Abrir menú principal

Cambios

→‎Aspecto político: faltaba dilucidar la metáfora
=== Aspecto político ===
Como en ese entonces al elegirse Presidente no se elegía simultáneamente a los representantes al Congreso, sino que éste se renovaba cada dos años por tercios, Billinghurst se encontró con un Congreso que tenía una mayoría leguíista y civilista que le era hostil. Una serie de choques entre la mayoría del Congreso y el Gobierno dieron por resultado la prisión del expresidente Augusto B. Leguía, acusado de conspiración (julio de 1913). Este fue sometido a juicio militar y poco después fue enviado al destierro a [[Panamá]] donde publicó un manifiesto al país. De allí pasó a Estados Unidos y luego a Inglaterra. Regresaría en 1919, para lanzar nuevamente su candidatura a la presidencia, que daría origen al llamado [[Oncenio]].{{harvnp|Basadre Grohmann|2005|p=66}}
[[Archivo:Rafael Villanueva y Billinghurst.jpg|thumb|right|Caricatura de la Revista ''[[Variedades (revista)|Variedades]]'', Nº 282, que representa a [[Rafael Villanueva Cortez]], Presidente del Senado, junto al presidente Billinghurst. Éste, que entonces sufría la oposición enconada del Congreso, amenaza a Villanueva y le dice que el cartucho de dinamita que le habían colocado en su casa era solo un ''cohetecillo chino, comparado con este petardito que tengo a prevención que sigan ustedes esterilizando la labor de mi gobierno''. Aludía a la disolución del Congreso y la convocatoria a una Asamblea Constituyente.]]
Billinghurst, de temperamento violento y de lenguaje mordaz e incluso hasta soez, no logró concertar alianzas políticas. Ni los demócratas, sus anteriores correligionarios, le apoyaron, ni el mismo Piérola, que era su amigo de larga data. Solo quedaron a su lado sus propios partidarios y aquellos que simpatizaban con su política a favor de la clase trabajadora. Entre sus cercanos colaboradores destacaba el jurista [[Mariano H. Cornejo]]. Por el contrario, sus opositores eran políticos experimentados, forjados en el civilismo y respaldados por el poder económico.{{harvnp|Guerra|1984|p=178}}