Abrir menú principal

Cambios

8 bytes eliminados ,  hace 7 meses
Cuando Polonia recuperó su independencia tras la Primera Guerra mundial, con acceso al mar como habían prometido los [[Aliados de la Primera Guerra Mundial|Aliados]], en base a los [[Catorce Puntos]] de Woodrow Wilson (el decimotercer punto pedía "un Estado polaco independiente", "el cual tendría que tener asegurado un acceso libre y seguro al mar"), los polacos tembién esperaban que el puerto de la ciudad pasara a ser parte de Polonia.
 
Sin embargo, al final - dado que los alemanes eran mayoría en la ciudad (85%), y los polacos minoría (15%) (en el censo de 1923, 7.896 personas de 335.921 declaraban al polaco, el casubio [[Idioma casubio|casubio]] o masurio como su lengua materna)<ref>{{cite book|title=Ergebnisse der Volks- und Berufszählung vom 1. November 1923 in der Freien Stadt Danzig|publisher=Verlag des Statistischen Landesamtes der Freien Stadt Danzig|year=1926|language=German}}. Polish estimates of the Polish minority during the interwar era, however, range from 37,000 to 100,000 (9%–34%). Studia historica Slavo-Germanica, Tomy 18–20page 220 Uniwersytet Adama Mickiewicza w Poznaniu. Instytut Historii Wydawnictwo Naukowe imienia. Adama Mickiewicza, 1994.</ref> - la ciudad no fue entregada a Polonia. En cambio, de acuerdo con los términos del [[Tratado de Versailles]], la ciudad pasa a ser la Ciudad Libre de Dánzig (en alemán: Freie Stadt Danzig), un Estado semiautónomo bajo el auspicio de la [[Liga de Naciones]] con sus relaciones exteriores en gran parte bajo control polaco, aunque sin ningún referendum que legitimase la pérdida de la ciudad por parte de Alemania. Los derechos de Polonia también incluyeron el libre uso del puerto, una oficina de correos polaca, un cuartel polaco en el distrito de Westerplatte, y un acuerdo aduanero con Polonia. Esto condujo a una tensión considerable entre la ciudad y la [[Segunda República Polaca|República de Polonia]]. La Ciudad Libre tuvo su propia Constitución, himno nacional, Parlamento (''Volkstag''), y gobierno (''Senat''). Expedía sus sellos propios, así como su moneda, el ''gulden de Dánzig''.
 
A principios de la década de los treinta, el [[partido Nazi]] local aprovechó el sentimiento pro-alemán en la ciudad alcanzando en 1933 el 50% de votos en el Parlamento, consiguiendo después el gobierno de la ciudad, bajo el mandato del [[gauleiter]] Albert Forster, el cual era todavía en teoría supervisado por el Alto Comisariado de la Liga de Naciones. El gobierno alemán reclamó oficialmente el regreso de Dánzig a Alemania junto con una carretera a través del área del [[Corredor polaco]] conectarla por tierra con resto de Alemania. Hitler utilizó el asunto del estado de la ciudad como pretexto para atacar Polonia.