Abrir menú principal

Cambios

2 bytes eliminados, hace 1 año
m
Revertidos los cambios de 81.47.60.241 (disc.) a la última edición de InternetArchiveBot
La ''[[Teogonía]]'' de [[Hesíodo]] cuenta<ref>[[Hesíodo]], ''[[Teogonía]]'' 116 y sig.</ref> cómo, tras el [[Caos (mitología)|Caos]], surgió Gea «la de amplio pecho», la eterna fundación de los [[dioses olímpicos|dioses del Olimpo]]. De su propio ser, «sin mediar el grato comercio», trajo a [[Urano (mitología)|Urano]], el cielo estrellado, su igual, para cubrirla a ella y a las colinas, y también a [[Ponto (mitología)|Ponto]], la infructuosa profundidad del mar. Pero tras esto, como cuenta Hesíodo:
 
{{cita|Acostada con Urano, alumbró a [[Océano (mitología)|Océano]] de profundas corrientes, a [[Ceo]], a [[CríosCrío]], a [[Hiperión]], a [[Jápeto]], a [[Tea]], a [[Rea]], a [[Temis (mitología)|Temis]], a [[Mnemósine]], a [[Febe (mitología)|Febe]] de áurea corona y a la amable [[Tetis (titánide)|Tetis]]. Después de ellos nació el más joven, [[CronosCrono]], de mente retorcida, el más terrible de los hijos y se llenó de un intenso odio hacia su padre.}}
 
Hesíodo menciona que Gea concibió más descendencia con Urano. Primero, los [[Cíclopes]], gigantes de un solo ojo constructores de murallas, a los que posteriormente se les dieron nombres: [[Brontes]] (‘el que truena’), [[Estéropes]] (‘el que da el rayo’) y [[Arges]] (‘el que brilla’): «El vigor, la fuerza y los recursos presidían sus actos.» Luego añade los tres terribles hijos de cien manos de la Tierra y el Cielo, los [[Hecatónquiros]], [[Coto (mitología)|Coto]], [[Briareo]] y [[Giges]], cada uno con cincuenta cabezas.
312 094

ediciones