Difference between revisions of "Construcción de nación"

 
== Los elementos del modelo de «construcción nacional» ==
Sobre la naturaleza y el origen de la [[nación]], lo que implica una determinada definición de la misma, existen dos paradigmas contrapuestos y excluyentes: el ''modernista'' o ''constructivista'', que define la nación como una comunidad humana que detenta la [[soberanía nacional|soberanía]] sobre un determinado territorio por lo que antes de la aparición de los [[nacionalismo]]s en la [[Edad Contemporánea]] no habrían existido las naciones —la nación sería una «invención» de los nacionalismos—; y el ''perennialista'' o ''primordialista'' que define la nación sin tener en cuenta la cuestión de la soberanía y que defiende, por tanto, que las naciones existieron antes que los nacionalismos, hundiendo sus raíces en tiempos remotos —así sería la nación la que crea el nacionalismo y no a la inversa—.{{Harvnp|Smith|2008|pp=34-38; 55}}{{Harvnp|Smith|2000|pp=60-62}}
 
El modelo de ''nation-building'' o «construcción nacional» forma parte del paradigma ''modernista''. Nació en la década de 1960 y se basó en las siguientes afirmaciones, según [[Anthony D. Smith]]: {{Harvnp|Smith|2000|pp=53-54; 57-58}}
{{cita|1.Las naciones eran esencialmente comunidades políticas territoriales. Constituían comunidades soberanas limitadas y cohesionadas de ciudadanos legalmente iguales que se unieron a los Estados modernos para dar lugar a lo que denominamos "[[Estado-nación|Estados nación unitarios]]".<br>2.Las naciones constituyen el primer vínculo político y a ellas se debía la lealtad básica de sus miembros. Otro tipo de vínculo —[[género (ciencias sociales)|género]], región, familia, clase y religión— debía pasar a un segundo plano ante la lealtad global de los ciudadanos a este o aquel Estado-nación. A su vez esto era deseable porque dotaba de forma y sustancia a los ideales de la participación cívica democrática.<br>3.Las naciones eran los principales actores políticos en el ámbito internacional.(…)<br>4.Las naciones habían sido construidas por sus ciudadanos, especialmente por sus líderes y elites y se habían creado con ayuda de una gran variedad de procesos e instituciones. La clave que proporcionaba el éxito a las naciones era la institucionalización equilibrada y comprehensiva de "roles", expectativas y valores, y la creación de una infraestructura de comunicación social: transporte, burocracia, lengua, educación, medios de comunicación de masas, partidos políticos, etcétera.<br>5.Las naciones constituían el único marco, vehículo y beneficiario de la evolución social y política, el único instrumento que permitía cubrir las necesidades de todos los ciudadanos mediante la producción y la distribución de recursos y la única forma de asegurar el desarrollo sostenido. Esto era así porque solo la lealtad nacional y la ideología nacionalista eran capaces de movilizar a las masas para obtener de ellas el compromiso, la dedicación y el autosacrificio necesarios para la [[modernización]], con todas sus tensiones y dislocaciones.}}