Diferencia entre revisiones de «Protágoras (diálogo)»

m
Revertidos los cambios de 201.160.137.88 (disc.) a la última edición de SeroBOT
m (Revertidos los cambios de 201.160.137.88 (disc.) a la última edición de SeroBOT)
Etiqueta: Reversión
Sócrates dialoga con un amigo, cuyo nombre no aparece. Este, conocedor de su afición por [[Alcibíades]], le pregunta por él. La respuesta es que se acababan de ver, pero que apenas pudo prestarle atención, porque había conocido a un extranjero más hermoso. Asombrado de la respuesta, el amigo pide más detalles. Sócrates le explica que la sabiduría es superior a la belleza, y en este caso, su nuevo conocido, [[Protágoras]], supera al bello Alcibíades. A continuación le cuenta cómo le conoció.
 
== El monodiálogo ==
 
El texto de [[Platón]] denominado ''Protágoras'' relata un diálogo que tiene [[Sócrates]] con el sofista Protágoras y que gira en torno a la pregunta de qué es la virtud y si esta es, o no, enseñable. La narración comienza cuando Sócrates, quien va saliendo de la casa de Alcibíades, se encuentra a un amigo quien le pregunta de dónde viene y qué ha hecho. Sócrates le contesta que, aunque viene de la casa de Alcibíades, casi no le ha puesto atención ya que se ha encontrado con alguien mucho más sabio, y, por lo tanto, bello: Protágoras, con quien ha tenido una conversación. Asombrado, el amigo le pide a Sócrates que le relate en detalle lo sucedido.
la justicia, la sensatez y la piedad” (Platón, 329c 9). Protágoras contesta hábilmente que la virtud es una sola, y a justicia, sensatez, piedad, etc., no son sino sus partes Sócrates entonces le empieza a preguntar breve y rápidamente sobre la naturaleza de estas partes de la virtud y sus contrarios, y astutamente hace que Protágoras se contradiga en sus propias afirmaciones. Ante esto Protágoras le responde elocuentemente y solucionando las dudas, no obstante, Sócrates afirma que su falta de memoria lo hace perderse en largos discursos y le pide a Protágoras que sigan dialogando en preguntas y respuestas breves. Protágoras le responde que él debería de poder dialogar de la manera que plazca y entonces Sócrates se dispone a irse.
 
Después de que Calias, Alcibíades, Critias y Pródico intervinieran y les pidieran tanto a Sócrates como a Protágoras que no destruyeran aquel hermoso diálogo, este último accedió a ser quién hiciese las preguntas y Sócrates a contestar de manera breve. Protágoras le pregunta entonces a Sócrates que piensa sobre una oda de Simónides, ¿y si no le parece que haya ahí una contradicción? Sócrates entonces, confundido, le pide ayuda a Pródico para que le ayude a responder la cuestión que le planteó el sofista y poco a poco responden a la pregunta de Protágoras y defienden al poeta. Después de terminar su disertación, acuerdo que esta vez Sócrates interrogaría a Protágoras y así, Sócrates le pide al sofista dejar de lado los poemas y concentrarse en el problema de la virtud. De esta manera Sócrates y Protágora dialogan sobre la virtud hasta que cada uno termina contradiciendo sus ideas iniciales: Sócrates reconoce que la virtud es una ciencia y que, por lo tanto, puede ser enseñada, mientras Protágoras termina afirmando que la virtud es todo menos ciencia.
 
== Bibliografía ==