Diferencia entre revisiones de «Anastasia Mijáilovna Románova»

Etiquetas: Edición desde móvil Edición vía web móvil
Etiquetas: Edición desde móvil Edición vía web móvil
 
=== Gran duquesa de Mecklemburgo-Schwerin ===
 
Por la salud de su esposo pasaron grandes y frecuentes periodos en el sur de Italia y de Francia. Tras el nacimiento de su segundo hijo, su suegro murió y su esposo se convirtió en gran duque soberano. La opinión pública no aceptaba que los grandes duques soberanos vivieran en el extranjero y les fue acordado vivir 5 meses en Schwerin y 7 en el extranjero. Tras el nacimiento de su última hija, Cecilia, se establecieron definitivamente en Cannes, al sur de Francia.
[[File:Anasztaszija MihajlovnaRomanova.jpg|thumb|200px|left|Anastasia Mijáilovna como gran duquesa de Meclemburgo-Schwerin.]]
 
Anastasia y su esposo se encontraban en [[Palermo]] cuando falleció su suegro el 15 de abril de 1883. Federico Francisco estaba demasiado enfermo para asistir al funeral de su padre. Tan pronto como se recuperó, él y Anastasia regresaron a Schwerin con sus hijos. Su marido ascendió al trono como gran duque Federico Francisco III de Mecklemburgo-Schwerin. Al principio, Anastasia disfrutó de su nueva posición como esposa del gran duque reinante y se instaló en suntuosos apartamentos en el [[palacio de Schwerin]]. <ref name = "Beeche 76">Beeche, Arturo, ''The Grand Duchesses'', p. 76.</ref> Sin embargo, poco después quiso volver a Italia o Francia. La población de Mecklenburg-Schwerin no quería que su soberano viviera en el extranjero, y Anastasia fue fuertemente criticada. Se llegó a un acuerdo, y el gran duque y su esposa vivirían en Schwerin durante cinco meses al año y podrían quedarse donde quisieran durante el resto del año, con la condición de que sus hijos nacieran en Schwerin. <ref name = "Mateos 13" /> Su hija menor, [[Cecilia de Mecklemburgo-Schwerin|Cecilia]] nació en Schwerin en 1886. Mientras estaba en el gran ducado, Anastasia Mikhailovna pasó el menor tiempo posible en el palacil de Schwerin en verano, prefiriendo su residencia en Gelbensande, un pabellón de caza construido en 1886 al estilo de una casa de campo inglesa cerca de Rostock y el [[Mar Báltico]].<ref name = " Zeepvat 5">Zeepvat, ''The Other Anastasia'', p. 5</ref> Allí la pareja llevó una vida sencilla y Federico Francisco pasaba la mayor parte del tiempo cazando, mientras que Anastasia y los niños montaban a caballo, visitaban a los lugareños o disfrutaban de la playa y el bosque circundante.<ref name = " Zeepvat 5">Zeepvat, ''The Other Anastasia'', p. 5</ref> La gran duquesa celebraba sus cumpleaños en Gelbensande y su padre y sus hermanos iban a cazar. En los inviernos, la familia se mudaba a [[Cannes]], donde celebraban la Navidad. <ref name = " Zeepvat 5">Zeepvat, ''The Other Anastasia'', p. 5</ref>
 
Entre 1887 y 1889, su esposo ordenó la construcción de la Villa Wenden, un gran palacio de estilo italiano situado en la ladera de una montaña que dominaba la bahía de Cannes, y fue un regalo para Anastasia. Pasaban allí todos los años desde noviembre hasta mayo, parando en [[París]] en su camino de regreso a [[Alemania]] <ref name = "Beeche 76" />
 
La gran duquesa Anastasia crió a sus hijos con sencillez y más libertad de la que recibió ella padres, y manteniendo una relación más cercana. Ella hablaba en francés con su esposo e inglés con sus hijos. <ref name = "Beeche 77">Beeche, Arturo,'' The Grand Duchesses'', p. 77.</ref> Era una gran jugadora de tenis, con su propia cancha de tenis en Villa Wenden. Le encantaba la música italiana, particularmente las óperas de Puccini y el teatro. Ella frecuentaba los hogares de muchos otros miembros de la realeza europea que se quedaban en la Riviera; sus padres y hermanos también eran visitantes frecuentes. Su madre murió de un ataque al corazón en 1891, y Anastasia permaneció muy cerca de su padre y sus hermanos, particularmente los dos mayores, Nicolás y Miguel. Pasó los ingresos del gran duque y su propia dote, por lo que fue muy criticada. Le gustaba la sociedad y se convirtió en una visitante frecuente de las mesas de juego de [[Monte Carlo]], perdiendo una gran suma de dinero en el casino; pero a pesar de sus extravagancias, nunca perdió el afecto de su marido. <ref name = "Mateos 14">Mateos Sainz de Medrano, Ricardo, ''A Child of The Caucasus'', p. 14.</ref>
 
=== El escándalo ===
478

ediciones