Diferencia entre revisiones de «Meendiño»

No hay cambio en el tamaño ,  hace 3 años
(name fixed (Giuseppe, not Guiseppe))
Etiquetas: Edición desde móvil Edición vía web móvil
== Obra ==
 
Su producción está considerada una de las más importantes de la lírica galaicoportuguesagallegoportuguesa. La única composición de su autoría, perteneciente al género de la [[cantiga de amigo]], aparece recogida en dos de los manuscritos conservados: en el [[Cancionero de la Biblioteca Vaticana]] y en el antes llamado [[Cancionero Colocci-Brancuti]] y hoy conocido como Cancionero de la Biblioteca Nacional de Lisboa.
 
Su cantiga siempre ha llamado la atención de los filólogos. Famoso es el estudio de Roman Jakobson. Ya hace años el profesor Tavani llamó la atención sobre el error de lectura que deformaba el refrán desde las primeras ediciones. El error de lectura deformaba en sentido positivo la estructura y el mensaje. Tavani leyó correctamente la forma abreviada del manuscrito como ''e u(err)á[?]''. Así el refrán que había hecho correr tanta tinta, ''''eu atendendo o meu amigo, / eu a(tendendo o meu amigo'''', de alto valor poético por su efecto ecoico y por su musicalidad, se convierte en el no menos valioso ''eu atendendo o meu amigo, / e verrá?'' que es lo que realmente se lee en el Cancionero de la Biblioteca Nacional de Lisboa (antes llamado Colucci-Brancuti), en el que la pregunta retórica cierra el refrán con el futuro dubitativó del verbo ''vẽer'' ('venir'), con un tono de saudade resignada pero a la vez esperanzada, deja en el aire, en suspenso, la posibilidad del encuentro amatorio, todo ello con una grán economía de medios expresivos (una pregunta retorica resaltada en final de estrofa y de verso, con sólo una conjunción, un futuro y un tonema interrogativo y vocabulario muy fundamental en lengua (conjunción ''e'' y el verbo ''vẽer'' ('venir') envueltos en tonema interrogativo que, a pesar de su vulgaridad de uso en la lengua cotidiana, aquí cobra otro valor de misterio, de expectación, de deseo, que llena ese vocabulario usual de connotaciones que captan los sentimientos del oyente (o lector) que se solidariza con la "mágoa" ('pena'), en este caso, desasosegada y esperanzada a la vez. Es precisamente esa pregunta la que acaba de producir un efecto catártico en el oyente (en su época las cantigas se interpretaban con canto y acompañamiento musical) prendido en la reiteración ominosa con efectos continuos de repeticiones de sintagmas (en las dos primeras estrofas la amenaza del mar profundo, en las dos del medio el desamparo de la protagonista sin salvación ya que no hay auxilio para ir a tierra firme, y en las dos últimaas la presencia de la muerte) Sólo la pregunta esperanzada del refrán abre una puerta a la esperanza de la salvación por el posible encuentro amatorio.
62

ediciones