Abrir menú principal

Cambios

m
Pese a que las reparaciones eran por montos muy elevados para la época (implicando varios miles de millones de [[marco alemán|marcos alemanes]]), no abarcaban a todos los ingresos del gobierno alemán y se habían discutido plazos y montos de pago. No obstante, la República de Weimar había heredado la moneda depreciada del [[Imperio Alemán|gobierno imperial]] y también carecía de reservas de oro suficientes, por lo cual se siguió usando el Papiermark como dinero sin respaldo.
 
El Papiermark, pese a la exigencia de las reparaciones, mantenía un tipo de cambio relativamente estable en los 60 marcos por cada [[dólar estadounidense]] durante la primera mitad de 1921.<ref>Laursen and Pedersen, pág. 134</ref> Sin embargo, el ''ultimátum de [[Londres]]'' por las [[Reparaciones de guerra de la Primera Guerra Mundial|reparaciones de guerra]] de mayo de [[1921]] demandó un total de 2.000.000.000 de marcos de oro anuales, una suma elevadísima y sin precedentes que representaba más del 26&nbsp;% del valor de las exportaciones alemanas. El primer pago se realizó en agosto de [[1921]].<ref>''The Great Inflation'', William Guttmann, Gordon & Cremonesi, London, 1975, pág. 21-26.</ref>
 
La fuga de marcos de oro (la parte de la emisión monetaria que sí tenía respaldo en oro del gobierno alemán) causó un severo daño a la [[economía]], en tanto la República de Weimar debía utilizar papel moneda impreso apresuradamente para cubrir sus demás actividades, y parte de la riqueza generada por la economía local era absorbida por la urgencia de pagar ''reparaciones de guerra''. No obstante, el costo real de estas reparaciones sólo ascendía a un tercio del [[Déficit presupuestario|déficit]] nacional total de Alemania, por lo cual el gobierno germano recurrió a la emisión de papel moneda principalmente para afrontar sus propias necesidades internas. Al aumentar desmesuradamente el flujo de [[dinero]] circulante entre la población, éste empezó inevitablemente a devaluarse.