemigos, soportando las heridas hasta caer muertas. Plutarco resume los hechos en: «Así esta batalla del río, según las relaciones, más se verificó por casualidad que no por disposición del general».<ref name= Plu197 /><ref>Hall, 1898: 113-114</ref>
 
=== Encuentro con los teutones ===
[[Archivo:Caius Marius Villa Borghese.jpg|200px|thumb|Busto de Cayo Mario, vencedor en la batalla.]]
Al llegar la noche, los romanos se retiraron al campamento, donde no celebraron la victoria.<ref>Plutarco. Mario. 20.1</ref> Estaban en problemas, pues no habían construido ninguna empalizada alrededor y temían un ataque sorpresa.<ref>Plutarco. Mario. 20.2</ref> Pero no sucedió nada y al día siguiente, los invasores se dedicaron a congregar a sus guerreros.<ref name= Ha114 >Hall, 1898: 114; </ref><ref>Plutarco. Mario.20.3</ref> Los romanos se movieron al este, más cerca de Pourrières, donde construyeron un nuevo campamento al que fortificaron adecuadamente.<ref>Hall, 1898:name= Ha114 114</ref> Mario aprovechó de enviar al pretor Marco Claudio Marcelo con 3.000 soldados a los bosques y barrancos que rodeaban el valle donde estaban los teutones, se movieron por una depresión del terreno para no ser vistos; cuando estos atacaran debían atacar su retaguardia.<ref>Hall, 1898: 115; </ref><ref>Plutarco. Mario. 20.4</ref> El cónsul hizo que el resto del ejército comiera bien y después durmiera, para al amanecer formar frente al campamento y la caballería se desplegaba en la llanura.<ref>Plutarco. Mario. 20.4</ref> Probablemente fue en las laderas de la [[montaña Sainte-Victoire]], sus barrancos impedían ser envueltos por los teutones en la llanura.<ref>Hall, 1898: 115-116</ref> Esta montaña estaba al norte de la llanura, al sur había alturas boscosas y un terreno recoso que acababa en una montaña llamada Olimpo. La caballería romana cargo contra los germánicos, animándolos a atacar.<ref name= Ha116 >Hall, 1898: 116</ref>
 
Los teutones, en lugar de esperar a que los romanos bajaran a la llanura, cargaron cuesta arriba en la colina donde estos estaban acampados y formados. Los legionarios lanzaron sus jabalinas ([[pilum]]) y después mantuvieron su línea hasta empezar a hacer retroceder al enemigo de vuelta a la llanura.<ref>Hall, 1898:name= 116;Ha116 /><ref>Plutarco. Mario. 20.5; 21.1</ref> Los germánicos trataron de formar una nueva línea en la llanura abierta y resistieron mucho mejor, quedando los romanos en riesgo de ser vencidos, pero entonces Marcelo cayó sobre su retaguardia<ref>Plutarco. Mario. 21.1</ref> y les provocó pánico.<ref>Hall, 1898: 116-117; </ref><ref>Plutarco. Mario. 21.2</ref>
 
== Consecuencias ==
Los romanos apilaron las armas y escudos de los vencidos y los sacrificaron en una gran pira.<ref>Plutarco. Mario. 22.1</ref> Los soldados la rodearon y su cónsul, con su túnica púrpura, la encendió.<ref>Plutarco. Mario. 22.2</ref> Mario salió de inmediato a ayudar a Cátulo, ya que los cimbrios habían entrado en Italia,<ref>Floro I.38.11</ref> derrotándolos en [[Batalla de Vercelas|Vercelas]].<ref>Plutarco. Mario. 25.2</ref> Estimaciones modernas dicen que todos murieron, excepto 17.000 guerreros y algunos miles de familiares que son capturados.<ref>Telford, 2014: 63</ref> Las bajas romanas fueron apenas de 300 muertos.<ref>Gabriel, 2011: 18</ref>
 
Según se dice, los cadáveres enterrados en esas tierras las nutrieron de tal manera que en los años siguientes los viñedos dieron excelente cosechas.<ref>Hall, 1898: 117; </ref><ref>Plutarco. Mario. 21.3</ref> El rey teutón, [[Teutobod]], descrito como un hombre inmenso, fue capturado en un bosque cercano<ref name= Fl3810>Floro I.38.10</ref> por los [[sécuanos]]<ref>Plutarco. Mario. 24.4</ref> y exhibido en el [[Triunfo romano|desfile triunfal]].<ref name= Fl3810 />
 
Militarmente, Aquae Sextiae es comparable a las victorias de [[Cayo Julio César]] sobre los [[helvecios]] ([[Batalla de Bibracte|Bibracte]], [[58 a. C.]]) y [[Cayo Suetonio Paulino]] sobre los [[icenos]] ([[Batalla de Watling Street|Watling Street]], [[61]]). Un ejército romano profesional pero muy inferior en número se ubica en una posición alta rodeada de bosques que impiden ser envuelto por el enemigo. Los [[bárbaros]] se lanzan de frente sobre ellos marchando en [[falange]] o [[skjaldborg|muro de escudos]], pero no logran romper su línea y cuando los romanos empiezan a avanzar son arrollados.<ref>Lago, José I.[https://web.archive.org/web/20161028215459/http://www.historialago.com:80/leg_01043_legioncombate_01.htm La legión en combate]. ''Las legiones de Julio César''. Publicado el 10 de diciembre de 2002. Consultado el 15 de enero de 2018.</ref>
Usuario anónimo