Diferencia entre revisiones de «Mario & Luigi: Compañeros en el tiempo»

Una vez de vuelta en el presente, Mario y compañía aprenden un nuevo movimiento de los Toadsworths que permite a Mario convertirse en bola. De ese modo, pueden llegar a un portal que se encuentra en lo alto de unas escaleras del castillo, que les lleva a las Dunas Pasteleras del pasado. Nada más llegar en él, se encuentran con un gran coliseo, el Kooliseo, pero en el momento en que intentan entrar en él, un gran grupo de Shroobs aparecen para vigilar, pero los hermanos logran esconderse. En ese momento, se vuelven a encuentran con Kylie Koopa, que también se encuentra investigando. Ésta les dice que existe una conexión mística entre las cuatro estatuas de Dry Bones que hay en el desierto. De ese modo, los cuatro fontaneros recorren el desierto para activar las cuatro estatuas y una vez que se encuentran conectadas, aparece una puerta secreta en lo alto del Pasteliseo, lo que les permite entrar en él sin ser vistos.
 
Los cuatro aventureros van a parar en la arena del PasteliseoKooliseo y se dan cuenta de que la Princesa Shroob está celebrando la conquista del Reino Champiñón con miles de Shroobs que se encuentran en las gradas. También ven que la Princesa Peach se encuentra atada en una plataforma sobre una tubería. De la tubería, aparece Petey Piranha y se acaba tragando a la princesa, mientras que Kylie Koopa es capturada. Estando aún sorprendidos, la Princesa Shroob saca a la arena un monstruo alienígena para acabar con los cuatro: un Shroob Glotón. Sin embargo, los fontaneros acaban derrotando al monstruo, lo que hace enfurecer a la Princesa Shroob. Algunos Shroobs bajan al escenario y hacen abrir una trampilla, lo que hace caer a Mario y compañía abajo.
 
Una vez abajo, se encuentran en las Cuevas Pasteleras. Una vez recorren un trecho de las cuevas, se encuentran con una tienda de Monty Moles. Tras comprar un poco, siguen explorando las cuevas buscando una salida. Tras un rato, se encuentran con Kylie Koopa atada en un saliente mientras Petey Piranha se encuentra abajo. Unos Shroobs contemplan la escena. Kylie pide ayuda a los hermanos, pero es devorada por Petey Piranha antes de que los fontaneros puedan hacer algo. Mario y compañía no tienen otra elección que continuar, y tras recorrer más salas, atacados por Petey Piranha. Tras una larga batalla, logran derrotarla y se encuentran con Kylie Koopa y con otro fragmento de la Estrella Cobalto. Mientras los protagonistas continúan por los subterráneos, Kylie les cuenta que le pareció ver una cara en el fragmento, aunque los hermanos no le dan importancia a eso.