Diferencia entre revisiones de «Madame Roland»

3 bytes eliminados ,  hace 2 años
 
== Matrimonio y actividad política ==
SeEn el año [[1781]] casó con Jean Marie Roland en el año [[1781]], con quien compartía la misma inteligencia y el mismo carácter, a pesar de que él era más de 20 años mayor que ella. Junto a él y a través de él, Roland ejercería una poderosa influencia en el devenir de [[Francia]].
 
En los primeros días de su matrimonio, Madame Roland escribió artículos políticos para el ''Courrier de Lyon''. Cuando la pareja se mudó de [[Lyon]] a París en el año 1791, ella empezó a desempeñar un papel político todavía más activo. Su [[salón literario|salón]] en la calle Guénégaud se convirtió en el punto de encuentro de personalidades como [[Jacques Pierre Brissot|Brissot]], [[Jérôme Pétion de Villeneuve|Pétion]], [[Maximilien Robespierre|Robespierre]] y de otros líderes del movimiento popular. Un invitado especialmente estimado era [[François Buzot]], por quien profesaba un [[amor platónico]]. Físicamente, de Madame RollandRoland se ha dicho que era atractiva, aunque no hermosa; sus ideas eran claras y con amplitud de miras, sus modales tranquilos y contaba con una aguda capacidad de observación. Era casi inevitable que se encontrase a sí misma en el centro de toda una serie de aspiraciones políticas y en la compañía de los hombres de progreso de mayor talento. Por aquel entonces, la ruptura entre los girondinos y la facción más radical de la [[Montaña (Revolución francesa)|Montaña]] todavía no había tenido lugar.
 
No obstante, la pareja comenzó a hacerse impopular cuando el señor Roland expuso públicamente los peores excesos de la Revolución. Madame Roland incluso llegó a acudir a la Asamblea para refutar las falsedades de un acusador, donde su tranquilidad y dignidad provocó entusiasmo. A pesar de ello, las acusaciones continuaron. En la mañana del [[1 de junio]] de 1793, fue arrestada e ingresada en la prisión de [[l'Abbaye]]. Su marido huyó entonces a [[Ruan]]. Después de ser liberada durante una hora, fue arrestada de nuevo y trasladada a [[Sainte-PelagiePélagie]]. Finalmente, acabó recluida en [[La Conciergerie (París)]]. En prisión, fue respetada por los guardias y se le permitió el privilegio de poder escribir y de recibir visitas ocasionales de sus amigos. Allí escribió su ''Appel à l'impartiale postérité'', unas memorias que muestran una extraña alternancia entre el autoelogio y el patriotismo, entre lo banal y lo sublime.
 
El 8 de noviembre de 1793 fue conducida a la guillotina. Antes de colocar su cabeza en el cepo, se inclinó ante la estatua de arcilla de la Libertad situada en la Plaza de la Revolución (actual [[Plaza de la Concordia]]) y pronunció la famosa cita por la que es recordada:
Usuario anónimo