Diferencia entre revisiones de «Jaime Yankelevich»

37 bytes añadidos ,  hace 2 años
sin resumen de edición
Etiquetas: Edición desde móvil Edición vía web móvil Edición visual
== Biografía ==
 
Jaime Yankelevich fue el propietario de Casa Yankelevich, una empresa ubicada en el barrio [[Porteño (de Buenos Aires)|porteño]] de [[Constitución (Buenos Aires)|Constitución]], que desde los [[años 1920]] se dedicó a la importación y armado de radios, cuando recién comenzaba a difundirse aquel medio de comunicación.
 
En 1924, Yankelevich adquirió la recientemente creada [[LR3 Radio Belgrano|"LR3"]] (por ser la tercera estación de radio en el dial) y fue el primero en utilizar contratos artísticos para la radio, en la que los artistas recibían un salario a cambio de la exclusividad de su trabajo. Esta práctica convirtió a la recién bautizada "Radio Belgrano" en el empleador más codiciado de la radio argentina y durante la década de 1930 disfrutó de los niveles más altos de audiencia a nivel nacional. Nuevas adquisiciones permitieron a Yankelevich formar la "Cadena Radio Belgrano" en 1937, la primera de Argentina. Hacia el final de esa década, la estación fue pionera, a nivel nacional, en realizar trasmisiones hasta altas horas de la noche (late-night).
En 1943 se produce un nuevo Golpe de Estado y Yankelevich se muestra opositor al nuevo gobierno, en especial con su figura más reconocible, el entonces coronel [[Juan D. Perón]], quien terminó siendo elegido Presidente de la Nación en 1946.
 
En julio de 1947 cuando la cadena nacional transmitía un discurso de Perón despidiendo a su esposa en el puerto, un tercero interfirió la emisión de Radio Belgrano por lo que fue clausurada por tiempo indeterminado. Yankelevich se vio entonces obligado vender la emisora, la dirección general de la cadena continuó en sus manos,<ref name="luna1">Félix Luna: Perón y su tiempo. I. La Argentina era una fiesta pág. 136. Buenos Aires 1984. Editorial Sudamericana. ISBN 950-07-0226-6</ref> hasta 1952 en que falleció.<ref name="Arribá">Arribá, Sergio: '' El Peronismo y la Política de Radiodifusión (1946-1955)'' pág. 86, en Mucho ruido, pocas leyes (Guillermo Mastrini, editor), 2° ed. 2009 Editorial La Crujía ISBN 978-987-1004-87-4 </ref> Yankelevich había pedido seis millones y obtuvo más o menos la mitad.<ref name="diasderadio">Carlos Ulanovsky, Marta Merrin, Juan José Panno y Gabriela Tijman: Días de radio. Historia de la Radio Argentina pág. 161. Editorial Espasa.Calpe Argentina S.A. Buenos Aires 1995 ISBN 950-852-095-7</ref>
 
Mientras tanto, una tragedia personal motiva a Yankelevich para ser pionero en otro medio, entonces inexistente en [[Argentina]]. La muerte en 1949 de su hijo Miguel, que profesaba fascinación por el crecimiento de la [[televisión]] en los Estados Unidos, llevó a que su padre se pusiera en campaña para importar el equipo necesario para su introducción en el país. Yankelevich presentó el proyecto al Ministro de Comunicaciones de Perón, [[Oscar Nicolini]], postulando la siguiente frase:
Usuario anónimo