Abrir menú principal

Cambios

4 bytes añadidos ,  hace 1 año
sin resumen de edición
El cronista [[Pedro Cieza de León]] en su obra ''Crónica del Perú'', escribió que en Huamanga había muchas palomas silvestres, causa por la cual aquellas regiones eran visitadas frecuentemente pos halcones ''(Falco peregrinus)'', muy aficionados a alimentarse de aves de mediano tamaño como patos, gallinas y pollos.<ref name=":12" />
 
Tradicionalmente, el [[Gentilicio#Hipocor.ADstico|hipocorístico]] de los ayacuchanos o huamanguinos es ''wallpa sua'', «ladrón de gallinas»,<ref>{{Cita web |url=https://www.scribd.com/doc/112380031/Julio-Nishikawa-A-Misterios-de-Ayacucho |título=Misterios de Ayacucho |autor=Julio Nishikawa |fechaacceso=fecha de acceso 3 de abril de 2015|cita = (en quechua) [...] Dicen, que cuando se fundó Huamanga en el siglo XVI, se asentaron muchísimos españoles de las distintas clases y estirpes en la ciudad. Además de gente de abolengo, habían también otros aventureros y gente sin escúpulos reclutados de la península. Con el tiempo estos alcanzaron riqueza y posición social y algunos llegaron a formar parte de la aristocracia local. Se había transformado en personas supuestamente honorables.
 
[...]Pero hay un dicho: «gallina que come huevo aunque le quemen el pico». Pues a esta casta de hombres, nada podía quitarle la manía de difrutar de lo ajeno. [...] Entre ellos, un tal Negro Ruiz, decía que ''gallina robada sabía más sabrosa'' y él mismo se encargada de hurtos. Este verenable ''wallpa sua'' murió ahogado al caer en su propia letrina persiguiendo a una atlética gallina de los Toledo. Bueno, y como el mal ejemplo cunde, el robo de gallinas se puso en boga por toda la colonia y después de ella. [...] Desde ese entonces, todo huamanguino lleva de apellido la imborrable etiqueta de «roba gallina».|''Wallpa sua'', en «Misterios de Ayacucho», página 140, de Julio Nishikawa.}}</ref>
65 516

ediciones