Diferencia entre revisiones de «Asamblea Regional de Murcia»

(→‎Disturbios e incendio en 1992: Error de concordancia)
Etiquetas: Edición desde móvil Edición vía web móvil
Etiquetas: Edición desde móvil Edición vía web móvil
En [[1992]], bajo la presidencia de [[Carlos Collado]] y con [[Miguel Navarro]] de presidente de la Asamblea, la [[Región de Murcia]] sufría una de las crisis económicas más graves de su historia. Esta crisis era mayor aún, en [[Cartagena (España)|Cartagena]], principal eje industrial de la [[Región de Murcia|Región]]. Se anunciaron cierres como el de Peñarroya o Coca-Cola, el cese de la actividad en la [[Sierra minera de Cartagena-La Unión]] y despidos en [[Repsol]], [[Campsa]], [[Bazán]]... Las protestas y huelgas fueron numerosas ante lo que los trabajadores consideraban como pasividad e incompetencia de la clase política.
 
El [[3 de febrero]] más de 2.000 trabajadores indignados se concentraron en los alrededores de la Asamblea, protestando por la situación, el día en que Carlos Collado tenía que comparecer ante la Asamblea por el caso de los terrenos de Casagrande. Ante el enardecimiento de los manifestantes y su gran número, se ordenó a la policía que cargue contra ellos, pese a que seguían comportándose de forma pacífica. Este hecho motivó que la situación se agravase y se desatase el caos. La policía empezó a disparar [[balas de goma|pelotas de goma]] y los manifestantes a tirar objetos contra ellos. Una lluvia de piedras se lanzaron a la policía y a la Asamblea. Varias de estas piedras rompieron las ventanas de la misma.
 
Fue necesario instalar una enfermería de campaña, en el interior de la Asamblea. Toda la acción fue coordinada por un militante del PSOE de Cartagena, José García Denia (DUE) que se encontraba en el interior del salón de plenos, cuando comenzaron los altercados. Se utilizaron los medios materiales existentes en el botiquín de la Asamblea, y otros que fueron aportados por las fuerzas de orden público. Allí fueron atendidas unas 20 personas, entre policías y algún manifestante. Se atendieron, pequeñas heridas, contusiones, estados de ansiedad y algún herido de mayor importancia, que fue trasladado al cercano Hospital Santa María de Rosell. En algún momento se contó con la ayuda del diputado regional del PP, Andrés Martínez Cachá.
2292

ediciones