Abrir menú principal

Cambios

m
 
[[Archivo:NGC7293 (2004).jpg|thumb|250px|La [[nebulosa de la Hélice]]. <small>''Crédito: NASA, ESA, y C. R. O'Dell''.</small>]]
Una vez comenzada la [[evolución estelar|fase]] de nebulosa planetaria, los gases expulsados viajan a velocidades de varios kilómetros por segundo respecto de la estrella central. ÉstaEsta se convierte en el [[remanente estelar|remanente]] ([[enana blanca]]) de la estrella [[gigante roja]] anterior, y está formada por [[carbono]] y [[oxígeno]] con sus [[electrón|electrones]] [[materia degenerada|degenerados]], con escaso [[hidrógeno]], ya que la mayor parte fue expulsado en la fase anterior de [[rama asintótica gigante]].
 
A medida que el gas se expande, la estrella central experimenta una evolución en dos etapas: primero, contrayéndose a la par que se calienta, quemándose el hidrógeno de la capa exterior al núcleo. En esta etapa la estrella central mantiene una [[luminosidad]] constante, alcanzando finalmente temperaturas de en torno a 100&nbsp;000&nbsp;K. En segundo lugar, la estrella sufre un proceso de enfriamiento cuando la capa de hidrógeno exterior se ha consumido, perdiendo además algo de masa. El remanente irradia su [[energía]] pero las reacciones de [[fusión nuclear|fusión]] dejan de producirse, ya que ha perdido mucha masa y la que le queda no es suficiente para alcanzar las [[temperatura]]s necesarias para desencadenar este tipo de procesos. La estrella se enfría de tal modo que la radiación ultravioleta irradiada no es lo suficientemente intensa como para ionizar el gas distante.
82 237

ediciones